Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 26 DE ABRIL DE 2018 abc. es deportes DEPORTES 71 oficio Los dos equipos forzaban sus límites. Con espacio y disposición para las contras, Zidane no sacó a Bale, sino a Benzema. El Madrid fue subiendo el juego, saliendo del área gradualmente, pero sin llegar a dominar, sin llegar a combinar. Le bastó ponerse el mono, una versión seria, secante, defensiva. El Bayern no tenía, como si tenía el Madrid, recursos para transformar el partido desde el banquillo, y sus intentos se fueron agotando en ambición sin fútbol, sin claridad. Solo Lewandowski pudo marcar al final, pero lo vio todo amarillo por Keylor. Se agigantó Ramos, se extenuó Lucas, y ya fue un Madrid estrictamente serio, lejanamente familiar, y si no recuerden a aquel primera semifinal de Zidane ante el City. Oficio para solo sufrir donde antes se ardía. Marcelo golpea al balón en el gol que supuso el 1- 1 AFP Su gol piscológico en el minuto 45 inicia la remontada, que le deja muy cerca de su tercera final consecutiva Marcelo apunta a Kiev RUBÉN CAÑIZARES ENVIADO ESPECIAL A MÚNICH E l 29 de abril de 2014, la BBC se ganaba el cielo de Madrid en Múnich, con una exhibición histórica en el Allianz Arena. 0- 4 ante el Bayern de Guardiola, en el mejor partido de siempre del tridente blanco de la década. Anoche, cuatro años después, la BBC sepultaba su historia en el mismo escenario. Otra vez semifinales de Champions, pero en esta ocasión Bale y Benzema, carne de banquillo, y solo la C de Cristiano sobre el verde. Nuevos tiempos para el Real Madrid. La ausencia del galés era esperada. Desde hace varios meses ya no es titular ni tiene visos de recuperar ese rol. La suplencia de Karim sí que causó sensación. Tras una temporada pobre, en la que Zidane ha sido el único escudo del delantero francés, el gato Benzema agotó sus interminables siete vidas. Si Isco ya le quitó el sitio a Bale, Lucas ha levantado de su silla a Karim. La entrada del canterano blanco pobló el centro del campo blan- co con hasta cinco jugadores, pero la fórmula numérica no encontró respuesta en la práctica. El Bayern tenía más posesión y llegaba con más peligro. La dormidina que le quiso poner Zidane al partido no daba resultado. Pero es en este tipo de situaciones cuando aparecen los golpes de genio. Y uno de ellos es Marcelo. El brasileño suele tener lagunas defensivas, como la que le costó al Madrid el gol de Kimmich, pero en la balanza, da bastante más de lo que quita. Cuando peor lo estaba pasando el equipo blanco, un balón suelto en la frontal del área lo embolsó en la palo izquierdo de Ulreich con esa zurda de oro que la vida le ha regalado. Goles claves Suma ya tres tantos en esta Champions el lateral blanco, tantos como en sus últimas seis temporadas, y todos ellos de gran importancia. Hizo el 3- 1 ante el PSG en la ida en el Bernabéu, en otro disparo envenenado de primeras. El 0- 3 en Turín, tras una genial picadita a la salida de Buffon antes de pasear el balón a la red y, anoche, el 1- 1 que inició la remontada blanca y edi- ficó medio pase del Madrid a Kiev, camino de su tercera final de Champions consecutiva. La alegría ofensiva de Marcelo necesita pocos acicates, pero la tempranera lesión de Robben ayudó a que el brasileño se quitara los candados clásicos ante un contrincante como el holandés, veloz e incansable en el uno contra uno. A la espera de noticias médicas, parece poco probable que el extremo pueda llegar al duelo de vuelta en el Bernabéu. Como tampoco tiene buena pinta la dolencia de Boateng, que como Robben, se marchó en la primera mitad por problemas musculares. Los dos lesionados se suman a las bajas de Vidal y Alaba. Llegará en cuadro el Bayern a la capital de España. El partido también tuvo consecuencias de salud para el Madrid. Carvajal tuvo que ser sustituido mediado el segundo acto por un problema similar al de Robben y Boateng. Llevaba tiempo el lateral blanco sin ir a la enfermería, pero no tiene fortuna el de Leganés en las rondas finales de Champions. Capicúa la noche en Múnich. 1- 2 para el Madrid, 2- 1 para el Bayern en lesionados. Kiev está más cerca. EFE