Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ENFOQUE MIÉRCOLES, 2 DE MAYO DE 2018 abc. es ABC EFE Derrumbe de una torre de Sao Paulo Un monumento al abandono De veinticuatro plantas de altura, la torre que en la madrugada de ayer se vino abajo en el centro de Sao Paulo (Brasil) albergó en su día unas instalaciones policiales, pero en los últimos tiempos había sido tomada al asalto por los okupas. El hueco del ascensor, desmantelado, aceleró el movimiento ascendente de unas llamas que terminaron por devorarlo y por debilitar su estructura, que al final cedió. Un muerto y tres desaparecidos es el saldo provisional de una tragedia que, para muchos, estaba anunciada. No son pocos los grandes edificios de Sao Paulo que, abandonados por sus propietarios, han sido ocupados por los sin techo. El portavoz de los bomberos de la ciudad brasileña aseguró que el deterioro material del edificio y las anárquicas reformas realizadas por sus habitantes durante la ocupación contribuyeron a la propagación del fuego. Este tipo de viviendas es inhabitable. Quedarse aquí es buscar un problema cada vez mayor. Gracias a Dios, en este ocasión conseguimos llegar a tiempo, pero no siempre va a suceder eso reconoció el gobernador de Sao Paulo, ciudad que cuenta con más de 150 edificios ocupados, una decena de los cuales se encuentra en el centro de la capital paulista, la mayor y más poblada ciudad de Brasil. Arriba, los escombros a los que quedó reducido el edificio tras el incendio REUTERS A la izquierda, las llamas envuelven la torre de la capital paulista