Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 15 DE ABRIL DE 2018 abc. es cultura CULTURA 77 Cuadro titulado Primer homenaje a Cristóbal Colón obra del montillano José Garnelo en 1892 que pertenece al Museo Naval de Madrid Cronología 1525 Hernando y Fernán se conocen. Quizá tuviesen contacto previo, pero lo cierto es que la primera visita de Pérez de Oliva a Colón se documenta en esta fecha. 1528 El primer manuscrito. Pérez de Oliva escribe su texto sobre el viaje de Colón y se lo hace llegar a Hernando para su biblioteca. 1537- 1538 Segundo manuscrito. Hernando Colón escribe el texto sobre su padre, que se conocerá como Historia del Almirante 1571 Aparece Historia del Almirante Se publica en Venecia con una primera parte dudosa, impulsada por Luis Colón. Hasta el siglo XVII no se traduce al español. 1965 de la dignidad del hombre Su obra quedó inédita a su muerte, pero su sobrino Ambrosio de Morales, cordobés ilustre, se responsabilizó de editarla a finales del XVI. El profesor de la Universidad de Córdoba Pedro Ruiz se ha ocupado de este asunto y en especial de dos textos que escribió Pérez de Oliva y que su sobrino manejó, pero nunca publicó. Uno de ellos dedicado a Cristóbal Colón y el segundo a Hernán Cortes y que no aparecieron en la escena internacional, cada uno por un lado, hasta el siglo XX. Tal es la confusión que incluso en el perfil de la Wikipedia de Pérez de Oliva se dice hoy que el libro que éste le dedicó a Cristóbal Colón está aún inédito, perdido. Se apunta incluso con sorna a la posibilidad de que el pobre Hernando Colón plagiase para su Historia del Almirante a Pérez de Oliva. Tal acusación fue común en realidad durante décadas y se debe a que en el registro de la Biblioteca Colombina existía una entrada del libro de Fernán. El ejemplar en sí nunca se encontró entre los fondos del hijo del almirante y de ahí los rumores. La solución El propio Pedro Ruiz ha escrito con brillantez sobre este asunto y ha defendido varios hechos. El primero, que Fernán Pérez de Oliva escribió con sentido unitario sus textos sobre Colón y Hernán Cortés. El segundo, que existieron dos originales de cada parte y dos copias. Las originales en la Biblioteca Colombina (la de Colón) y en la del Escorial (la de Hernán Cortés) y las copias desaparecidas durante siglos. La solución a este embrollo, complejo de entender, ocurrió en el siglo XX con varios hechos encadenados. Primero, la publicación en 1927 por parte del editor William Atkinson de la obra sobre Hernán Cortés que había estado traspapelada en El Escorial durante siglos. Más tarde, la aparición en una subasta de Sotheby s, en mayo de 1928, de las dos copias, que nunca llegaron a subastarse pero una de las cuales (precisamente la de Colón) llegó a manos del hispanista cubano José Juan Arrom, que la publicó en edición crítica, en Bogotá, en 1965. Ambas juntas las publicó unitariamente Pedro Ruiz en la Universidad de Córdoba en los años 90. La historia, pese a sus vericuetos, demuestra en cualquier caso que Córdoba no tuvo un biógrafo del Almirante sino dos: Hernando Colón y Pérez de Oliva. Imposible que ninguno pensase mientras escribía sobre el marino que cinco siglos después en una extraña ínsula llamada Wikipedia se seguiría incurriendo en errores sobre sus autorías. Ellos vieron descubrir un nuevo mundo allende los mares pero no pudieron barruntar otros mundos cibernéticos dudosos aún por conquistar incluso para los pioneros escritores colombinos. Primera edición con siglos de retraso. Se publica por vez primera la obra perdida de Fernán Pérez de Oliva, y se hace en Colombia y con edición de José Juan Arrom. fica sea ajena al autor, y encargada por Luis Colón a algún negro para dar lustre al pasado familiar y lograr fondos, y la segunda sí sea obra directa del hijo del descubridor. Muchos son los datos que aporta, pero se resumen en dos: que es dudoso que Hernando cometiese tantos errores sobre su padre y que no es menos impensable que un libro pueda tener una primera parte tan pobre y una segunda tan brillante. Imposible saber qué ocurrió, pero esa es al cabo la historia de ese libro que firma el cordobés Hernando Colón, pero que quizá tenga detrás la pluma de un pobre escribano al que para siempre le espera el cruel anonimato. Pérez de Oliva No menos curiosa es la historia del libro colombino que escribió Fernán Pérez de Oliva. Nacido también en Córdoba a finales del XV, murió antes de cumplir los 40. Ocupó pese a ello el Rectorado de la Universidad de Salamanca y dejó textos como el Diálogo Las primeras obras A la izquierda, una edición en español de la Historia del almirante de Hernando Colón, que no la vio publicada. A la derecha, las obras de Fernán Pérez de Oliva, que escribió sobre Cristóbal Colón y sobre Hernán Cortés unos textos que se perdieron y no vieron la luz hasta las primeras décadas del siglo XX