Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 18.4.2018 Editado por Diario ABC, S. L. San Álvaro, 8, 1 3, 14003 Córdoba. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 37.365 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Teléfono de atención 901 334 554. Centralita ABC 91 339 90 00. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Ya es primavera en Riad Arabia Saudí ha celebrado su primera Semana de la Moda, con acceso solo para mujeres, maquilladoras cubiertas con burka. Los fotógrafos varones fueron vetados IGNACIO RUIZ- QUINTANO EL INDULTO ¡El rabo! ¡El rabo! El presidente se apresura a concederlo. ¿Qué significa un rabo? Cuatro pelos mal contados ulián López indultó un toro de granja en Sevilla de nombre, oh, justicia poética, Orgullito que suena a los Quintero, papás de Malvaloca Es muy hermoso crear... acostumbraba decir Joaquín, el hermano de Serafín Se siente uno Dios... Lo hermoso, hoy, es indultar: el público se siente Dios, y el torero se ahorra matar. Adiós a la espá en los toros, que es como el adiós en el flamenco a la cañita del compás, que dijo Ramón Montoya. La sensibilidad es cuestión de fechas. Doña María Cristina se ganó el apodo popular de Doña Virtudes al indultar al general Villacampa, sublevado en Madrid: la Reina quería, pero los ministros no, y Sagasta se valió de un error (adrede) de su María Soraya Cañamaque, para concederle el capricho a la Reina Regente. Para indultar un toro de granja en Sevilla Orgullito es un toro de granja por diferenciarlo del toro de lidia, que sería Cazarrata hay que rebuscar en el Diccionario Razonado de don Joaquín Escriche, para quien toda gracia es una derogación de la ley: si la gracia es justa, la ley es mala; pero si la ley es buena, la gracia es un atentado, pues el rigor siempre resultará menos funesto que la clemencia. La faena de López está en San Pablo a los romanos: Pero donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia Mas en Madrid hace ilusión que el hijo de uno de sus barrios con más arte, San Blas, desaloje a Curro de la Maestranza; es como ver al japonés Horikoshi desalojar de Casa Anselma a Manolo Caracol. Aquí ya nadie recuerda que Palomo cortó un rabo en Las Ventas, para inspiración del añorado Cañabate: ¡El rabo! ¡El rabo! El presidente se apresura a concederlo. ¿Por qué no, si la gente está muy contenta? ¿Qué significa un rabo? Cuatro pelos mal contados. La tauromaquia está como España. El indulto de Sevilla anuncia una amnistía en Madrid. En la esfera del reloj, dice Pemán, hay siempre 5 minutos para lo revolucionario y destructor. Pero le quedan siempre 55 minutos a la tradición. FRANCISCO DE ANDRÉS J o fueron mil y una noches sino solo cinco, pero la atmósfera de cuento oriental estaba asegurada. Arabia Saudí acaba de clausurar la primera Semana de la Moda Árabe celebrada en Riad, en un ambiente de cierto caos y estrictas limitaciones para un público solo femenino que no desmerecen el empeño del Príncipe heredero, Mohamed bin Salman, por dar otro paso adelante en su política de reformas sociales. El evento de la moda árabe, que los más entusiastas asemejan a los de París, Milán o Londres, se realiza habitualmente en la moderna y cosmopolita Dubái. Este año, por presión de Bin Salman, se trasladó a Riad para emparejar la cita de la alta costura con AFP otros tímidos pasos en favor de la mu- Dos imágenes del camerino de la pasarela saudí jer: su acceso a los campos de fútbol, y el superpublicitado carné de conducir (programado para junio) La gran josa del mundo abrió ahora sus jar- tricciones para acceder a los bastidocuestión que podría abrir un grave con- dines a las carpas donde se expusie- res donde se terminaban de ajustar las flicto entre la Casa Real Saud y el cle- ron las más sofisticadas telas del pla- piezas de sus colecciones. ro suní wahabí la tutela masculina neta. Entre los diseñadores occidenEn la pasarela, la tradicional túnisobre la mujer, que impide a esta to- tales más renombrados, acudieron a ca saudí la abaya conoció todas las mar ninguna decisión por sí sola si- Riad Jean Paul Gaultier y Roberto Ca- adaptaciones plásticas y colores imavalli. Los árabes más ce- ginables. Mangas bordadas, lentejuegue siendo una materia La pasarela se lebrados vinieron de las en los bajos y abundante pedrería. intocable. También para celebró en el Egipto y el Líbano. El Se vieron deportivas Gucci y stilettos el hombre fuerte del país. hotel Ritz, donde evento fue presidido por de Christian Louboutin, bolsos de ChaCon casi un mes de rela princesa saudí Nura nel y joyería oriental. Prendas que una estuvieron traso sobre el horario Bint Faisal Al Saud. mujer nunca podrá lucir en público detenidos previsto, la Semana de Solo las mujeres pu- en Arabia Saudí, pero que puede dis 400 príncipes y dieron tener acceso a los frutar en la intimidad de su hogar, o la Moda Árabe en Riad empresarios arrancó el pasado miérpases nocturnos, con en- de su imaginación cuando van esconsaudíes coles en los jardines del tradas que llegaron a al- didas bajo la negra severidad de la trasuntuoso hotel Ritz de canzar los 400 dólares dicional abaya. Un público entregado Riad. El establecimiento que durante por espectáculo. El acceso de los fotó- de la alta sociedad femenina saudí romeses sirvió para extraer la lana a grafos o influenciadores masculinos deó las pasarelas y, en ese clima de unos 400 príncipes y empresarios sau- estuvo totalmente prohibido. Incluso complicidad, las más atrevidas se desdíes detenidos en la prisión más lu- los diseñadores varones tuvieron res- pojaron de túnicas y velos. N Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Autoanálisis, m. Juicio provechoso que se le exige a cualquier otro.