Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ANDALUCÍA DOMINGO, 25 DE MARZO DE 2018 abcdesevilla. es andalucia ABC El Puerto y Chiclana se suman a las crisis municipales del PP La ejecutiva regional tiene que atajar las rupturas en Granada, Huelva y Sevilla L. V. J. L. L. R. CÁDIZ GRANADA JAÉN Jaén, la gran evasión En Porcuna han abandonado el PP el alcalde, Miguel Moreno, y sus 8 concejales. Además, 200 militantes de ese municipio se han dado también de baja, según ha reconocido la dirección provincial. En Cárcheles, Aldeaquemada. Albanchez de Mágina y Castellar los alcaldes ya no son tampoco militantes populares. Todos ellos concurrirán previsiblemente como candidatos de Ciudadanos en las próximas elecciones municipales. La dimisión de tres concejales en El Puerto de Santa María, abre una nueva brecha en las crisis municipales del Partido Popular que afectan a varias provincias y que se antoja como la mayor urgencia de la ejecutiva regional del partido. La triple dimisión en el equipo portuense es el resultado del cisma abierto tras la elección de Germán Beardo como alcaldable para las elecciones municipales de 2019. Los ediles Gonzalo Ganaza, Alejandro Merello y Consuelo Lorenzo dimiten y dejan el acta de concejal ante la supuesta imposibilidad de poder presentar alternativas. A pesar de los esfuerzos realizados por el secretario general del Partido Popular en El Puerto, Javier Bello, intentando mostrar los hechos como diferencias propias de los partidos al no haber abandonado los dimisionarios la militancia, se trata de otra crisis de ámbito municipal a poco más de un año para las elecciones locales, en una localidad que resulta vital para las aspiraciones de los populares en la Diputación gaditana. No es la única crisis en la provincia de Cádiz. El expresidente local del Partido Popular en Chiclana entre los años 2005 y 2012 y actual concejal Nicolás Aragón también ha presentado esta semana su baja en la formación por decisión personal. Algo que comunicó vía whatsapp El PP se mostró sorprendido por la decisión ya que jamás, en ningún momento, Aragón ha trasladado disconformidad o punto de vista discordante con la línea del partido, sino todo lo contrario, mostrando su satisfacción por el trabajo que se estaba realizando a pie de calle por lo que lo vinculó a una rabieta por no haberle garantizado su presencia en las listas. Aragón no entregará el acta de concejal. Las de Cádiz se suman a las crisis reconocidas en al menos tres de las capitales andaluzas: Huelva, Granada y Sevilla. De la situación del grupo municipal onubense habla claramente el que ninguno de sus concejales se haya proyectado como alcaldable. El partido ha optado por una independiente a tenor de las malas relaciones internas que hay en su grupo municipal. La designación de la decana de la Facultad de Trabajo, Pilar Marín, ha evidenciado la apuesta por la renovación en el cartel electoral y la ausencia de una figura líder y capaz de aunar fuerzas entre los actuales concejales. De hecho, el grupo municipal ha estado dividido sin esconderse a lo largo del mandato, división que forzó el pasado año la salida a toda prisa del portavoz el que fuera mano derecha del ex alcalde Pedro Rodríguez Ángel Sánchez, al que el resto de ediles habían hecho el vacío, excepción de Berta Centeno. Muestra de la situación fue durante meses la ausencia de concejales del PP de las sesiones plenarias. La marcha de Sánchez llevó algo de paz al Ayuntamiento, más externa que de puertas adentro, ya que sigue habiendo divisiones que pueden acentuarse a partir de ahora, de cara a la conformación de las listas electorales. frentamiento por el liderazgo del partido que protagonizaron el pasado año el presidente desde hace 14 años, Sebastián Pérez, y el todavía concejal Juan García Montero, que representa a la facción derrotada del exalcalde Torres Hurtado, tuvo su traducción en muchos municipios granadinos, donde se repite la dicotomía con distintos nombres. Si bien el debate sobre qué familia debe dirigir el PP en Granada ya se da por resuelto- -a falta de que se juzgue el congreso provincial, denunciado por supuestas irregularidades- -las heridas aún no han cicatrizado y el bando