Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 10 DE ABRIL DE 2018 abc. es cultura CULTURA 57 Los sueños y deseos que forjaron el dadaísmo y el surrealismo El Palacio de Gaviria de Madrid exhibe 180 obras del Museo de Israel en Jerusalén NATIVIDAD PULIDO MADRID ABC Varios equipos de especialistas y arqueólogos franceses trabajan desde hace años entre las tumbas, restos arqueológicos y ruinas del norte de Arabia Saudí, en el desierto donde hace siglos existió el reino nabateo destruido y anexionado por Roma. Esos equipos de especialistas serán los primeros en participar en el ambicioso proyecto franco- saudí. En su origen último, el futuro sitio de Mada in Saleh ha sido concebido como futuro motor turístico no religioso, de Arabia Saudí. Más de dos millones de peregrinos musulmanes visitan anualmente La Meca. La reconstrucción arqueológica y turística de una antigua ciudad nabatea debiera atraer a un número similar o superior de turistas no religiosos, pilar de una futura industria por imaginar y construir. El Palacio de Gaviria de Madrid, que ha cambiado de propietario (pasó de manos privadas a un grupo empresas) sigue siendo la sede elegida por la firma italiana Arthemisia para organizar exposiciones en la capital. Ya lo hizo con Escher y Mucha. Según sus responsables, ambas muestras fueron visitadas por cerca de 400.000 personas. Cifra que sorprende en una ciudad con tanta oferta cultural y teniendo en cuenta que el precio de la entrada general actualmente es de 13 euros. Su fórmula, que ya han exportado a otras ciudades (la próxima será Nueva York) organizar exposiciones en espacios privados, normalmente con fondos de una sola colección. En este caso, una colección pública, la del Museo de Israel en Jerusalén, que ha cedido 180 obras. Famoso por sus colecciones de arqueología prehistórica incluyendo los Rollos del Mar Muerto también atesora importantes fondos dadaístas y surrealistas gracias, sobre todo, a la donación del poeta y galerista Arturo El museo israelí recibe de Arthemisia una compensación económica por el alquiler de las obras. Dalí, Duchamp y Magritte son los reclamos publicitarios de la exposición (en sus laberínticos espacios hay piezas célebres de todos ellos, como la Sala Mae West, Rueda de bicicleta y El castillo de los Pirineos respectivamente) aunque son muchos más los artistas presentes en ella: Man Ray y sus Óscar Tusquets: Exhumar los restos de Dalí es un escándalo Amigo y colaborador de Salvador Dalí, el arquitecto Óscar Tusquets firma el montaje de la exposición, que incluye una reconstrucción de la Sala Mae West, que ambos crearon en 1975 para el TeatroMuseo Dalí de Figueras. Con una novedad: una cámara filma el espacio y puedes verte dentro de la sala. Algo que, al parecer, ya pensó hacer Dalí. Considera Tusquets un escándalo haber exhumado los restos de Dalí sin tener la más mínima prueba. Es un precedente muy negativo Reinterpretación en el Palacio de Gaviria de la Sala Mae West del Teatro- Museo Dalí de Figueras retratos de Meret Oppenheim y Kiki de Montparnasse, musas de la modernidad, además de su celebérrimo Negro y blanco Nusch Éluard vista por Dora Maar; Dalí travestido como la Mona Lisa por obra y gracia de Philippe Halsman, su fotógrafo de cabecera Miró, Picasso, Schwitters, Jean Arp, Brassaï, Max Ernst, Leonora Carrington, Rufino Tamayo, Masson, Yves Tanguy, Giorgio de Chirico, Dorothea Tanning, Delvaux... La exposición explora las obsesiones que centran dos de los movimientos más revolucionarios del siglo XX: el dadaísmo, surgido en 1916 en el Cabaret Voltaire de Zúrich y con Tristan Tzara como abanderado; y el surrealismo, que nació en París años después con Breton al frente. Obsesiones como el deseo (cuyas obras se exhiben en la sacristía del palacio, algo que hubiera fascinado a los surrealistas) el automatismo, la metamorfosis, lo onírico... Sus lenguajes son muy radicales: collages, ensamblajes, ready- mades, performances... La muestra, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid y la embajada de Israel en España, ha recreado en el montaje la instalación 1.200 sacos de carbón creada por Duchamp para la Exposición Internacional del Surrealismo de París en 1938. Al final del recorrido, un área para que los visitantes se hagan selfies ante las nubes de Magritte y con su inmortal pipa (aunque él insistiera en que no lo era) Si el belga levantara la cabeza... Diplomacia cultural entre Francia y los países árabes El Louvre Abu Dabi culminó un ambicioso proyecto de diplomacia cultural: construir en la capital de los Emiratos Árabes Unidos una sucursal del navío almirante de la cultura francesa. Inaugurado el 8 de noviembre de 2017, es ya un ejemplo canónico de acción cultural exterior, movilizando el saber hacer del Estado (conseguir los contratos) y el saber hacer creativo (lo construyó un arquitecto francés, Jean Nouvel) puestos al servicio del patrimonio cultural nacional. Juegos oníricos Arriba, El castillo de los Pirineos de Magritte. A la izquierda, El rey jugando con la reina de Max Ernst Duchamp, Magritte, Dalí. Revolucionarios del siglo XX Palacio de Gaviria. Arenal, 9. Madrid. Hasta el 15 de julio.