Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 25 DE MARZO DE 2018 abc. es SEMANA SANTA 29 ÁLVARO CARMONA Sobre estas líneas, la Virgen de la Salud y Traspaso. A la izquierda, el Señor de los Afligidos avanza por la plaza de Cañero, atestada de público. Debajo, el Cristo de las Lágrimas, con la primera figura de su misterio, durante su recorrido por el Parque Figueroa ÁLVARO CARMONA ROLDÁN SERRANO balina de aplicación que anunciaba cómo tiene que ser su palio algún día. A esas horas ya había estallado en aplausos la plaza de Cañero cuando en ella se alzaba el Señor de los Afligidos, tras una maniobra muy larga desde que llegó al cancel hasta que se volvió a alzar con las potencias puestas y el paso recompuesto. A esas horas hacía frío. Seco, cortante y algo húmedo, pero en el momento en que avanzó el Señor, con la rotundidad de su presencia y de su unción, se desvanecían los recuerdos del invierno en los cambios clásicos con que se metía entre los naranjos de su barrio. Tocó la Estrella Oración y fue el primer repeluco de las emociones repetidas que esperan en estos días. Ya de noche cerrada se puso en la calle la Virgen de la Salud y Traspaso, en el cortejo que anticipaba el recogimiento de lo fúnebre, la música de capilla que invita al silencio en calles que podían parecer amplias pero que se hacían íntimas a su paso, por primera vez a costal. Si en las demás se adivinaban los esplendores de los barrios que se presentan ante la ciudad, el luto original de y su presencia austera era el anuncio de las cofradías personales que reclamarán el silencio como propio. Se iba desgranando la noche con Ella y las demás cofradías regresaban a sus templos, muchas de ellas en la hora en que en Córdoba ya era Domingo de Ramos y se acababa el tiempo en que sólo había que esperar. ROLDÁN SERRANO