Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN POSTALES DOMINGO, 25 DE MARZO DE 2018 abc. es opinion ABC A LOS CUATRO VIENTOS JOSÉ MARÍA CARRASCAL Semana Santa de Córdoba LA JUSTICIA NO ES UNA BROMA Tras demostrar que no saben ganar, demuestran no saber perder L gran error de los secesionistas catalanes fue menospreciar a la Justicia, creer que podían burlarla como al resto de las instituciones. Para encontrarse con que la Justicia es la última línea defensiva del Estado de derecho cuando gobierno y parlamento, por incapacidad o flaqueza, no pueden defenderlo de las fuerzas que intentan socavarlo y cuartearlo. Como aquí ha ocurrido. Que el independentismo catalán es una figuración, por no decir fraude, más que una realidad lo han reconocido ellos mismos al calificar ante los jueces de simbólicos sus hechos y palabras. Que no tienen idea de gobernar lo han demostrado equivocándose en cuantos pasos han dado. De Pujol a Turull, sus dirigentes son hoy juguetes rotos de un sueño, estafa más bien, en el que ha sobrado egoísmo y faltado realismo. Ellos, que presumían de ser los más realistas de los españoles que los españoles dirían han terminado siendo los más ilusos, aparte de rapaces, dejando Cataluña dividida, empobrecida, confundida y en ridículo, Si bien muchos catalanes se dejaron engañar. A quienes no pueden engañar es a los jueces, al margen de la política y de los intereses particulares. Pero los secesionistas han sido tan torpes y tan faltos de cultura democrática que desafiaron al juez instructor de su golpe de Estado, creyendo que no se atrevería a encarcelar a un president elegido con todo tipo de argucias. Resultó que ni siquiera hizo falta, pues les falló su socio anticonstitucional, que no disimula su anticonstitucionalismo, como ellos. Ya decía Hegel que un geniecillo irónico mueve los hilos de la historia. Como no saben hacer otra cosa que mentir, acusan al juez de actuar por razones políticas. Cuando, visto el atestado, los delitos que enumera y las pruebas que aporta, el juez se limitó a abrir causa a los urdidores de un golpe, comparable al 23- F que la huida de Marta Rovira refuerza por riesgo de fuga y reiteración delictiva. Llarena me recuerda al juez Sirica, instructor del caso Watergate, que aguantó todas las tarascadas hasta demostrar que el robo en la oficina electoral demócrata había sido tramado en la Casa Blanca, lo que obligó a dimitir a Nixon por no haber respetado las normas. Al ser los secesionistas catalanes incapaces de resistir la tentación de violarlas, despidieron su procés con una felonía: ya que no podían elegir a Turull con otra votación, so pena de ir a acompañarle a la cárcel, escenificaron en el parlament un auto de fe de la democracia española, con aires de movilización ciudadana. El derecho al pataleo. ¿Echarán mano de los tumultos callejeros tras su fracaso? No me extrañaría. No aceptan la legalidad española, no tienen una propia, y se han creído sus mentiras. La fórmula infalible de fracaso tras fracaso. Tras demostrar que no saben ganar, demuestran no saber perder. A mi me preocupan más los españoles que piden la puesta en libertad de unos fanáticos que donde más seguros están es en una celda. Al tiempo que nosotros. El día en el que empieza todo El enorme caudal de esfuerzos que congregan las cofradías de Córdoba a su alrededor empezará a materializarse a partir del día de hoy si el tiempo borrascoso así lo permite. Las hermandades de Córdoba tienen actividad todo el año a muy distintos niveles. Desde el asistencial y solidario hasta el cultural. Sin embargo, todos sus esfuerzos están enfocados a su acto mayor que son las estaciones de penitencia que llevan a cabo por las calles de la ciudad realizando una tarea de transmisión secular y un trabajo de apostolado que se puede ver, oler, escuchar. Miles de cordobeses y cordobesas de todas las edades han trabajado muy duro durante todo el año para poner en la calle a los titulares de las cofradías, para que las bandas de música suenen