Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 28 DE MAYO DE 2018 abc. es internacional INTERNACIONAL 43 Enviados de EE. UU. a Corea del Norte preparan la cumbre El presidente surcoreano media con Trump para que acuda al encuentro fijado en Singapur JAVIER ANSORENA PABLO M. DÍEZ NUEVA YORK MADRID La posibilidad de que la cumbre entre Donald Trump y Kim Jong- un se haga realidad parece más cercana, después de que se conociera que una delegación estadounidense cruzó ayer la frontera con Corea del Norte para celebrar negociaciones previas al encuentro. Tras la intempestiva cancelación de la cumbre por Trump la semana pasada, tanto Pyongyang como Washington han dado señales de que podía recuperarse la fecha original, el 12 de junio. La delegación estadounidense incluía a Sung Kim, embajador de EE. UU. en Filipinas y buen conocedor de la región. Fue embajador en Corea del Sur y participó en las negociacio- nes de desnuclearización de 2005. En ellas conoció al que fue su anfitrión ayer, el viceministro de asuntos exteriores norcoreano, Choe Son Hui. También participó en la reunión Allison Hooker, experta en la Península de Corea del Consejo de Seguridad Nacional de EE. UU. El encuentro fue en el norte de la zona desmilitarizada que separa a las dos Coreas, donde el sábado se reunieron los líderes del Norte, Kim Jongun, y del Sur, Moon Jae- in. Kim Jong- un y Moon Jae- in, el pasado sábado en Panmunjom REUTERS Hacia la desnuclearización El presidente Kim Jong- un ha expresado claramente una vez más su compromiso con la completa desnuclearización de la península coreana siguiendo su promesa en la Declaración de Panmunjom y ha manifestado su voluntad de acabar la historia de guerra y confrontación a través del éxito de la cumbre entre EE. UU. y Corea del Norte Con esta contundencia, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae- in, resumía ayer la reunión que mantuvo por sorpresa con el joven dictador Kim Jongun para salvar la cumbre. Los dos dirigentes hemos acordado que la cumbre del 12 de junio entre EE. UU. y Corea del Norte debe celebrarse con éxito informó Moon Jae- in en una rueda de prensa televisada, según informa la agencia surcoreana de noticias Yonhap. En esta semana que ha sido una montaña rusa, el presidente surcoreano sigue haciendo todos los esfuerzos posibles para que Trump y Kim Jongun se vean el próximo mes en Singapur. Tras años de constante tensión militar por los ensayos nucleares y de misiles de Corea del Norte, se trata de una oportunidad demasiado preciosa como para dejarla pasar de largo por las bravuconadas de uno y otro. Superando el jarro de agua fría del jueves tras la cancelación de la cumbre por Trump, Moon Jae- in no se ha resignado y sigue mediando para que el encuentro se celebre como estaba previsto. El sábado cruzó el Paralelo 38 para ver a Kim Jongun, con el que intercambió amplias sonrisas y efusivos abrazos.