Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN POSTALES LUNES, 16 DE JULIO DE 2018 abc. es opinion ABC A LOS CUATRO VIENTOS Reforma del Templo Romano Autonómicas JOSÉ MARÍA CARRASCAL UN PP A LA INTEMPERIE Mientras las cosas iban bien, hubo convivencia. Pero al ir mal, las diferencias crecen A Ley de Murphy dice que si algo puede ir mal, seguro que irá mal El PP se halla es esa situación tras haber pasado sin intermedios de gobernar a no tener quien le gobierne, con el resto aliados contra él, unos para quedarse con sus despojos, otros para darle la puntilla. Por si fuera poco, con un cisma, lo peor que puede ocurrir a un partido. Los jóvenes tienen tanta prisa en alcanzar el poder que no se percatan del daño que le infligen y los maduros, obsesionados con salvar los muebles, pueden perder el piso. ¿Le ocurrirá lo que a UCD que, tras esfuerzos titánicos para sacar adelante la Transición, se desintegró? Todo es posible, aunque las condiciones son otras. UCD no era un partido, era una coalición de personalidades políticas de distintas procedencias, conscientes de que, como no se pusieran de acuerdo, España se iba por la cañería. Así que dejaron a un lado su ideario para lograr un consenso que funcionó, pero que a la larga ha mostrado sus fallos. En cualquier caso, tras cumplir su papel, cada mochuelo a su olivo, y UCD desapareció. El PP es en bastantes aspectos su sucesor y, si no quiere correr la misma suerte, tiene que plantearse qué representa en el escenario político español. El centro derecha suele decirse. Pero centro puro los viejos liberales hay poco en España. Derechas, en cambio, hay un montón, desde la dura (lo que nos ha librado de tener un partido ultra y eurófobo) a la blanda, dispuesta a pactar incluso con los rivales. Mientras las cosas iban bien, hubo convivencia. Pero al ir mal, las diferencias crecen, los choques son a plena luz del día, con alguna puñalada trapera y, de seguir las cosas así, terminará pareciendo la casa de tócame Roque, Poco puedo decir al respecto, al no tener nadie vela en este entierro, pudiendo sólo exponer mi regla para apostar quién iba a perder las elecciones norteamericanas: el partido que hubiese mostrado más división al elegir candidato a presidente. Pura lógica: si no son capaces de gobernarse a sí mismos, ¿cómo van a gobernar el país? Aunque también hay que contar con que España es diferente, incluso en política, al faltarle políticos de altura, tan sólo de cabotaje, hasta las próximas elecciones. Y a veces, ni eso, por lo que es inútil recordarles que los grandes partidos no son hoy bloques ideológicos monolíticos, sino que tienen un ala derecha, un ala izquierda y un centro, que conviven, y les permite adaptarse a todas las circunstancias sin perder su identidad. Que, en el caso del PP, es el compromiso con España, Europa, la democracia y una economía tan social como de mercado. Ya que sus candidatos a la presidencia no han hecho lo que debían, una declaración conjunta de que apoyarán al ganador de las primarias, el único consejo que puedo dar a los compromisarios electores es que no voten al candidato a alabado por medios, personalidades y analistas críticos con el PP. O, mejor, que constaten a quién atacan más, y le voten. García cruza los dedos La segunda fase de reforma del Templo Romano de Córdoba arranca en estos días tras más de un año de restrasos (a los que habría que sumar los que ya detentó la primera fase) Es una de las actuaciones emblema del Plan de Grandes Ciudades Turísticas y supone una inversión de 340.000 euros. Este plan se le ha atragantado al responsable de Turismo del Ayuntamiento, Pedro García (IU) de modo que tanto el convento de Regina como una actuación en El Alcázar, siguen en el aire. Más le vale que no se estropee la que hoy da sus primeros pasos. Albert Rivera sitúa a sus hombres La irrupción en el primer plano político local del joven politólogo cordobés Fran Carrillo como cabeza de lista de Ciudadanos por Córdoba a las próximas elecciones autonómicas es un síntoma claro de que Albert Rivera quiere situar a sus hombres de confianza en la región. Las previsiones de subida electoral y hasta una posible entrada en el gobierno de la Junta hacen que la formación naranja empiece a tomar muy