Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 DEPORTES Mundial Rusia 2018 Semifinales MIÉRCOLES, 11 DE JULIO DE 2018 abc. es deportes ABC Un finalista sin nueve Titular en los seis partidos, Olivier Giroud sigue sin estrenarse como goleador y acumula un solo tiro a puerta de catorce intentos JAVIER ASPRÓN Doce años ha tardado Francia en regresar a una final mundialista, y solo dos en repetir en el último partido de un gran torneo tras alcanzar también la final de la pasada Eurocopa. Al igual que le ocurre ahora a España, la selección gala también hubo de enfrentarse a una catarsis tras proclamarse campeona de forma consecutiva en el Mundial de 1998 y la Eurocopa de 2000. Desde entonces ha vivido en un tobogán constante, con sonrisas (otro subcampeonato mundial en 2006) y amargas lágrimas provocadas por las tempranas y sonoras eliminaciones de Corea 2002 y Sudáfrica 2010. Ahora, de la mano de Didier Deschamps, miembro destacado de aquella selección que levantó la Copa del Mundo en París, Francia volverá a jugar por el título con la garantía de contar con un grupo que parece haber alcanzado su plena madurez. Un equipo rocoso y muy físico en defensa y brillante en el ataque gracias a la descomunal calidad que atesoran sus dos referencias: Mbappé y Griezmann. A este grupo dirigido por el metódico Deschamps, que también ha resultado ser experto a balón parado, solo se le encuentra un lunar. La decisión de apartar a Benzema de la selección hace ya casi tres años por el escándalo sexual de Valbuena obligó a convocar un cásting en busca de un nuevo delantero centro. El ganador fue Olivier Giroud, hombre de referencia en la punta de ataque desde entonces, pero al que la cita de Rusia le ha venido grande. El nueve de Francia llegará a la fi- nal sin haberse estrenado como goleador pese a haber sido titular en los seis partidos disputados hasta ahora y de haber permanecido en el campo 500 minutos. Griezmann y Mbappé suman tres tantos cada uno. Las ganas y el empeño no se le pueden negar al de Chambery, que aún así presenta, posiblemente, los peores números de todo el campeonato para un hombre en su posición: un solo tiro a puerta en catorce intentos. Solo contra Bélgica fueron cinco sin que Courtois tuviera que inmutarse lo más mínimo por él. Giroud, que fue traspasado el pasado mes de enero al Chelsea después de media vida en el Arsenal, acabó la temporada en la Premier con apenas siete goles, y su presencia en el once siempre ha sido cuestionada en la opinión pública francesa. Deschamps, pese a todo, le considera una pieza clave por todo lo que facilita. Su posición centrada obliga a los zagueros rivales a fijar su posición, lo que libera la creatividad de Mbappé y Griezmann. Lloris, salvador Olivier Giroud se lamenta tras fallar una ocasión ante Bélgica AFP Final 15 de julio 17.00 h. FRANCIA Semifinal 10 de julio FRANCIA BÉLGICA 20.00 h. BÉLGICA 1 0 Semifinal 11 de julio CROACIA INGLATERRA 20.00 h. Todos los partidos en Telecinco Tercer y cuarto puesto 14 de julio 16.00 h. Si Giroud es la cruz de Francia, la cara la vuelve a poner Hugo Lloris. En un Mundial marcado por las pifias de los porteros, el guardameta francés reivindicó una vez más su figura y resultó fundamental para que su selección esté en la final del domingo. Una mano suya ya salvó a Francia en el partido de cuartos ante Uruguay, y ayer repitió por dos veces. En la primera mitad se estiró con decisión para enviar a saque de esquina un potente trallazo de Alderweireld que ya se cantaba gol, mientras que en la segunda, con Francia ya por delante, evitó el empate con una exhibición de reflejos ante otro fuerte disparo de Witsel. Lloris ha recibido en todo el Mundial cuatro goles, tres de ellos en el partido ante Argentina de octavos. Vinculado en el pasado a un posible traspaso a alguno de los grandes clubes europeos, el portero del Tottenham volverá a tener su cuota de protagonismo este verano cuando cualquiera hable de fichar un portero. HOY, EL SEGUNDO FINALISTA CRO VIDA CORLUKA SUBASIC LOVREN STRINIC MODRIC RAKITIC Croacia, ante el mestizaje inglés RODRIGO ERRASTI MOSCÚ Es la semifinal de la ilusión, del éxito casi inesperado de dos países que no arrancaban entre los favoritos. Están a un paso, en el estadio moscovita de Luzhniki, de superar una barrera histórica para ambos. Croacia mantiene su identidad clásica, la de ser un equipo ambicioso y sin miedo, pero también tiene un plan. Apuesta por la posesión y la circulación rápida de la pelota para atacar a selecciones estáticas (Rusia) pero su juego combinativo es fluido y preciso, lo que le permite golpear aprovechando los espacios. El acierto demostrado en la primera fase (ante Argentina, Nigeria o Islandia) les ha faltado desde octavos, aunque no desde los once metros. Ahí no les pudo la presión y, aferrados a Subasic, que ya es como el argentino Goycoechea el portero con más penaltis parados en tandas de penaltis de un Mundial, se presentaron en semifinales tras tumbar al anfitrión, su verdugo en el recordado torneo de 1998. Dalic tiene al equipo donde quería aunque con mayor desgaste que su rival. Y es que Inglaterra superó a Suecia sin necesidad de llegar a la prórroga, desatando la euforia en un país que no para de escuchar el legendario tema inglés de la Eurocopa 1996 Three Lions de Lightning Seeds. Cinco décadas de decepciones, de abuelos contando que vieron en directo a Bobby Moore, Gor- KRAMARIC REBIC MANDZUKIC STERLING DELE ALLI LINGARD KANE YOUNG TRIPPIER PERISIC HENDERSON MAGUIRE WALKER STONES PICKFORD ING 20.00 horas. Telecinco Estadio Luzhniki, Moscú don Banks, Bobby Charlton y compañía ganar un Mundial en 1966. Casi sin que nadie lo esperase, tras 28 años de ausencia en estas rondas, Southgate ha formado un equipo liderado por Harry Kane que transmite convicción, ilusión y firmeza. El cambio inglés, a todos los niveles, es evidente. Ya no sienten que los entrenadores extranjeros les hagan daño, y el 3- 5- 2 con el que Inglaterra ha actuado en Rusia es un esquema utilizado en la Premier por clubes como el Chelsea de Conte, el Tottenham de Pochettino o el City de Guardiola. Inglaterra, que apuesta por la posesión como eje sin olvidar sus tradicionales rápidas transiciones, incluso ha demostrado, en ocasiones, saber manejar el otro fútbol. Tras romper el techo después de seis torneos de fracasos, Inglaterra sueña. Pero delante está Croacia, que nunca tiene vértigo y ya les amargó hace una década.