Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 DEPORTES Europa League Arsenal- Atlético JUEVES, 26 DE ABRIL DE 2018 abc. es deportes ABC El último tren de la guardia de Simeone Gabi, Godín, Filipe o Juanfran, vitales hace años, tienen otra final a las puertas J. CARLOS CARABIAS ENVIADO ESPECIAL A LONDRES Antes de una final anticipada de la Europa League, grandes nombres brillan en los titulares de los espacios deportivos. Arsene Wenger, que se marcha del Arsenal después de 22 años. Y Diego Costa, el delantero del Atlético en teoría lesionado que ayer se entrenaba tan campante en el imponente estadio Emirates, una acuarela en rojo al norte de Londres. Pero los grandes apellidos no han sido la medicina del Atlético, de su técnico Simeone, durante los últimos seis cursos en los que el club ha ganado títulos (Europa League, Liga, Copa, Supercopas) y ha jugado dos finales de la Champions. La guardia personal del Cholo son sus veteranos, los que quedan de aquella primera final de la Europa League en la primavera de 2012: Gabi, Godín, Juanfran, Filipe... Tal vez sea el último tren de un campeonato para algunos de ellos. Juanfran y Filipe lamen heridas en Madrid, lesionados ambos. A Londres han acudido los dos capitanes, Gabi y Godín, santo y seña del cholismo. Simeone se los encontró a ambos en la plantilla cuando llegó en diciembre de 2011. Godín había aterrizado del Villarreal en el verano de 2010 y Gabi había regresado del Zaragoza después de una vida dedicada al Atlético en las categorías inferiores. Gabi y Godín, también Juanfran y Filipe fueron partícipes de aquella final en Bucarest ante el Athletic de Bilbao, gregarios de lujo del orfebre que selló el título, Radamel Falcao, autor de dos goles fabulosos al que acompañó el brasileño Diego Ribas. Seis años después, ambos han per- te, por la historia del club, esto pesa mucho Costa dejó huella en Inglaterra, no cabe duda. Los periodistas ingleses siguen su rastro con atención prioritaria. El delantero trabajó tres temporadas en el Chelsea con notable éxito (89 goles, dos ligas, una Copa) y su estilo característico y agresivo. Tal vez por eso, el técnico del Atlético lo ha presentado como una amenaza en la expedición. Costa mete miedo. A Diego lo han sufrido muchos equipos durante su etapa en Inglaterra, no solo el Arsenal. Hoy (por ayer) va a entrenar. Luego ya veremos si juega Diego Costa sufría una pequeña lesión en el músculo isquiotibial y se anticipó que podría jugar el partido de vuelta, el próximo jueves. Simeone, como en aquella final de Lisboa contra el Madrid, se lo ha traído una semana antes. Diego Costa, una opción Ya sea como motivación para sus compañeros, amenaza para sus rivales o simplemente que puede actuar en la semifinal, el brasileño no está descartado, según dijo el Cholo. Vamos a evaluar todos los factores. Hablaré con el jugador, con el médico, conmigo mismo y decidiré según lo más conveniente para el equipo, no para Costa o para mí explicó el entrenador argentino. Para Simeone, la eliminatoria con el Arsenal consiste en no fallar. Llevamos haciendo buenas temporadas. Desde mi llegada y antes con Quique, estábamos ganando o cerca de ganar, el club ha crecido muchísimo y la exposición a la crítica es evidente. Hemos puesto el liston más alto. No analizo qué pasa si esto o lo otro. Vivo la realidad, con pasión e ilusión, feliz del lugar donde estoy. Tenemos un plantel competitivo. Y solo vale ganar Simeone y Godín, ayer en la rueda de prensa previa al partido ARSENAL Ospina o Cech Mustafi Bellerín Xakha Ozil Ramsey Koscielny AFP dido la aureola de titularidad indiscutible a la que se habían agarrado con el Cholo. Godín ya no es el defensa intocable, también cuentan Giménez, Lucas y Savic. Gabi ha entrado en fase decreciente. Thomas, Saúl y Koke juegan tanto como él. Pero para los partidos importantes, para las finales o similares, Simeone no duda: cuenta con su guardia personal. Nos estamos jugando un título importantísimo, el prestigio del club, sabemos cuál es el camino, sabemos lo que es ganar. No vale una semifinal o quedar segundos, queremos crecer con el equipo, con el club, todo pasa por ganar advierte Godín en plan capitán. No creo que el Arsenal tenga más ganas ganas que nosotros asegura Nosotros las tenemos por nuestra gen- Monreal Wellbeck Lacazette Wilshere Gameiro o Costa Griezmann Saúl Thomas Gabi Koke Lucas Godín Giménez Oblak Vrsaljko 21.05 horas. beIN Sports ATLÉTICO Semifinales, ida, Europa League. Estadio: Emirates. Árbitro: Turpin (Fra. Ozil, el extraño emblema J. C. C. LONDRES Lleva tanto tiempo Arsene Wenger al mando del Arsenal que Simeone lo conoce en doble faceta: entrenador ahora, jugador hace 18 años, cuando era el pulmón del Lazio. Veintidós cursos de gobierno del técnico y economista francés se han traducido en un estilo (poco inglés, más bien mediterráneo) y en pocos títulos. El Arsenal no gana la Premier desde 2004 y, aunque eficiente en la Copa (2003, 05, 14, 15 y 17) no muestra un palmarés lustroso en Europa (ningún torneo con Wenger, un subcampeonato en 2006) Su bandera en el campo es un jugador conocido en Madrid, Mesut Ozil, pero tampoco es un emblema perdurable. Más bien extraño. Wenger mostró el ceño fruncido ayer, en la previa al partido con el Atlético. Yo no decidí hacer pública mi despedida dijo señalando al club, unos días después de anunciar que no seguirá como entrenador. Wenger, que bendice a Luis Enrique como posible sustituto, tiene en Ozil a su prolongación en el campo. Después de postularse para fichar por el Barcelona el año pasado, el exmadridista ha renovado esta primavera su contrato. Tres años más con un salario estelar: 19 millones al año. El alemán ha cambiado de mánager. Ahora se ha puesto en manos de una conocida agencia, ya que despidió a su padre. El jugador alemán de origen turco está convencido de que el desencuentro de su progenitor con Florentino Pérez lo apartó del Real Madrid. El Arsenal, que lució a Henry o Bergkamp como símbolos, no gana títulos y se agarra este año a la Europa League como proyección de futuro. También Ozil, que como el equipo inglés, transita por un sereno ostracismo europeo a la espera de tiempo mejores.