en serio su estrategia y su estructura, que hasta ahora ha respirado un aroma compartido con el PSOE y cierta rivalidad interna con la figura de Juan Marín. L Pedro García V. MERINO CARTAS AL DIRECTOR De aquellas varas, estas medidas Albert Rivera, de Ciudadanos, creyéndose el rey del mambo pues alucinaba como un niño viendo las luces de la victoria que le daban las encuestas, tras la sentencia del caso Gürtel, pronunció cinco frases que quedarán para la historia, no sólo para su historia personal, sino para la historia de Mariano Rajoy del PP, y para la historia de Pedro Sánchez del PSOE. Estas frases fueron: Hay un antes y un después en nuestra relación con el gobierno La legislatura está liquidada Los españoles se merecen un gobierno limpio que les garantice estabilidad política y económica Queremos elecciones anticipadas Dimita señor Rajoy Por ello, y para ello, el astuto Pedro Sánchez, aprovechando la debilidad del aturdido Mariano Rajoy, lanzó todos sus tentáculos oportunistas al conglomerado de partidos, que, como buenos cortijeros, deseaban arrimar el ascua a su sardina, y, por esa astucia mostrada, a sabiendas que cada uno quería sacar tajada del aturdimiento de Mariano Rajoy, de su gobierno y de sus diputados, vendió muy bien la burra con sigilo y sagacidad, ofreciéndole, a todos, el oro y el moro. Y así, ocurrió lo que ocurrió. El frente popular consiguió su felicidad al recibir sus migajas; el PP en la oposición y descom- puesto tras la huida de Mariano Rajoy; Ciudadanos, en la cuneta, obnubilados por su proeza; y Pedro Sánchez, sin ser diputado, gana la moción de censura, y es proclamado presidente del Gobierno de España, gobernando como un marajá en su palacio, aplicando las anacrónicas herencias de ZP. ¡Toma ya! Ahora, por aquello de aquellas varas, estas medidas, los que han ganado, celebrando sus victorias, y los perdedores, hundidos en la desesperación del fracaso. Perdedores a los que hay que decirle: ¡Ahí tenéis lo que hay y no os quejéis con ay! MANUEL LEÓN VEGA ESPEJO Recuerdos de nuestros caminos andados Y volver... Volver al lugar que la vio nacer, que la vio crecer. Y reír y volver a hacerlo. Y esta vez con otra sonrisa dibujada en la cara. Con otra melodía de vida. Y enamorarse, desenamorarse y volverse a enamorar. Y disfrutar, sobre todo, del enamoramiento continuo hacia uno mismo. Soñar, visualizar y después, construir la propia realidad. Aquella que fluye y se hace al actuar y caminar. Caminar, fluir y dejar huellas en el camino. Y no mirar nunca atrás y tan solo hacerlo para coger más impulso. Perderse en la felicidad de estar vivo, en familia y con amigos. Perderse y volverse a encontrar. Así es la vida. Y disfrutar de la propia respiración, del inhalar y del exhalar... ¡Y es que aquella persona anhelaba tanto el reencuentro con su tierra, la tierra de sus raíces! Anhelaba tanto el reencuentro con su familia, con sus gentes, con sus calles y recovecos... Deseaba, así, reencontrarse con el recuerdo que emanaba de su memoria. De aquellos recuerdos de infancia, adolescencia y juventud... Aquellos hechos o recuerdos que marcaron su hoy, mas, no lo definieron de forma completa. Pues, esa persona vivía en el ahora. En el hoy presente y consciente. En el hoy que estaba creando. En el hoy que siempre había deseado tener. Y volver... Convertirse en cenizas y volver a renacer. De todo lo menos bueno, se consigue sacar una buena lección. Añorar la tierra de sus raíces y disfrutar de la de ahora. La tierra que la vio crecer y la tierra que la estaba viendo madurar. Y volver... Pues después de la tormenta, llegó el vivo color a su vida. No todo es sufrimiento y de todo se suele salir. Desenamorarse y volverse a enamorar. De ningún desamor se muere uno. Acabar y volver a empezar. La vida se construye poco a poco. Y volver... Volver a pisar aquella tierra, que ni la distancia la hacía olvidar. Pues estaba lejos de todo aquello que quería, sí. Pero cada reencuentro que en ella hacía, la hacía vibrar de pura felicidad. ISABEL LEÓN CÓRDOBA Pueden dirigir sus cartas al director por correo ordinario a C San Álvaro, 8, 1 3. 14003 de Córdoba. E- mail a cartas. cordoba abc. es. ABC se reserva el derecho de reducir los textos cuyas dimensiones pasen el espacio fijado.