Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE LUNES, 28 DE MAYO DE 2018 abc. es ABC Protesta de jueces y fiscales de Sevilla la semana pasada por la falta de medios VANESSA GÓMEZ ÁLVARO YBARRA PACHECO Director de ABC de Sevilla ENTRE EL ATASCO Y LA IMPUNIDAD El riesgo de impunidad por el enorme quebranto a las arcas públicas de Andalucía tras tantos escándalos amenaza con dejar sin credibilidad al sistema judicial entero L OS jueces de Sevilla hicieron el pasado jueves un comunicado conjunto para mostrar su rechazo unánime a las declaraciones realizadas a ABC por la juez Alaya, quien se permitió dudar de la independencia del sistema judicial por su evidente politización. En realidad, lo que los magistrados sevillanos, presididos por Francisco Guerrero, reprochaban a su compañera, más que sus graves acusaciones al poder judicial, era que hubiera puesto en entredicho la profesionalidad de otros jueces autóctonos. Sea como fuere, el mismo día de la publicación del comunicado conjunto, el periodista Antonio R. Vega daba a conocer que buena parte del equipo del principal acusado en el Caso ERE, Francisco Javier Gue- rrero, ha sido recolocado en el Servicio Andaluz de Empleo de la Junta vía Fundación Faffe, piedra angular de una cascada de escándalos relacionados con el despilfarro de los fondos públicos. Tal y como lo leen. Hoy, para seguir tirando del hilo, conocemos en estas mismas páginas que sólo se ha investigado una quinta parte de las 270 piezas en que se ha desgajado el Caso ERE. Además existen 23 causas por ayudas millonarias a empresas procedentes del llamado fondo de reptiles que corren el serio peligro de prescribir sin que se haya abierto aún la investigación. La falta de medios de la Justicia en Andalucía es una fuente continua de episodios escabrosos que ha llevado a los jueces incluso a ponerse en huelga. Pero el riesgo de impunidad por el enorme quebranto a las arcas públicas de Andalucía que pone de manifiesto la incoherente e infradotada instrucción del Caso ERE amenaza no sólo con rebasar los escándalos anteriores, sino con dejar sin credibilidad ante los ciudadanos al sistema judicial entero. Al lado de esta tesitura las críticas de Alaya, tan incorrectas como veraces, son una broma. En estas cuitas estábamos cuando se ha conocido la sentencia de la Gürtel que hace tabla rasa con los asuntos pendientes y amenaza con desmoronar lo que queda del PP. O sea, el Gobierno de la nación. Con Rajoy más tocado que nunca, la torpe impaciencia de Pedro Sánchez ha alumbrado una moción de censura con el supuesto apoyo de Podemos y los secesionistas. Como ha escrito Hermann La moción del líder socialista ha bastado para recordar a todos que hay algo peor que Rajoy en La Moncloa. Sánchez en La Moncloa ¡Que Dios nos asista! aybarrapacheco