Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 15 DE ABRIL DE 2018 abc. es internacional INTERNACIONAL 53 terror de Bashar al Assad Occidente señala al líder sirio sus líneas rojas, pero renuncia a neutralizarlo El ataque de EE. UU. Francia y Reino Unido, en el que no hubo víctimas mortales, no modifica la hegemonía del dictador, Rusia e Irán Manuel Erice Corresponsal de ABC en Washington AFP ashar al Assad ha recibido su segundo castigo. Los primeros misiles sobre el cielo de Damasco a las cuatro de la mañana hora local, nueve de la noche en Washington, ponían fin a una semana de tenso enfrentamiento diplomático y algunas vacilaciones aliadas sobre el alcance de la operación militar que debía poner en su sitio al dictador. Su última atrocidad en la interminable guerra siria, que dejó más de 40 muertos y medio millar de heridos en Duma con el uso de armas prohibidas por la convención de Ginebra, encontró una réplica. Breve, aunque atronadora. Fue un ataque perfectamente ejecutado. Gracias a Francia y Reino Unido por su sabiduría y su poder militar. El resultado no ha podido ser mejor, ¡misión cumplida! Trump exhibía satisfacción plena en Twitter a primera hora de la mañana. El ataque sólo provocó tres heridos. El tiempo sopesará la rentabilidad de una ofensiva tan medida. Tanto, que se limitó a golpear la investigación, el almacenamiento y la producción de armas químicas, pero ni una instalación militar, y menos aún, complejos de viviendas de los altos cargos del régimen, se hallaban entre los objetivos. Nada que permitiese pensar en que el responsable de fechorías como la que se juzgaba fuera a ser neutralizado. El dato paradójico es que una operación con el doble de armamento, 105 misiles, no dejó una sola víctima, frente a la decena de fallecidos y otros tantos heridos bajo los 59 proyectiles que habían destruido la base de Sheyrat un año antes. Ni Estados Unidos ni Francia ni Rei- B no Unido están dispuestos a variar el curso de los acontecimientos en Siria. El día después de la lluvia de misiles, el régimen de Al Assad mantenía intacto su camino hacia la victoria militar frente a los rebeldes, allanado desde que Rusia se inmiscuyera directamente en la región, con el refuerzo de Irán, para decantar el curso de la guerra. Las comparecencias de Donald Trump, Emmanuel Macron y Theresa May en el momento en que se estaba llevando a cabo la ofensiva militar no pudieron ser más explícitas sobre la intención de evitar cualquier modificación del statu quo de la región. Esto no va de intervenir en Siria. No va de cambiar de régimen. Va de un bombardeo selectivo y limi- tado que no cree una escalada de tensiones y evite causar bajas precisó la premier británica. El propio Trump, pese a sus duras acusaciones contra el dictador asesino Al Assad y contra Rusia e Irán por su complicidad, volvió a recordar su intención de que los 2.000 soldados norteamericanos abandonen aquel país en cuanto se confirme la victoria sobre Daesh: Estados Unidos no va a estar siempre allí, ni es su misión ponerse a solucionar los problemas de la región Los objetivos La precisa ofensiva de la noche del viernes alcanzó a tres instalaciones: el centro de investigación y desarrollo de Barzah, al sur de Damasco, donde impactaron 77 misiles. También, dos edificios en el complejo de Him Shinshar, muy cerca de la ciudad de Homs, a donde fueron dirigidos 29. El régimen sirio elevó el total de los proyectiles a 110, al tiempo que aseguró que muchos de ellos habían sido neutralizados. Información desmentida por las fuentes estadounidenses. Todos los objetivos destruidos guardaban en su interior armas químicas, como el gas cloro y el agente nervioso gas sarín, según la versión del general Kenneth F. Mackenzie. En la operación participaron, por parte de Estados Unidos, que llevó el peso, dos destructores, el USS Laboon y el USS Higgins, ambos de la clase Arleigh Burke; el crucero con misiles guiados USS Monterey, de la clase Ticonderoga, según confirmó este periódico, además del submarino USS John Warner, de la clase Virginia, y cinco aviones de combate (Rafale y Mirage) entre ellos dos B- 1. Francia aportó cuatro aviones de combate y cuatro barcos de guerra. Mientras que el Reino Unido estuvo presente con ocho Dos visiones distintas Donald Trump PRESIDENTE NORTEAMERICANO Gracias a Francia y al Reino Unido por su sabiduría y por el poder de sus excelentes ejércitos Vladímir Putin PRESIDENTE RUSO El ataque tendrá un efecto destructivo sobre todo el sistema de relaciones internacionales