Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 25 DE MARZO DE 2018 abc. es conocer SOCIEDAD 73 historias en torno a la soledad basadas en episodios reales. La soledad es ya una epidemia del mundo desarrollado, que se extiende por España. Aunque estos relatos son pura ficción, posiblemente los supere la realidad en la que se basan POR MARI PAU DOMÍNGUEZ que no tenemos toda la tarde le requiere la reportera en un tono condescendiente. A ver si este pesado me deja seguir. Paseamos por el pueblo para conocer todos sus rincones, eso me encanta, y compramos en las tiendas, en las que son baratas, claro; también salimos al campo y participamos en talleres con los voluntarios. Pero, ¿sabe qué es lo mejor? Las amistades que hacemos. ¿Pero luego se siguen viendo? ¡Anda, pues claro! Marga, no te vengas arriba Avelino, 89 años si apenas puedes moverte, ahora resultará que quedáis en el Ritz todos los viernes a tomar el té, jaja le da un codazo a Manuel y a éste se le cae el bastón al suelo. Los demás arrancan a reír y acaban contagiando a la periodista. Bueno... quedar, no podemos. Pero nos llamamos. Manuel y Avelino se enzarzan en una discusión, enfadado el primero por el codazo. Siempre están discutiendo explica José Luis al equipo de televi- sión Lucharon en bandos distintos en la Guerra Civil y, escuchando sus broncas, parece que la contienda no hubiera acabado. Entonces los voluntarios empiezan a repartir gorros de paja que los ancianos se colocan aplicados. Manuel, agarrado de nuevo a su bastón de empuñadura lisa y brillante, y con la espalda encorvada por el paso inexorable de los años, se lo encasqueta de una vez, emulando a un chulapo. El final de la tarde llega entre sonrisas que hacen olvidar la soledad, bajo los focos extinguidos de las cámaras. Mientras la fila avanza para ir subiendo al autocar, Manuel se acerca a la periodista y le coloca a traición un gorrito igual al que todos ellos llevan. La joven se da media vuelta de un respingo y, al encontrarse con la risa socarrona de Manuel, tira con gracia del ala del sombrero del anciano hacia abajo antes de que Alma lo ayude a subir los escalones del autocar que ya enciende motores para poner rumbo a Navacerrada.