Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 ENFOQUE MIÉRCOLES, 2 DE MAYO DE 2018 abc. es ABC Todas las banderas, menos la española Manifestaciones del Primero de Mayo Para gustos, los colores Banderas rojas, como corresponde a una celebración teñida por la nostalgia del socialismo real del siglo pasado, alguna estampada con la hoz y el martillo, y muchas enseñas tricolores, recuerdo de una república a cuya memoria, distorsionada, se agarra la izquierda para salir a la calle los días de manifestación y darse un pequeño homenaje antisistema. Fuera de Madrid, banderas regionales, con abundantes señeras en Barcelona, y andaluzas en Sevilla, telas al viento de una diversidad federal de la que desaparece el marco nacional que articula y explica la protesta. Todos hablaban ayer de España y de su Gobierno, para más señas pero sin que llegase a ondear la bandera de todos, incluso la de los que sufren precariedad laboral, malviven con una pensión o suman meses y años en las listas del paro. España acogió ayer una confederación de manifestaciones en la que cabe cualquier demanda, laboral, territorial e incluso de género. En la fiesta del Primero de Mayo hay sitio para casi todos los colores, del rojo al morado del feminismo, pero no para cualquier combinación cromática. La enseña de España se queda en los balcones, fija en el tiempo y el espacio, mientras por la calle pasan los manifestantes y sus abanderados. ECONOMÍA Barcelona Las señeras dominaron el paisaje de la marcha sindical que recorrió el centro de Barcelona Sevilla Un manifestante porta en Sevilla una bandera republicana y otra, roja, con la hoz y el martillo del comunismo RAUL DOBLADO AFP