Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 28 DE MAYO DE 2018 abc. es opinion OPINIÓN 17 VIC LA CERA QUE ARDE RAFAEL GONZÁLEZ DISMINUYA Desconocemos en qué momento les pusieron una pistola en el pecho para que se presentaran a las elecciones a pasada semana, además de la feria en sí misma, el equipo rector de Capitulares protagonizó su propia feria para entretenimiento de los compañeros de la prensa, sobre todo, que solo de ruedas de prensa no puede vivir el redactor porque puede acabar institucionalizándose más de la cuenta. Así que llegó don Emilio Aumente, que es concejal de Presidencia y Seguridad, lo cual ya es un oxímoron, y amagó con dimitir irrevocablemente. En medio de un canutazo- -micrófonos y grabadoras al aire- -y con el subdelegado Primo Jurado al lado, que se le puso cara de ídem ante la sorpresa. Hizo falta un incendio en la caseta Fosforito- -no podía ser otra ni de más cordobesas maneras- -para que a Aumente se le ahumara el pescado y dijera hasta luego Lucas. En realidad Aumente realizó lo que en el argot futbolístico se conoce como una cola de vaca que consiste en que parece que te llevas el esférico para un lado pero finalmente lo haces para el otro y le rompes la cintura a Rafa Alkorta para siempre. También se puede entender como un pulso a la alcaldesa, pero es tan fácil echarle un pulso a Ambrosio y ganarlo que sinceramente no veo a don Emilio perdiendo el tiempo en esas minucias. Total, que el dimisionario Aumente lo fue durante 24 horas más o menos mientras el jefe de prensa de doña Isabel se dedicaba a ver a Juan Tamariz y aprender trucos nuevos con las bolitas. Era feria, quiero incidir, y la feria nos ha traído a Juan Tamariz. En ese interín nuestro querido concejal dijo algo así como con estos políticos Córdoba no sale de donde está lo que nos dejó bastante despistados ya que no sabíamos si se refería al pepé, a los Ciudadanos, a Ganemos El Cielo o a sus compañeros de gobierno o a todos en general. Él, claramente, se excluyó del sesudo análisis porque recordemos que estaba en estado dimisionario, o porque estaba sufriendo en ese momento el conocido síndrome rosaguilar que consiste en hablar de uno mismo en tercera persona. Es como el síndrome de la Moncloa, pero con pijotas. Al día siguiente, y tras los nuevos trucos y juegos de manos aprendidos por el jefe de prensa de la alcaldesa, se convocó una comparecencia en la que doña Isabel echó los pelillos a la mar y habló de la presión a la que se someten nuestros ediles en eso que consiste en gobernar y tal. Desconocemos en qué momento les pusieron una pistola en el pecho para que se presentaran y se hicieran amiguitos de los otros para comandar. El caso es que don Emilio no dimitió y Ambrosio explicó el origen de la crisis- -la falta de bomberos- -como otro caso más de lo que sufren las administraciones locales debido a la política de austeridad del Gobiernocentral o sea, que nuestra alcaldesa, en un alarde de alta política, le echó la culpa al pepé. Y aquí paz y después gloria. Lo del título de hoy es un chistecillo, por si a estas alturas, querido lector, no lo ha pillado. Nos lo ha inspirado el señor Aumente, con su disminuida dimisión. L EL DEDO EN EL OJO MARIO FLORES PANFLETOS EXALTADOS Dice que Israel ha diseñado un plan de judaización (el lenguaje es común al de los nazis) para borrar el pasado árabe de España H e tenido la santa paciencia de leerme sus 69 páginas. Ya sé que hay mil formas mejores de perder el tiempo pero a veces los humanos hacemos cosas difíciles de explicar. La tengo aquí delante. Se trata de la Guía práctica para defensores y defensoras de los derechos humanos de la población de Palestina Lo del desdoblamiento combativo de género- -característico de la burricie ideológica- -ya nos da idea del subproducto adoctrinador que esta guía nos ofrece en sus páginas. Con esa palabrería retorcida, presuntuosa y exhibicionista, este manual anti- israelí pretende ofrecer estrategias de combate frente al enemigo colonizador que no es otro que el estado de Israel. Y para ello se valen del acrónimo BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) pretendiendo encender los ánimos de aquellos concienciados y comprometidos pro- palestinos quienes, en su exaltada tardo- adolescencia, no requieren mucho para empezar a danzar porque arrancan al cuarto de vuelta. Esta guía combativa está publicada por la Coordinadora Andalucía con Palestina a la que se unen la Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz y la Asociación Al Quds de Solidaridad con los Pueblos del Mundo Árabe ¿Y quién paga este panfleto agitador? la Agencia Andaluza de Cooperación para el Desarrollo, uno de esos organismos públicos paralelos dedicados a este tipo de veleidades progres con el dinero de usted y mío. Bien es cierto que la susodicha agencia de colocación... ¡perdón, de cooperación! se retrata en la guía afirmando que el contenido de esa publicación no refleja necesariamente la opinión de ese organismo; ¡cómo si los organismos públicos pudieran tener alguna opinión! Dudo, en cualquier caso, de que esta agencia hubiese financiado la publicación de algún manual que defendiese el legítimo derecho de Israel a defender su Estado. No habré de decir que el sustrato ideológico de esta guía para agitadores y agitadoras procede de la extrema izquierda que busca en las causas pérdidas la razón de su existencia. El daño que ha hecho la famélica legión subiéndose a sus audis se traduce en esta clase de excesos producidos al buscar las clases oprimidas debajo de las piedras palestinas, entre las estelas que deja un presunto machismo rampante o bajo las carrozas del día del orgullo gay. Es todo muy jartible, que diría el maestro Antonio Burgos haciéndose eco del gracejo gaditano. Resulta curioso que habiendo famélicas legiones en Cuba o en Venezuela miren para otro lado buscando lejos de esos paraísos comunistas la razón de su existencia. ¡Pero si lo tenéis ante vuestras narices en esas utopías que tanto defendéis! Con esta gente no hay manera. Volviendo a la guía para alteradores y alteradoras no me centraré en los delirios, las inexactitudes, las verdades a medias o las burdas mentiras que contiene. Por no hablar de las groseras omisiones del terrorismo palestino. Pero sí quiero hacer mención a un hecho que resulta vergonzoso, provocador e inadmisible: se refiere el panfleto a cómo Israel ha diseñado un plan de judaización (el lenguaje es común al de los nazis) para borrar el pasado árabe de España privilegiando la historia hebrea poniendo como ejemplo máximo a Lucena. A la falta de rigor y decencia ética, los panfletarios y panfletarias unen su profundo desconocimiento de la historia. No habré de explicarles que Lucena fue ciudad judía antes que nada y que el paso de los almohades solo sirvió para expulsar a los hebreos destruyendo su cultura y su ingente legado. Tal vez sea ese su modelo. Parece que la Junta de Andalucía promueve los delitos de odio presuntamente cometidos por estos activistos y activistas. Aunque no lo opine así.