Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 SOCIEDAD SÁBADO, 17 DE MARZO DE 2018 abc. es conocer ABC El furor por los huertos urbanos divide a los científicos En apenas ocho años, la superficie explotada se elevó de 15 hectáreas en 2007 a 220 hectáreas en 2015. Según Ballesteros, actualmente se trabajan unas 20.000 parcelas. 20.000 parcelas Andalucía, con un 20- 21 de los huertos, seguida de la Comunidad Valenciana, con un 16 son las autonomías donde más se ha disparado esta tendencia. 20 por ciento 48 has. de terreno son las que quiere explotar Sevilla, una ciudad volcada con estos huertos, al haber proyectado 18 áreas municipales, que se unirán a las 13 ya existentes. Preocupa la presencia de materiales pesados y otros tóxicos en vegetales cultivados en zonas de alta polución ÉRIKA MONTAÑÉS MADRID L ean solo unos cuantos titulares recientes: Entregadas las llaves a nuevos usuarios de huertos urbanos de Torrelavega. Entre los agraciados, de todas las edades, una señora de 89 años Valdepeñas invierte 45.000 euros en la ampliación del proyecto de huertos urbanos ecológicos En Madrid, Rivas construye huertos urbanos y ecológicos en su casco antiguo y 800 vecinos de Alcobendas piden uno de los 123 huertos construidos Diferentes puntos de España, igual tendencia: la horticultura urbana está experimentando un crecimiento simpar ¿Qué ha ocurrido? ¿Por qué se disputan las llaves de una finca de 1.0001.500 metros cuadrados tantos vecinos? En la última localidad citada, Alcobendas, lo de los huertos urbanos es más que una moda, es un furor. Se sortean huertos municipales, se forma a los agraciados en el cultivo idóneo con técnicos del Ayuntamiento, se les da un terreno acotado y preparado y son controlados para que lo tengan bien cuidado durante tres años. El alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, atiende a ABC. Se podría decir que estos sorteos tienen su impronta personal, porque, defien- de, tienen grandes ventajas: Mucha gente siente nostalgia del medio rural. No podemos olvidar el origen de muchos vecinos. Por mucho que avancemos en tecnología y progreso, esto no debería estar reñido con tener una zona reservada para el huerto en los municipios. Además, la huerta acerca a los mayores con sus nietos, traza lazos de unión. Por no hablar de que los vecinos se ahorran un dinero con lo cultivado Una red de solidaridad que se teje a fuerza de cavar y entrecavar. Crecimiento imparable Para Gregorio Ballesteros, que lleva años evaluando la evolución de esta tendencia creciente en Ecologistas en Acción, el crecimiento ha sido espectacular al calor de la crisis. Prueba de ello es que entre 2007 y 2015, la superficie explotada pasó de 15 hectáreas a más de 220 en el país. Se elevó de 9 huertos a 508 en ese periodo. Solo la ciudad de Madrid cuenta, en estos momentos, con 50 recintos para huertas urbanas. Es la urbe que lidera, seguida de Barcelona, Sevilla y Valencia. Por autonomías, la primera es Andalucía (que concentra el 20 seguida de Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana. La gente tiene hambre de lo rural decía el regidor de Alcobendas, pero no todos hablan bien de este interés creciente. Desde la Universidad de Oporto, el ÁNGEL NAVARRETE ABC EN MADRID Alcobendas es uno de los municipios que en Madrid está apostando más fuerte por los huertos urbanos. La capital lidera el ranking en España investigador postdoctoral en Ecosistemas Terrestres Andrés Rodríguez Seijo contrasta que ese auge de los huertos urbanos no puede obviar el riesgo de contaminación. El suelo puede ser una fuente de elementos potencialmente tóxicos en terrenos cercanos a áreas industriales, vertederos y vías de la ciudad muy transitadas. El plomo, el cobre o el zinc derivados del tráfico rodado puede contaminar el suelo urbano sin control. Pesticidas y produc- EN BARCELONA Joan Font cultiva hortalizas en su huerto urbano, su diminuto terreno en el barrio de Lluïsos d Horta de la ciudad condal