Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 3 DE MAYO DE 2018 abc. es conocer SOCIEDAD 57 Gregorio Cano, en los pasillos de la Audiencia de Barcelona en el año 2000 La polémica de la sentencia de La Manada se traslada a Europa Piden que las leyes nacionales recojan que se considere violación si no hay consentimiento ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL EN BRUSELAS JOSEP MASIP 20 años de cárcel, pero cuestiona la labor de reinserción que se hace en las prisiones. ¿Qué están haciendo en las cárceles? se pregunta la abogada. Recuerda que muchos de los violadores múltiples excarcelados en Cataluña al cumplir su condena, no salen rehabilitados. O no se está haciendo bien (el proceso de rehabilitación) o no tienen posibilidad (de rehabilitarse) Pero si una persona cumple condena, ¿qué vamos a hacer con ella? reflexiona la letrada. Las víctimas de este violador no sufren ahora un riesgo especial sino el de cualquier mujer dice la abogada. Izquierda Unida propició ayer un debate en el pleno del Parlamento Europeo en el que se dio eco a las protestas contra la sentencia de la Audiencia de Pamplona por los hechos cometidos por el grupo autodenominado La Manada La comisaria de Justicia, la checa Vera Jourová, dijo que no era su propósito criticar la decisión de un tribunal español. Tan solo puedo esperar que cuando se interponga un recurso se dirima con diligencia y haya una nueva decisión rápida y justa La mayoría de eurodiputados (casi todos los oradores fueron mujeres e incluso la sesión estuvo presidida en ese momento por una vicepresidenta finlandesa) recordaron que España es uno de los 22 países de la UE que han ratificado el convenio de Estambul, pero que aún no lo ha trasladado a su legislación. El convenio de Estambul establece que cualquier relación sin consentimiento explícito se considere una violación. En general, si se puede hacer un resumen de este debate sería que hubo una incidencia mayoritaria en reclamar que ese principio legal sea reconocido en la legislación de todos los países y que, además, se dediquen más recursos a la formación de los jueces en el discernimiento de este tipo de crímenes. Pero por lo que respecta al factor Concentración en Madrid contra la sentencia de La Manada EFE hispano- español, el debate se intro- gaciones y hacer sus deberes puesdujo en el orden del día a última to que el Convenio de Estambul hora, y con la oposición del es legalmente vinculante ONU grupo popular. Los popuLos diputados no españoNaciones lares intentaron llevar la les apenas intervinieron, Unidas cree discusión con altura de con excepción de la franque se ha miras como defendió cesa del Frente Nacional subestimado la Rosa Estarás. Ello no imMylene Troszynski y la gravedad de la pidió que la socialista socialdemócrata sueca violación Iratxe García aprovechase Anna Hedh. La presidenla situación para criticar al cia búlgara, representada por Gobierno de Rajoy, por hacer oíla viceministra Monika Panayodos sordos a las obligaciones asu- tova, dijo que no es su papel criticar midas al firmar el Convenio. Igual- a la justicia de un país miembro. mente, criticó que haya recortado Por su parte, la portavoz para 120 millones de euros en partidas asuntos de Acoso Sexual de la ONU, contra la violencia de género. Bea- Purna Sen, calificó como leve la triz Becerra, del grupo liberal, dejó condena y subrayó que subestima claro que no era su objetivo criticar la gravedad de la violación y mina la sentencia, sino alentar a las auto- obligaciones claras de proteger los ridades españolas a asumir sus obli- derechos de las mujeres mayo de 1998. Una policía hizo de cebo para atraer al agresor. El violador de la Verneda mordió el anzuelo. Su presa, esta vez, era una agente. Fue su final. Los investigadores habían encontrado su semen en ropas de las víctimas y en algunos de los ascensores de los edificios donde cometía las agresiones, además de hallarse huellas de sus dedos en el espejo de uno de los elevadores. El violador de la Verneda estaba cercado y sólo hacía falta esperar a que se acercara al cebo. En el momento de ser capturado, Gregorio Cano, de 28 años entonces, llevaba una vida aparentemente normal. Trabajaba en unos grandes almacenes y tenía novia. Por las noches, sin embargo, sacaba a relucir el depredador que llevaba dentro. Ahora, queda por ver si es capaz de normalizar su vida y no reincide, pese a no estar rehabilitado. El bloqueo ante el pánico es normal 2.000 psicólogos y psiquiatras critican en una carta el fallo ABC MADRID Unos 1.800 psicólogos y psiquiatras han mostrado su profundo y enérgico rechazo al fallo de La Manada En una carta abierta enviada al Ministerio de Justicia, cientos de especialistas en trauma explican que no tiene sentido plantear la cuestión del consentimiento o la resistencia ante una situación de violencia sexual, ya que esta capacidad queda anulada dada la magnitud de la amenaza La carta llega ante las bases de las decisiones que se han tomado que han puesto el foco sobre la víctima, critican. Pero en situaciones de lesión grave o de violencia sexual, aclaran, ante las que no es posible ni luchar ni huir, es común una respuesta de inmovilización. El sistema nervioso parasimpático se activa, se ralentizan los latidos y se reduce la sensibilidad al dolor. Una reacción avalada científicamente, explican. El bloqueo es una reacción automática y normal ante el pánico Los especialistas se hacen eco del proceso judicial, en el que se preguntó a la víctima sobre su respuesta sexual. No hay lugar para preguntarle, ni es determinante, pues el organismo genera sustancias para producir una analgesia frente al dolor De igual forma rechazan el debate sobre su capacidad de recuperación. Solo sirve para seguir agrediéndola e, incluso, contribuir a su retraumatización Por ello, piden que se actúe con responsabilidad, sin cuestionar situaciones de violencia probada ni confundirlas con jolgorios, ya que conforma un caldo de cultivo para la violencia