Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ANDALUCÍA LUNES, 28 DE MAYO DE 2018 abcdesevilla. es andalucia ABC El juzgado sólo ha investigado la quinta parte del caso ERE Según la Fiscalía, sólo han sido citados testigos e investigados en 35 de las 270 piezas, sobre las que acecha ya el riesgo de la prescripción ANTONIO R. VEGA SEVILLA M ROCÍO RUZ María Núñez es la titular del juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, que investiga los casos ERE, Avales y Formación aría Núñez Bolaños se hizo con los mandos del juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla el 16 de junio de 2015, tras la marcha de Mercedes Alaya a la Audiencia Provincial de Sevilla. Tres años después, la juez sólo ha practicado diligencias en 35 de las 270 piezas en las que se ha dividido el caso ERE. Existen incluso 23 expedientes de ayudas a otras tantas empresas de las que ni siquiera se ha creado la correspondiente causa judicial. Este es el panorama del caso ERE cuando los plazos se agotan y la prescripción de delitos es ya una amenaza real. Incoar, trocear, archivar y excluir a ex altos cargos de la Junta de Andalucía de piezas desgajadas del caso ERE. Sobre estas cuatro patas se ha apoyado la instrucción de esta macrocausa desde que la asumió María Núñez. No es una apreciación subjetiva. Un repaso a los autos dictados por la magistrada en los últimos meses da prueba del brusco viraje que ha dado a esta instrucción. Bajo su etapa, se ha jibarizado su tamaño reduciendo el número de encausados del Gobierno andaluz y se han desgajado 111 piezas de la macrocausa matriz para ganar agilidad, aunque sigue avanzando con lentitud. Un vistazo al desplegable de ayudas concedidas y pagadas irregularmente entre 2000 y 2011 revela que aún quedan casi 200 subvenciones pendientes de investigarse. Alaya consideró inescindible el caso ERE y esa convicción la enfrentó al Ministerio Fiscal, al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y al Ejecutivo andaluz. A su sustituta le bastaron 45 días para trocear la causa, a lo que se había negado con contumacia durante cuatro años. El ataque directo que hizo Alaya a Núñez, a la que cuestionó por su capacidad y amistad con el exconsejero andaluz de Justicia y fiscal Emilio de Llera, hizo que el TSJA y el Consejo General del Poder Judicial cuyos vocales son elegidos por la clase política le retiraran su apoyo para continuar con la in-