Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 11 DE JULIO DE 2018 abc. es deportes DEPORTES 59 El Córdoba cerró ayer también los reconocimientos médicos con otros 13 jugadores que pasaron por el Hospital San Juan de Dios. En estos dos días, han pasado por allí los profesionales del primer equipo. Todavía quedan por incorporarse Pawel Kieszek y Bruno Montelongo, con retraso en sus viajes de regreso a Córdoba. Entre los citados, hay muchos futbolistas del filial. Entre ellos, Zelu, incorporación del Melilla. También Sebas Moyano, que el lunes renovó por tres cursos. En el trabajo de pretemporada, el Córdoba hará hoy el primer entrenamiento (ver despiece de esta información) a las órdenes de Francisco Rodríguez. De momento, el club ha confirmado también los dos primeros partidos de pretemporada. Serán el miércoles 18 ante el Zamora en el Ruta de la Plata y el sábado 21 ante el Celta de Vigo en Portonovo (Pontevedra) El horario todavía está por fijarse definitivamente. El equipo se irá el jueves 12 a los Los Ángeles de San Rafael, donde estará hasta el 20. Ese día viajará a Galicia, donde pernoctará dos noches para medirse al Celta el 21. El 22 vuelve a Córdoba y no se quedará en Portugal como estaba inicialmente previsto. Carlos González, anterior máximo accionista del Córdoba, con Jesús León el día que firmó la venta del club I. P. González no volverá al club pese al retraso en el pago Pretende cobrar la cantidad que se aplazó y requerir al Consejo a que convoque una Junta de Accionistas J. G. CÓRDOBA ción del técnico almeriense RAFAEL CARMONA La compraventa del Córdoba va camino de eternizarse. Es como el cuento de la haba. Aglomerados Córdoba, propiedad de Jesús León, ha incumplido el primer plazo de los cinco en los que se aplazó el pago a Azaveco, de Carlos González, por la adquisición del club, según han confirmado a ABC Córdoba también desde la parte vendedora. El expresidente del conjunto blanquiverde, pese al retraso de 10 días en el abono de los 2,5 millones de euros que estaban fijados para el pasado 1 de julio (era domingo y pasó formalmente al lunes 2 de julio) no volverá, en ningún caso, a la gestión, control o dirección del club blanquiverde. El único objetivo de la familia González, reconocen, es percibir las cantidades pactadas para el traspaso de la acciones de la SAD. Eso sí, ya han activado los mecanismos legales para garantizarse el pago. Además, en defensa de sus derechos habrían acudido ayer al notario para enviar, una vez esté listo, un requerimiento notarial al Consejo de Administración del Córdoba para instarle a que convoque una Junta de Accionistas para el cese de los consejeros y el nombramiento de los nuevos administradores. El club, por el contrario, aseguró ayer que ese requerimiento no había llegado. No tienen constancia del mismo. No quieren volver. Confirman que si se produce el pago del primer plazo pactado, aun con retraso, retirarán los movimientos jurídicos realizados cuando se produzca. Así quieren demostrar que el objetivo final no es volver, sino cobrar lo firmado, explican. De hecho, en el hipotético caso de que se mantuviese el impago del primer plazo y tuviesen que asumir el control, algo que también descartan en el club, sería solo un paso puente para volver a vender. Hay plena confianza de que no se llegará a ese punto. Tanto en las oficinas de El Arcángel como en Azaveco confirman que León y González mantuvieron una reunión la semana pasada para desatascar la situación, como avanzó ayer este periódico en su edición de papel y digital. La renegociación del contrato de compraventa está en marcha, aunque en la parte vendedora solo quieren cobrar lo pactado. Recalcan que ni siquiera un euro más ni menos de lo firmado, para evitar especulaciones de que aprovechen el retraso para sacar tajada. En la otra parte, en el club confían en que todo tiene una explicación lógica, que se realizará el abono de los 2,5 millones la semana que viene y que González no volverá. Para ello, los contactos seguirán la próxima semana. González (Azaveco) vendió el Córdoba a León (Aglomerados) por 9,5 millones de euros el pasado 19 de enero. Las dos partes, antes, habían firmado En el club Piden tranquilidad, aseguran que se pagará la semana que viene y que se explicará la situación un acuerdo privado el 20 de diciembre de 2017 para el traspaso del club por 8,5 millones. Ese día León pagó el primer millón. Ese pacto se rompió momentáneamente el 10 de enero de 2018 cuando iba a producirse la firma de la escritura pública en Madrid, pero no se devolvió el millón. Los González alegaron que no había garantías suficientes. Además, tampoco querían que Luis Oliver estuviese en la operación. El club, después de diez días más de negociación, se vendió el 19 de enero por un millón más de lo pactado inicialmente, 9,5 millones de euros. De hecho, González cobró otro millón (dos en total) Además, tuvo más avales personales del comprador. León consiguió aplazar el pago de los 7,5 millones restantes en 5 plazos: 1 de julio de 2018 (2,5 millones) 1 de enero de 2019 (0,5 millones) 1 de julio de 2019 (2 millones) 1 de enero de 2020 (0,5 millones) y 1 de julio de 2020 (2 millones) El retraso en el pago del primer plazo, según adelantó el lunes Iusport, ya tiene sus primeras consecuencias. Los González han activado los mecanismos jurídicos que les da el contrato de compraventa. El primero es la preparación de un requerimiento notarial para convocar una Junta para el cese del Consejo. Una opción que ya forzó que el club convocase una Junta de Accionistas el pasado 21 de abril para garantizarse la recuperación de las acciones en caso de impago. Ese punto lo aprobó León. El envío al Registro Mercantil de aquel pacto para su inscripción se hizo el 26 de junio, aseguran en la familia González. En el Córdoba, mientras, insisten en un mensaje de tranquilidad, que habrá solución la semana que viene y se explicará la situación.