Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 29 DE JUNIO DE 2018 abc. es espana ESPAÑA 37 El desafío secesionista Los CDR fracasaron ayer en su intento de boicotear el acto. Sólo unas decenas de radicales se manifestaron Gritos desde la distancia DANIEL TERCERO GERONA INÉS BAUCELLS Los Comités de Defensa de la República (CDR) fracasaron, ayer, en su intento de boicotear la presencia del Rey en Gerona. Apenas 150 personas en tres columnas se concentraron para protestar contra Don Felipe, en concreto, y España, en general. El fuerte y efectivo control policial desplegado por los Mossos d Esquadra y la lluvia pudieron más que las llamadas a participar en unas protestas que contaron, incluso, con el ánimo y el aliento de la alcaldesa gerundense, Marta Madrenas. Pasadas las 16.30 horas, las decenas de ultras que formaban las tres columnas (la más cercana al lugar al que llegaría una hora después el Rey estaba a dos kilómetros de distancia) iniciaron su marcha. Pero fue breve. El dispositivo policial impidió que pudieran caminar más de una decena de metros. Eso sí, no faltaron los cánticos independentistas: ¡Viva la república! y ¡Uno de octubre, nuestra dignidad! que se mezclaron con las críticas a los Mossos, por su actuación: No sois funcionarios, sois mercenarios Pero las consignas se quedaron en gritos desde la distancia. Fue la impotencia del fracaso por no poder llegar hasta Don Felipe. Los concentrados a las puertas del pabellón de Vilabrareix, por ejemplo, frenaron ante siete agentes de los antidisturbios de los Mossos, que se multiplicaron por dos en menos de un minuto. Los manifestantes no pasaron de cincuenta. Jugaron al ratón y al gato por los matorrales de la riera de Masrocs y antes de las 18.00 horas la columna quedó disuelta. En otro punto, el más caliente, en un polígono industrial, entre Aiguaviva y Vilabrareix, los ultras llegaron a los setenta efectivos. En su mayoría más jóvenes que los anteriores. Frente a ellos, unas sesenta personas ataviadas con banderas de España. Una contramanifestación. Una treintena llegó en autocar desde Barcelona, custodiado por los Mossos. No hubo incidentes. Pasadas las 18.30 horas, se puso fin a la contramanifestación. La lluvia se hizo más intensa. Y los convocados por los CDR se fueron disolviendo como un azucarillo. La primera tormenta de verano. nQ ZT W P ã STQ S QPTUb J PObU Zb U baZOb ZÊU k UZTQ kNZO J QË ZV U UOT J vU WNJ MN WTP U WbP ONQZPOb PbWZ b P r- Wb b ObPbP bËQ bP J OQbPWb TPp wbPOb 4 2 P N UOT Jb bSWZ b T U W SQ ZT TUPNWOb TU Z ZTU Pp P N UOT UZ TP TUPNWOb b P J TU Z ZTU Pp xbPOTP POZÊU 5 D 9 NQTP STQ Q P QMb UT ZU WNZ TPp nWbIbP WZVZOb bPp TUPNWOb TU Z ZTU Pp nb T U 4 V P P yZUbU Zb ZÊU T Q Z b STQ yZUbU Z Qb zW TQO vU WËP zpyp p kp p J PNY Ob b PN bSQTab ZÊUp TUPNWOb TU Z ZTU P J SWbU P 5+ 5 8+ 8: 52 262 23 (2) 7! 31.644 (00, $3 6 2 qCD; KMC AT? T K j U QZ 0 TPOb Y C bP 0+ UT P ln KQ; C? KT! w lg (m B) â kT T PO TLC? C â pO Q: OD; C DK C vU WNJ bUZVb ZÊU J b OZMZ b P TQZ UOb bP b UZ TPp kbWZ b P r- Wb b x bTMC OD GO O OHC 6 T HTPC KDQH: KPC q pO T 6: DC KDQH: KPC