Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 10 DE ABRIL DE 2018 abc. es conocer SOCIEDAD 55 DE CARA Francisco saluda desde el papamóvil a los fieles que participaron el domingo en la misa en la plaza de San Pedro APF El Papa quiere santos de clase media Mark Zuckerberg, ayer, tras el encuentro con un senador en el Capitlolio REUTERS Publica una carta para invitar a los católicos a redescubrir la llamada a la santidad JAVIER MARTÍNEZ- BROCAL VATICANO ...y también en el mundo virtual La carta del Papa contiene numerosas propuestas porque la santidad es una vida más sana y más feliz incluso en el mundo virtual. Por ello, invita a vivirla también en internet. Por ejemplo, lamenta la violencia verbal en la redes, o que haya medios de comunicación católicos que difamen, olvidando el respeto por la fama ajena Su llamada a la sobriedad significa prescindir del consumo de información superficial y las formas de comunicación rápida y virtual, pues pueden ser un factor de atontamiento que se lleva todo nuestro tiempo y nos aleja de la carne sufriente de los hermanos Le preocupa, además, la situación de quienes viven expuestos a un zapeo constante, navegando en dos o tres pantallas simultáneamente e interactuando al mismo tiempo en diferentes escenarios virtuales porque quedan a merced de las tendencias del momento sultora utilizara datos de usuarios (sólo de los que consentían mediante el registro en una app y para uso científico) derivó en el mayor uso de datos sin permiso que ha afectado hasta ahora a los usuarios de una red social. Como se desveló cuando estalló el escándalo, la firma, que trabajó en favor del Brexit y para Donald Trump, terminaría empleando esos datos privados para inducir el voto de millones de personas, mediante su combinación con publicidad electoral. En un cambio de actitud con relación al pasado año, cuando envió a sus directivos al Capitolio, Zuckerberg tampoco ahorrará hoy una asunción de responsabilidades en el abuso que cometieron activistas favorables al Gobierno ruso. Corrons alerta de que este suceso podría, incluso, llegar a comprometer la seguridad de grandes empresas, ya que una de las formas de atacar el sistema de una compañía es a través de sus empleados. Aún no somos conscientes de hasta dónde pueden llegar las consecuencias de Cambridge Analytica apostilla Domingo. Quienes piensen que la reforma del Papa se limita a la curia vaticana, se equivocan. Más que a cambios operativos, Francisco dedica sus energías a poner en marcha un cambio cultural que pasa por la implicación personal de cada uno. Un paso más en esa dirección es Alegraos y regocijaos una carta sobre la llamada a la santidad en el mundo actual, que el Vaticano publicó ayer. Se trata de una exhortación apostólica un texto dirigido a los católicos. Es el quinto gran documento de su pontificado y arranca con un desmentido. Para ser santos no es necesario ser obispos, sacerdotes, religiosas o religiosos escribe el Papa. Muchas veces tenemos la tentación de pensar que la santidad está reservada solo a quienes tienen la posibilidad de tomar distancia de las ocupaciones ordinarias, para dedicar mucho tiempo a la oración. No es así. Todos estamos llamados a ser santos viviendo con amor y ofreciendo el propio testimonio en las ocupaciones de cada día, allí donde cada uno se encuentra explica el Papa. ¿Estás casado? Sé santo amando y ocupándote de tu marido o de tu esposa, como Cristo lo hizo con la Iglesia. ¿Eres un trabajador? Sé santo cumpliendo con honradez y competencia tu trabajo al servicio de los hermanos. ¿Eres padre, abuela o a tus intereses personales propone. En el documento, el Papa recoge la herencia de numerosas instituciones católicas, nacidas a lo largo del siglo XX, que ayudaron a la Iglesia a valorar el papel de los laicos, y a que la personas corrientes asumieran su propia responsabilidad. La santidad que describe Francisco derrocha optimismo, cambia la vida de las personas, y está a la mano de cualquiera. Se construye a través de pequeños gestos desde no ser agresivos en internet, hasta escuchar con paciencia a los hijos, no dar importancia a los defectos de los demás, o tratar con humanidad a las personas. Un cambio real de vida Cuando encuentro a una persona durmiendo a la intemperie, en una noche fría, puedo sentir que ese bulto es un imprevisto que me interrumpe, un delincuente ocioso, un estorbo en mi camino, un aguijón molesto para mi conciencia, un problema que deben resolver los políticos, y quizá hasta una basura que ensucia el espacio público. O puedo reaccionar desde la fe y la caridad, y reconocer en él a un ser humano con mi misma dignidad, a una criatura infinitamente amada por el Padre, a una imagen de Dios, a un hermano redimido por Jesucristo. ¡Eso es ser cristianos! ¿O acaso puede entenderse la santidad al margen de este reconocimiento vivo de la dignidad de todo ser humano? La propuesta de Francisco es emprender un cambio real de vida para que no sea una existencia mediocre, aguada, licuada De otro modo, la santidad será solo palabras Y, sin duda, este es un pontificado más de gestos que de palabras. abuelo? Sé santo enseñando con paciencia a los niños a seguir a Jesús. ¿Tienes autoridad? Sé santo luchando por el bien común y renunciando