Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 CÓRDOBA Título de Patrimonio de la Humanidad BALTASAR LÓPEZ CÓRDOBA JUEVES, 28 DE JUNIO DE 2018 cordoba. abc. es ABC L a historia de Salvador Escobar es la de un adolescente de 16 años que llegó a Medina Azahara buscándose la vida en los sesenta y acabó convirtiendo el yacimiento en su forma de vida. Durante cinco décadas, este restaurador trabajó en la ciudad palatina, donde fue el montador del puzle más bello de la historia y el más grande del mundo Ahora que tanto se habla del futuro de Medina Azahara- -por su más que probable obtención del título de Patrimonio de la Humanidad este fin de semana- pasear con Escobar por el yacimiento permite saber cómo ha llegado el monumento hasta este punto y conocer una vida excepcional. Porque arribó en 1963 a la ciudad palatina, sin estudios primarios buscando un trabajo, que se convirtió en una vocación total Llegó allí gracias a un amigo para llevar agua a los trabajadores de la excavación del pabellón central y limpiar las piezas que aparecían A los dos meses, su tarea, y no sabía que con ello su vida, cambió. El arquitecto Félix Hernández, responsable de Medina Azahara entre 1923 y 1975 y de excavaciones clave para sacar a la luz su historia, le llamó para trabajar en el Salón Rico que tenía un aspecto muy cambiado respecto ahora El encargo que recibió fue unir los fragmentos que pudiera algo para lo que ya había mostrado facilidad. Cuando empecé a limpiar las piezas de la excavación, casaba los fragmentos por instinto. Don Félix así se refiere él a Hernández me vería explica. Cuando se quedó solo a trabajar en el Salón Rico, comprendió que la clave era llegar a conocer todas las piezas Y vaya si Escobar, que logró oficialmente el título de restaurador en 1978, lo hizo. Estuvo con Hernández en la recta final de su vida y de su carrera- -falleció en 1975 y trabajó hasta sus últimos días- Eso le permitió ser parte de las excavaciones del Pabellón Central, de la Mezquita, del Jardín Bajo, de la Casa de Ya far, del jardín de la Alberquilla y del Pórtico. Don Félix dejó el corazón del yacimiento excavado. La Medina Azahara de hoy le debe muchísimo sostiene. Un ejemplo de cómo esa tarea configuró la imagen actual del yacimiento es el de la Casa de Ya far. A principios de los setenta se empezó a excavar en esa zona. Los muros de la construcción y los restos de decoración que aparecieron son los que les indicaron que había material suficiente para reconstruir en 1974 la portada de dicha vivienda, en la que se volvió a intervenir en 2004. Destaca que Hernández trabajó con pocos medios y mucha dedicación Aún no había luz y trabajábamos con cuatro camping gas a las diez de la noche en el Salón Rico Era también minucioso. Si le decías: Esta pieza es de aquí la miraba bastantes veces La etapa de excavaciones tuvo como protagonista a Hernández, aunque parte de ellas las terminó su sucesor, Rafael Manzano- -tiene palabras de elo- El restaurador del puzle más bello de la historia Salvador Escobar trabajó cinco décadas en Medina Azahara. Participó en las excavaciones de Félix Hernández, figura clave para su recuperación, y dejó su huella en el Salón Rico o la Casa de Ya far VALERIO MERINO