Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 15 DE ABRIL DE 2018 abc. es deportes DEPORTES 89 VALERIO MERINO partido. Sin embargo, también entraña su riesgo. Porque ahora llega el momento de la presión, de verlo cerca, acariciarlo, tocarlo... De hecho, sólo hay que remontarse al partido del Lorca, en el que costó sobremanera ganar. Con todo, quedan pocas dudas de que estamento por estamento del cordobesis- mo habría aceptado esta situación en este partido de Pamplona y más cuando aún quedarán 21 puntos en juego. Sin embargo, el Córdoba tiene un problema considerable. Y no es otro que se va a presentar sin José Antonio Reyes. Lesionado tras recibir la enésima falta de las que recibe en cada partido, el utrerano no ha arriesgado con vistas a estar en partidos donde los puntos tienen casi en rango de obligatorios, como serán los siguientes ante el Sevilla Atlético o la Cultural. Sin embargo, el Córdoba tiene un problema considerable. Y no es otro que se va a presentar sin José Antonio Reyes. Lesionado tras recibir la enésima falta de las que recibe en cada partido, el utrerano no ha arriesgado con vistas a estar en partidos donde los puntos tienen casi en rango de obligatorios, como serán los siguientes ante el Sevilla Atlético o la Cultural. Sin Reyes, quien fue sustituido en la lista por Fernández, el Córdoba pierde a su factor diferencial. Y lo malo es que se suma a las bajas de Javi Lara y Alfaro. Por lo tanto, pierde un porcentaje importante de creatividad. De hecho, esta situación podría llevar a Álvaro Aguado, la nueva sensación de la plantilla, a jugar por detrás de Guardiola y completamente liberado para ejecutar el último pase. De paso, no es de extrañar que Sandoval adopte un perfil más compacto en el centro del campo. Es decir, situar a Jesús Valentín junto a Edu Ramos para poner más diques a uno de los equipos que tienen más talento arriba de la categoría. Y más si entre ellos está Xisco, ese viejo conocido de la parroquia blanquiverde y que se caracteriza por ser un gran dominador del juego aéreo. En cuanto a Osasuna, las bajas de Unai García y Clerc le obligarán a modificar la defensa con las entradas de Aridane y Lillo, quien llevará a Flaño al lateral izquierdo. Además, Lucas Torró, quien también sale de sanción, estará en el centro del campo en lugar de Arzura. Todos ellos escoltando a Xisco, Quique y David Rodríguez, quienes, probablemente, sean la mejor tripleta de la Liga más allá de lo que digan los números. En parte, lo mismo que ocurre a Osasuna en el curso. Aquel proyecto de Jesús León con Fran Mérida El montoreño contaba con el centrocampista en su anterior tentativa de dirigir el club A. D. J. CÓRDOBA Tras unos primeros escarceos, parecía que en 2016 iba a llegar su momento. Sin embargo, González, el anterior dueño de la sociedad, echó para atrás una operación que estaba muy cercana a cristalizar. De hecho, empezaron a sonar posibles nombres con los que edificar la nueva imagen de un Córdoba que tenía como principal meta volver a Primera División. En ese Córdoba, que se quedó en un formato virtual, llamaban poderosamente la atención un par de nombres. Uno de ellos es Quique Setién. El cántabro, tras cerrar una brillante etapa en Lugo y antes de ir a Las Palmas, tuvo que esperar su momento y al empresario montoreño le gustaba que fuera el encargado de diseñar el equipo. Finalmente, se desmoronó esa idea, aunque el tiempo ha demostrado que Jesús León tenía un afinado punto de mira por el trabajo que sigue confirmando a Setién en el Betis. Y para darle forma a esa idea quería contar con un jugador especial, distinto. El elegido era Fran Mérida, a quien en su mo- mento llegaron a denominar como el nuevo Cesc por aquello de que se formó en el Barcelona y en etapa formativa se marchó al Arsenal. El caso es que por entonces Fran Mérida se había convertido en uno de los mejores centrocampistas de Segunda División con el Huesca. De hecho, fue en el Altoaragón donde consiguió el punto necesario de madurez a una carrera que le llevó por equipos como el Atlético de Madrid, en el que coincidió con Reyes para levantar una Europa League en 2012, el Hércules o el Paranaense, de la Liga Brasileña. Tras esa experiencia, regresó a España y tuvo que esperar hasta el mercado de invierno para incorporarse al Huesca, que luchaba por ascender a Segunda B en 2015. En la temporada siguiente, Mérida brilló hasta el punto de que recibió la oferta de Osasuna, que terminaba de ascender a Primera División en un play off en el que también estuvo el Córdoba. Por entonces, se habían desvanecido las opciones de que González vendiera a León su paquete accionarial del club. Por supuesto, el equipo que tenía en mente, también. Hoy Jesús León estará en el palco de El Sadar como presidente del Córdoba y Mérida en el campo, pero con la camiseta de Osasuna. Cada uno defenderá sus intereses después de que ese sueño no se transformara en realidad.