Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 ESPAÑA El desafío soberanista Una sociedad fracturada DOMINGO, 25 DE MARZO DE 2018 abc. es espana ABC Quien haya visto La muerte de Stalin genial recreación en clave cómica del fin del más absoluto genocida del siglo XX, entenderán el efecto paralizador del miedo La Cataluña del miedo SERGI DORIA BARCELONA gar de condenar Cataluña al abismo de la DUI habría convocado elecciones. Pero le pudo el miedo. No hace falta repetir los nombres de los linchadores: 155 monedas, rompedores de carnet, quemadores de retratos reales, abonados a la palabra botifler Tampoco hace falta abundar sobre el moderado Santi Vila; atenazado por la presión del miedo abandonará el bateau ivre antes del hundimiento: el dúo Rull- Turull fontaneros pujolistas que no saben lo que es trabajar de verdad le llamará rata a Cataluña secesionista quiso desbordar al Estado de derecho y acabó desbordándose a sí misma: hoy es la República del miedo. La pervivencia del nacionalismo como movimiento totalista bascula entre el dogma de la pureza y la represión del desviacionismo. Sucedió en la Lliga que colaboró en el Gobierno de España y acabó fracturada en Acció Catalana. Le sucedió a Acció Catalana, desbordada por el coronel Macià y su Esquerra populista. Después del Visca Macià, mori Cambó! la Esquerra de 1934 se desgajó entre los escamots fascistas de Estat Català y el pragmatismo tarradellista que rechazó el 6 de octubre. La patética frase de Companys al culminar el golpe ara també em direu que no sóc prou catalanista? ¿ahora también me diréis que no soy lo bastante catalanista? ilustra ese miedo a ser demonizado por los extremistas. Los dietarios de Amadeu Hurtado Abans del sis d octubre o las Memòries polítiques de Joan Puig i Ferreter ¿por qué nadie las reedita? ¿duele saber que ERC nunca fue un partido serio? aportan más ejemplos del miedo purificador nacionalista. El pavor a ser etiquetado de mal catalán actúa de pegamento para el monolitismo que paraliza Cataluña. La retórica en años del Exilio con mayúscula, no del turismo subvencionado de Puigdemont consistía en proclamar quién la tenía más grande (la bandera) ¡Ay del que cuestionara que la guerra civil se hizo contra Cataluña! L les. Serrat era despreciado por su cantar bilingüe y Llach bendecido cual escolà montserratino. Òmnium le daba el Premi d Honor de les Lletres Catalanes al ruidoso Pere Quart y dejaba tirado en Bélgica al anciano Carner. Con el pujolismo se siguió aplicando ese método castrador: las lecturas obligatorias de los educandos sacralizaban la medianía de Pedrolo o Martí Pol mientras se ninguneaba a Sagarra y Pla... Ese pasado explica actitudes del presente. Las redes sociales son la gasolina del linchamiento. Raimon se mostró dubitativo sobre la independencia y fue excomulgado, mientras que a Serrat se le llamaba fascista. Si Puigdemont no decidiera a golpe de Twitter escribía Enric Juliana en lu- La sociedad, contaminada Un disidente del franquismo como Dionisio Ridruejo bautizó irónicamente a los inmovilistas del Régimen: el macizo de la raza Cuando lean estas líneas, la ANC culminará unas elecciones más propias de la democracia orgánica del movimiento que de la democracia real que vindican. Elisenda Paluzie, primera por la derecha, ayer, durante la reunión que la eligió presidenta de la ANC EFE Método castrador El contra Cataluña es el mantra de la represión ideológica en el lobby nacionalista: su banderín de enganche. En los años sesenta, los puros comulgaban en la abadía de Montserrat, leían Serra d Or y sufragaban Òmnium Cultural. Los malos catalanes de Burgos que aprovechaban intersticios del Régimen y batallaban con la censura escribían en Destino: Vergés, Agustí, Pla y compañía. Al lúcido Gaziel se le miraba de reojo, autor de El desconhort y Meditacions en el desert sobre las contradicciones de los derrotados. El historiador Vicens Vives tampoco era de fiar: desmentía con rigor la leyenda de 1714: el Decreto de Nueva Planta desescombró Cataluña de instituciones feuda- SECESIONISTA Y CONTRARIA AL ESTATUTO DE 2010 Elisenda Paluzie releva a Jordi Sànchez al frente de la ANC D. TERCERO BARCELONA Elisenda Paluzie (Barcelona, 1969) se convirtió ayer en la nueva presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) relevando en el cargo a Jordi Sànchez, diputado autonómico de Junts per Catalunya, acusado de rebelión ante el Tribunal Supremo y en prisión incondicional en Madrid por este motivo. Es profesora de la Facultad de Economía de la Universidad de Barce- lona (UB) en la que ejerció como decana durante ocho cursos, activista independentista desde los 18 años y contraria al Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2010 antes de que pasara, incluso, por el ajuste legal del Tribunal Constitucional. El Secretariado Nacional de la entidad, formado por 77 personas, decidió este sábado apostar por Paluzie como presidenta, quien ya había obtenido el mayor número de apoyos de los socios en las elecciones de hace una semana. Paluzie obtuvo ayer 71 votos a favor. Hubo dos abstenciones y cuatro miembros de la dirección de la ANC no asistieron a la reunión, celebrada en San Cugat del Vallés (Barcelona) que eligió a los nuevos cargos orgánicos de entre los ganadores de las elecciones. Además de Paluzie, Pep Cruanyes es el nuevo vicepresidente (66 votos a favor y siete en blanco) Montserrat Rossell es la elegida como secretaria y Joaquim Arnau es el que tendrá las funciones de tesorero. La ANC es la entidad independentista más potente y cuenta con más de 7.100 socios.