perdedor ha manifestado que no se siente representado por la actual dirección. La imposibilidad de que algunas caras visibles puedan seguir avanzando en política y la tentación de marcharse a otras opciones en auge, como Ciudadanos o el partido de nueva creación Juntos por Granada, cuyos integrantes mantienen contactos con el entorno de García Montero, ha hecho que salten las alarmas de una posible sangría; al menos de votos. ...Y Sevilla La elección como candidato a la Alcaldía de Sevilla, del portavoz municipal popular, Beltrán Pérez ha despejado la duda sobre el liderazgo en el grupo municipal. Otra opción hubiera generado más incertidumbre a la labor de oposición de los populares hasta las elecciones. Las tensiones internas del partido en la provincia hasta la ajustada resolución del congreso que otorgó la presidencia a Virginia Pérez en 2017 hicieron mella en el equipo del partido que ganó las elecciones de 2015 con Zoido a la cabeza. Su actividad pasó desapercibida mientras todos los miembros estaban enfrascados en sus luchas internas. Ahora queda la duda de si todos los ediles remarán en la misma dirección. Granada Uno de los ejemplos más claros de fractura interna es el de Granada. La situación del grupo municipal popular en la capital, dividido desde que hace casi dos años estalló con la Operación Nazarí, es a su vez un reflejo del panorama en el resto de la provincia. El en- LA CRUZ DEL SUR JOSÉ ANTONIO GÓMEZ MARÍN MEMORIA Y REVANCHA ivimos una nueva temporada pugnaz en torno al debate de la llamada recuperación de la memoria histórica. Más de ochenta años después de la tragedia de la guerra (in) civil, resurge el griterío denunciando la supuesta amnesia colectiva de una sociedad, como la española, cuyo ejercicio rememorativo ha sido realmente inusual. A mi entender, este resurgir justiciero que reniega de la exitosa Transición y sus providenciales paces, es consecuencia tanto del auge del populismo como del desmayo de los objetivos históricos de una Izquierda en profunda crisis, doble causa que ve V en la mirada retro un relleno para su vacío ideológico. Se suelen recordar, entre otros muchos ejemplos, la ley romana de 403 a. C. que, en defensa de la paz lograda, prohibía severamente recordar los males pasados, así como la inteligente y generosa idea del historiador Marc Bloc de que el olvido es el mayor beneficio de los pueblos heridos. El insistente rechazo de la Transición pacífica- -que fue tan costosa como sabemos los que la vivimos de cerca- -resulta cuando menos absurdo en una España abrumada de problemas políticos y socioeconómicos que ha de moverse, además, en un en- torno geopolítico nuevo y complejí- do de modo aplastante, entre otros, simo. alguien tan poco sospechoso de con ¿Tiene sentido la continua pole- nivencia como el profesor Santos Jumiquilla sobre la mudanza del calle- liá en alguna ejemplar reflexión, al jero, las retiradas de símbolos tan defender el éxito de la estrategia padelicados como las cruces de los caí- cificadora que fragua en la amnisdos o la reclamación de las exhuma- tía de 1977, tan emotivamente retraciones del Valle de los Caítada por en el famoso cuados? ¿No es más bien ese dro de Genovés. No nos Revancha lúgubre ruido la sinfonía engañemos: la causa de La causa de esta vuelta a la revancha discorde con la que algunos tratan de tapar su fra- esta revancha no es otra que la llegada caso ideológico y políti- no es otra que de la derecha al poder en co? Probablemente sí, en- la llegada de la los años 90, una causa que tre otras razones porque, se ha vuelto explosiva con derecha al como han señalado ilusla irrupción del populispoder tres críticos de la propia mo y la anemia ideológiizquierda, carece de senca de la Izquierda clásica. tido hablar de amnesia justo cuan- Esos nietos de la guerra andan do el ejercicio de esa memoria his- desconcertados y a cuestas con su tórica tras la Dictadura ha sido el ma- media memoria entre los escomyor que se haya registrado en España. bros legados por la crisis económiEs por completo falso que la Transi- ca. El cuadro goyesco sigue siendo, ción impusiera silencio forzando la lamentablemente, nuestra triste caamnesia colectica, como ha proba- ricatura.