Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 INTERNACIONAL MIÉRCOLES, 18 DE ABRIL DE 2018 abc. es internacional ABC Macron, ayer, durante su discurso en la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo Macron propone una soberanía europea contra los nacionalismos En su discurso ante la Eurocámara, el líder francés dijo en referencia a Cataluña que hay que respetar las especificidades dentro de la Constitución ENRIQUE SERBETO ENVIADO ESPECIAL A ESTRASBURGO l presidente francés, Emmanuel Macron, pretende construir una soberanía europea para cimentar el desarrollo futuro de la UE, que considera en peligro por los nacionalismos, en un mundo cada vez más inestable. En un larguísimo debate en el Parlamento Europeo, reunido en Estrasburgo, Macron chocó en cierto modo con el hecho de carecer de alianzas políticas entre los partidos tradicionales, pero ha logrado engarzar bien en el debate individual con los diputados, en lo que probablemente ha sido el comienzo de su campaña para las elecciones europeas del año que E viene. Su momento de mayor entusiasmo ha sido al defender su participación en la operación militar en Siria del fin de semana pasado y se le ha visto especialmente incómodo al escuchar las intervenciones de los antieuropeos más radicales, casi siempre franceses. Macron empezó su discurso hablando de que estamos ante una forma de guerra civil europea en la que los egoísmos nacionales parecen más importantes que todo lo que nos une y en nuestro entorno crece la fascinación antiliberal y emergen grandes potencias totalitarias Mientras el terrorismo islamista sigue siendo una amenaza clara, Europa debe afrontar grandes transformaciones por lo que es esencial convencer a los ciudadanos de que Europa es lo que les puede proteger Ha sorprendido con su idea de que Francia aceptaría un aumento del presupuesto comunitario aunque fuera a cambio de cierta condicionalidad en su utilización y con su repentino apoyo al mecanismo de la designación de un supercandidato a la presidencia de la Comisión Europea, como un modelo de refuerzo de la participación democrática, a lo que inicialmente se oponía. Macron es probablemente el primer presidente francés que no trata los problemas europeos con el pie frenado por la poderosa fuerza del interés franco- francés o como le dijeron ayer en el pleno, el primero que acepta una Europa fuerte, sin que sea necesariamente una Europa francesa El hecho de haber batallado precisamente contra el Frente Nacional y lo que este partido antieuropeo significa ha marcado su plan de ruta, y explica su idea de que hay que reforzar esa soberanía europea que se superopone sin anular a las de los países miembros, pero que puede permitir una mayor protección a los ciudadanos comunitarios lejos de los egoísmos nacionales y el populismo. Un milagro universal En su visión del futuro insistió en que hay que reformular Europa, terminar con divisiones norte y sur y este y oeste y reivindicar el modo de vida europeo, democrático y abierto puesto que en el desorden global actual la UE es la única región del mundo con un alto nivel de exigencia en ámbitos económico y militar, pero también de libertades, de respeto a las minorías, de igualdad entre hombres y mujeres o de lucha contra el cambio climático Para Macron la UE es un milagro universal y su identidad Advertencia Macron criticó los egoísmos nacionales que generan una forma de guerra civil europea Afirmar las raíces Reivindicó el modo de vida europeo frente al desorden global actual