como han de hacerlo, para que los pasos tengan la cadencia correcta. Sean estas líneas un homenaje a ese trabajo anónimo que se encuentra detrás de uno de los grandes acontencimientos de la ciudad que arrastra a tantas personas. Y que el tiempo lo respete. E Hermandad de la Esperanza V. M. ABC Y SUS LECTORES Humor contra las obsesiones Una felicitación a nuestro querido viñetista José María Nieto abre este domingo la sección. Llega de parte de MARIA LUISA APARICIO que aplaude la viñeta en la que Nieto hace referencia al relativismo cultural y a la obsesión contra el Valle de los Caídos. La encina Con cierto disgusto nos escribe JOSÉ MARÍA MURILLO, que de antemano se confiesa fiel seguidor de Ignacio Camacho. Por eso, explica, siento que haya sido precisamente él el columnista que con más ganas leo cada mañana el que al buscar la forma de zaherir a unos, por su nuevo logotipo, ha maltratado y denigrado a otros La encina, árbol que según datos del Ministerio de Agricultura es la especie arbórea con más presencia en España con un 44 del total de pies en nuestro suelo, no hay razón para despreciarla, sintiéndolo mucho don Ignacio no es como usted dice, un árbol corriente y oscuro y aun menos sin esbeltez ni gracia, monótono, agrario, anodino Siempre dependerá de quien lo mire, pero sobre todo, quien sea capaz de ver lo bello, lo especial en un árbol, que por supuesto es agrario, pero no creo que a esto se le pueda poner como defecto. Los sacerdotes celtas, llamados Druidas (hombre de encina) ya se reunían alrededor de él, buscando su fortaleza Otro de sus párrafos en este desdichado artículo continúa nuestro dolido lector un sentido de resistencia superlativo, pero carente de encanto de carisma y de hechizo Se ve que ha mirado poco la dehesa extremeña, un venir el día o ponerse el sol, entre encinas, es un espectáculo capaz de hechizar a cualquiera, y de rutinario creo que poco tiene, cada hora de sol, la encina nos dará unas tonalidades diferentes y al caer la tarde con el rojizo del horizonte las parte bajas de la encina nos dará el brillo de sus hojas. Habla también de la encina en diversas zona de España, pero qué casualidad, la única zona a la que llama bellotera, es a la dehesa extremeña, será que las encinas en Cataluña, Aragón, País- Vasco, Castilla- La Mancha, Navarra, Cantabria etcétera. tendrán un fruto diferente. A los extremeños belloteros, nos gustaría que efectivamente este partido hoy en el gobierno, tuviera la consistencia y fortaleza de este gran árbol, ya nos gustaría que cumpliese sus postulados como lo hace nuestro encinar, que bien nos vendría a todos, que a partir de esta simbología, el gobierno fuese tan efectivo, como lo es la encina en la alimentación del porcino Sobre educación Soy profesora de Universidad, y escribo esta carta para comentar el artículo Refundar Europa: reconstruir la educación del que es autor José Antonio Ibáñez- Martín escribe TANIA GARCÍA. Diariamente me enfrento con estudiantes universitarios cuya mayor aspiración es ser educadores, maestros y profesores, en distintos niveles educativos, por lo que afronto mi quehacer con una gran responsabilidad, también pensando en los futuros niños, adolescentes y jóvenes que serán sus alumnos, a quienes probablemente nunca llegue a conocer, pero que en cierta manera los considero también míos. El artículo citado me ha resultado muy alentador. Además de suscitar la reflexión sobre mi actividad docente, ha apuntado muy acertadamente siete objetivos clave, que los educadores debemos considerar para trabajar con ilusión. Ilusión, que es fundamental para un educador, pues a diferencia de otras actividades, se encuentra en el núcleo de nuestra labor. Ahora bien, si no tenemos objetivos que nos orienten e inspiren ¿qué será capaz de ilusionarnos? Pueden dirigir sus cartas y preguntas al director a: Por correo: C San Álvaro, 8, 1 3. 14003 Córdoba Por fax: 957 496 301. Por correo electrónico: cartas. cordoba abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas.