Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 2 DE MAYO DE 2018 abc. es estilo GENTESTILO TV 69 Asalto legal contra Harvey Weinstein El productor acusado de abusos sexuales recibe una nueva oleada de demandas JAVIER ANSORENA CORRESPONSAL EN NUEVA YORK os abogados de Harvey Weinstein (66 años) deben estar de enhorabuena. Las minutas que pasarán al que fuera uno de los productores más poderosos de Hollywood serán de escándalo, a juzgar por el aluvión de problemas judiciales que enfrenta. Weinstein cayó en desgracia en octubre del año pasado, cuando dos informaciones de The New York Times y de la revista The New York desvelaron decenas de denuncias por acoso sexual a mujeres durante 30 años. De la noche a la mañana, el que fue íntimo amigo de las grandes estrellas de Hollywood y aliado de candidatos demócratas se convirtió en un paria. Su productora, una de las más exitosas del cine independiente, quebró igual que su vida personal. Weinstein desapareció del mapa y apenas ha dado señales de vida desde finales del año pasado. Se sabe que ha pasado largas temporadas en Arizona, donde ha acudido a terapias contra la adicción al sexo en una clínica exclusiva. Lo que es imposible que desaparezca es la batalla legal en la que se ha convertido su vida: está sometido a investigaciones criminales en Los Ángeles, Nueva York y Londres, escenarios de varios de sus supuestos abusos a actrices y colaboradoras; se pelea en los juzgados con su primera mujer, Eve Chilton Weinstein, y con Georgina Chapman, su segunda pareja, de la que ahora se está divorciando; y la liquidación de su productora es una pesadilla. L El último aluvión de demandas se ha producido esta semana. La más notable la protagoniza Ashley Judd, una de las actrices más conocidas que salieron a la luz pública para denunciar a Weinstein en otoño y que ha liderado movimientos para acabar con la discriminación y los abusos a las mujeres en Hollywood. El lunes presentó una denuncia en la que acusaba al productor de difamación, abuso sexual e intentos de perjudicar su carrera profesional. La actriz compareció ayer en el programa Good morning America para explicar por qué lo hacía: Perdí oportunidades, perdí dinero, perdí estatus, prestigio y poder en mi carrera como resultado de sufrir abusos sexuales y enfrentarme a ello aseguró. Peter Jackson El principal fundamento de la demanda está en las declaraciones que el director de cine Peter Jackson hizo en diciembre, en las que aseguró que Weinstein le disuadió de contratar a Judd o a Mira Sorvino otra actriz que había sufrido su acoso para la saga de El señor de los anillos El productor le dijo que había tenido una mala experiencia con ella, que era una pesadilla en el trabajo y que la evitara a toda costa Para entonces, Judd había tenido ya conversaciones con Jackson para entrar en el elenco, pero su participación se cortó. Todo ocurrió un año después de que se enfrentara a Weinstein cuando este trató de abusar de ella en un supuesto desayuno de trabajo. Los abogados de Weinstein lo negaron ayer todo. Además de los problemas personales de We- FOTOS: EFE Y REUTERS En proceso de liquidación Arriba, izq. Ashley Judd, quien ha presentado una denuncia en la que acusaba al productor de difamación, abuso sexual e intentos de perjudicar su carrera profesional. Junto a ella, Tarantino, DiCaprio y Clooney quienes le reclaman dinero instein, su compañía también vive un complicado proceso de liquidación. Multitud de actores, directores y productoras han interpuesto objeciones a este proceso, por el dinero que Weinstein Co. les adeuda. Si se juntaran todos en una sala, sería como una noche en los Oscar: Meryl Streep, George Clooney, Jennifer Lawrence, Leonardo DiCaprio, Bill Murray y Quentin Tarantino están entre los miles de acreedores de la compañía que quieren que se aclare lo que Weinstein les debe y cómo se les pagará antes de que se vendan las migajas de lo que un día fue una de las productoras con más prestigio de Hollywood. REVELACIONES DE TMZ Avicii se suicidó haciéndose un corte con una botella rota ABC MADRID ABC El impacto del fallecimiento del Dj sueco no baja de intensidad, al tiempo que las revelaciones sobre las circunstancias de su muerte, el 20 de abril, en una habitación de un resort de Mascate (Omán) no dejan de sucederse. Tras desvelar la propia familia que Tim Bergling, más conocido como Avicii, se quitó la vida porque no pudo más ayer el portal de noticias TMZ aseguraba, de fuentes de su entorno más cercano, que murió desangrado tras cortarse él mismo con el cristal de una botella de vino rota. TMZ sin embargo, no pudo confirmar dónde se hizo el corte: según dos testimonios, la herida estaba en el cuello, aunque un tercero negó rotundamente esta última información. Tim no estaba hecho para la máquina de negocios en la que se encontraba, era un tipo que amaba a sus admiradores, pero evitaba ser el centro de atención. Quería encontrar la paz rezaba el comunicado firmado por sus padres, Klas Bergling y Anki Liden, quienes tienen otros tres hijos: Anton, Linda y David. A lo largo de su fugaz carrera, el Dj amasó una fortuna estimada en unos 70 millones de euros, parte de la cual destinó a organizaciones benéficas como Feeding America o Radiohjälpen. Autor de grandes éxitos como Wake me up Without you o Hey brother que han sonado en todos los homenajes a su memoria Avicii se retiró definitivamente de los escenarios cuando contaba 26 años de edad. Se sentía exhausto tras una década de hiperactividad, que le dejó graves secuelas física y psicológicas: su adicción al alcohol, como respuesta a su timidez natural, le provocó una prancreatitis aguda.