Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 CULTURA SÁBADO, 17 DE MARZO DE 2018 abc. es cultura ABC ASÍ FUE EL DÍA DEL MAGNICIDIO MÁS FAMOSO DEL SIGLO XX ABC AB El último mensaje de JFK La tecnología revive la voz de Kennedy y el discurso que no pudo pronunciar en Dallas Dos empresas recrean la alocución que el presidente de Estados Unidos debía haber hecho el 22 de noviembre de 1963 y quedó inédita tras su asesinato MANUEL P. VILLATORO MADRID F ue una noticia que conmicionó al mundo. Ayer, a las 12: 00 (7: 00 de la tarde, hora española) el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, John F. Kennedy, fue víctima de un atentado en Dallas Con estas tristes palabras informaba ABC a sus lectores, el 23 de noviembre de 1963, del ataque que un francotirador perpetró contra uno de los políticos más queridos por el pueblo estadounidense. El presidente falleció una hora después en el hospital Park Land. Presentaba dos heridas, una en la garganta y otra en el cerebro, probablemente producidas por el mismo proyectil completaba el diario. El magnicidio, ocurrido mientras el político se daba un baño de masas en una limusina descubierta, hizo enmudecer a la sociedad. Pero, además de dejar huérfanos a los norteamericanos, Lee Harvey Oswald (el exmarine acusado del crimen) impidió también que John F. Kennedy leyera un discurso esa misma jornada en el que hacía referencia a temas tan vitales como la importancia de la potencia nuclear en el país, la necesidad de seguir defendiendo la nación contra la agresión comunista o (como a los amantes de la conspiración les gusta recordar) la importancia de explorar el espacio exterior. Aquella fue una arenga sin padre. Una alocución jamás pronunciada condenada a permanecer sobre el blanco papel. Al menos, hasta ahora. Y es que, el trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos ha podido locutar finalmente el texto de la mano de un programa informático capaz de devolver la vida a su voz. Este curioso milagro ha sido posible gracias a la compañía británica CereProc (especializada en el desarrollo de la tecnología de síntesis de voz) y a la Desde la tumba Fiel recreación agencia creativa Rothco. recreación del El discurso, de 21 La ha sido cuidadadiscurAmbas, en colaboración so de forcon el diario británico minutos, contaba ma minuciosa. Así lo decon 2.590 The Times han consemuestra el que, a lo larpalabras y hacía go de la grabación, sea guido imitar las palabras que John F. Kennedy deposible escuchar a este referencia a la bería haber pronuncialibertad del país JFK generado mediante do aquel 22 de noviemInteligencia Artificial habre de 1963. Todo ello, ciendo pausas en alguEl toque JFK después de analizar y esnas frases, remarcando La grabación tudiar nada menos que otras o, incluso, deteniénemula el acento de dose para recibir los ví 831 de sus discursos e inBoston que tervenciones en radio. tores de la multitud que Según ha desvelado el Kennedy se negó a se hubiera arremolinado periódico anglosajón, los eliminar y que le a su alrededor. ingenieros de CereProc Por si fuera poco, se ha hacía único lograron extraer, tras dado vida a la voz de ocho semanas de trabaKennedy imitando su jo, 116.777 clips de audio del político. emblemático acento de Boston. El misUnas pequeñas unidades de sonido en mo que le convertía, según afirma el base a las que, posteriormente, elabo- antropólogo y etnólogo John Arundel raron el discurso que debería haber Barnes en su libro John F. Kennedy. realizado en el Trade Mart de Dallas, Su liderazgo: Las lecciones y el legado donde le esperaban aproximadamen- de un presidente en un orador aute 2.000 personas. téntico. Nunca hizo el esfuerzo de Pero este proyecto va más allá. Su objetivo es avanzar en la creación de un sistema capaz de hablar por aquellos que pierdan la voz, una consecuencia habitual de determinadas enfermedades degenerativas. Así lo ha señalado a The Times el ingeniero de CereProc Chris Pidcock, quien ha añadido que su equipo ha usado técnicas de aprendizaje automático e inteligencia artificial para recrear el tono del presidente. El discurso, que cuenta con una duración total de 21 minutos y 2.590 palabras, ha sido cedido por ambas empresas a The Times en el marco de una campaña mediante la que el diario busca, en palabras de uno de sus editores, dar una nueva perspectiva a las noticias suavizar o quitar su fuerte acento de Nueva Inglaterra, aún en partes del país donde podría no haberse recibido bien (como en el sur) Este discurso es exacto gracias a que no se perdió tras el magnicidio. Y es que, la fortuna hizo que un empresario local que había acudido al Trade Mart de Dallas se lo entregara al vicepresidente Lyndon B. Johnson.