Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 CULTURA JUEVES, 26 DE ABRIL DE 2018 abc. es cultura ABC Caos en el orden En el estudio de Garcés se acumulan las herramientas de su oficio y los recuerdos con cierto encanto caótico. Botes de pintura, pinceles, fotos, bocetos, goterones. Contrasta este desorden con la buena estructura del pensamiento del artista e incluso con la serenidad que habita en sus obras. Desorden externo frente al orden interior. POR FÉLIX RUIZ CARDADOR VALERIO MERINO EN EL ESTUDIO DE... Manuel Garcés Garcés, cordobés del 72, tiene su estudio en Gutiérrez de los Ríos, un local fresco en verano y muy silencioso en el que el artista desarrolla esa pintura suya tan centrada en la Córdoba urbana y en los márgenes de la vida cotidiana y de la gente El misterio detrás de las cosas P intor, profesor y padre. Tres palabras de inicio en p definen la actualidad del artista Manuel Garcés Blancart, cordobés del año 72. Recién llegado de Madrid, donde acaba de inaugurar exposición, abre para este reportaje las puertas de su estudio, situado en la calle Gutiérrez de los Ríos, un rincón tranquilo entre el trasiego del El Realejo y el bullicio infantil que a mediodía se adueña de la Plaza de la Almagra. Disculpad por el desorden es lo primero que dice Manuel, un tipo observador y cortés, que se mueve por el mundo con esa educación exquisita de los tímidos mientras señala una estancia en la que quedan restos de papeles de embalaje y de cinta adhesiva, recuerdos del trajín de lienzos para Madrid. Garcés está satisfecho de la exposición, organizada por la galería My Name is Lolita Art, situada en el barrio de las Letras. Bajo el título Parques y Jardines muestra allí un conjunto de obras que reflejan ese mundo urbano de la Córdoba más contemporánea que Manuel, que vive por la antigua Noreña, observa a diario. Quedan retratadas en ellas calles, parking o el campo de fútbol del Don Bosco en Poniente. También viajes, aviones, y juguetes de los críos. Cotidianidad vocación le viene desde la misma infancia. Y eso que en su casa no había antecedentes familiares, aunque algo especialmente sensible debía de correr por el ADN pues tanto Manuel como su hermano Enrique, que es actor, se han dedicado al arte. Para mi la pintura es lo observada con una sensibilidad muy per- principal añade convencido Garcés, sonal y luego convertida en algo diferen- que en las clases que da por las tardes te, transmutada en un mundo propio en la Universidad encuentra la segurique se parece al que pisamos cada día dad económica necesaria para sacar adepara ir al trabajo o a comprar el pan o el lante a su familia pero no esa vocación periódico pero que no es el mismo. primera que se hace presente aquí, en El artista explica que estas obras na- su estudio, en sus sesiones mañaneras cen de sus largos paseos. Porque es ca- de pintura y disfrutadas soledades. minando como se inspira. Buen lector de poesía y fiIncluso los títulos le gusta losofía y amante del cine, conTendencias sacarlos del mobiliario de cluye la charla diciendo que Nunca ha sido otras artes le han educado la la vida corriente y así ocuun problema rre con Parques y Jardimirada y le han hecho mapara mí el nes cuyo título lo encondurar como pintor. Y también debate entre tró el artista en un rótulo de pronunciando de forma disun lugar de recreo infantil creta un alegato humilde en realismo o al que suele llevar a sus dos favor de su propia libertad y abstracción hijos. O sea, que la motivaen contra de ese sectarismo ción le viene de lo externo, que se cuela en el arte tan a aunque luego pasa por un proceso inter- menudo y que acaba creando bandos tan no en el que artista buscará el misterio duramente enfrentados como tiernaque hay más allá de las cosas Para ex- mente ridículos. Nunca ha sido un proplicarse, Manuel Garcés alude al prólo- blema para mí el debate entre realismo go de los Campos de Castilla A ese pa- o abstracción, no me preocupa dice, e saje en el que el poeta sevillano argu- incluso tampoco le importa mucho que menta que somos víctimas de un doble se diga que lo que él hace es arte o no espejismo porque si miramos fuera lo es Poco preocupado por las críticas, nuestro mundo externo pierde solidez asume que vengan los vientos a favor o y se disipa y si miramos dentro, el mun- vengan en contra él seguirá pintando. do interno se desvanece Apropiándose pincelada a pincelada esos Son las conclusiones sobre su proce- márgenes de la vida cordobesa más coso creador a las que llega un artista cuya tidiana y menos conocida.