Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ESPAÑA Disturbios en Madrid Tensión entre senegaleses SÁBADO, 17 DE MARZO DE 2018 abc. es espana ABC Declaran policías de Barcelona por un mantero muerto Rosa P. y Alberto L. están en prisión provisional por la muerte de un compañero urbano. La víctima era el novio de ella. Su cadáver apareció calcinado en mayo. La investigación desveló que los dos policías podrían estar relacionados con la muerte de un mantero ocurrida meses antes. Ayer fueron interrogados. Defendieron ante una juez de Barcelona que la muerte fue accidental durante una operación contra el top manta Aseguraron que el vendedor, de nacionalidad española, se precipitó por un terraplén cuando escapaba de los policías. Negaron que lo hubiesen empujado. Una de las hipótesis de los investigadores es que Rosa P. y Alberto L. asesinaron al otro policía cuando éste les amenazó con desvelar información que les implicaría en la muerte del mantero al descubrir que los dos agentes tenían una relación a sus espaldas. La Policía repele, ayer por la mañana, el ataque de los exaltados; sobreimpreso, el cónsul de Senegal EFE El cónsul de Senegal, escoltado tras un intento de linchamiento Un centenar de compatriotas encerró al diplomático en un bar de la plaza de Nelson Mandela AITOR SANTOS MOYA MADRID Una turba de senegaleses obligó ayer a actuar a la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, los conocidos antidisturbios, para rescatar de un intento de linchamiento al cónsul del país africano, Mouctar Belal BA. Los hechos tuvieron lugar poco antes de las 12.30 horas en la plaza de Nelson Mandela, a muy poca distancia del lugar donde cayó desplomado la tarde anterior el mantero fallecido Mmame Mbaye. Tras la batalla campal del miércoles por la noche, los amigos y compatriotas del vendedor ambulante volvieron a tomar la plaza a partir de las 9 de la mañana. A esa hora, estaba también convocado el diplomático. El objetivo, según relataron varios de los presentes, no era otro que organizarse de cara a la protesta convocada por el Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid, que tuvo lugar a las 18 horas. Sin embargo, y siempre bajo el relato de sus conciudadanos, el cónsul no les hizo caso y decidió llegar bien entrada la mañana. Fue entonces cuando en el acceso de la calle de Cabestreros se desató una discusión que, rápidamente, puso en alerta al resto de los concentrados. Los gritos y empujones tornaron en un intento de linchamiento que obligó a Belal BA y a sus acompañantes a atrincherarse en el Baobab, un restaurante, precisamente, de comida senegalesa. Han entrado y me han bajado el cierre. Le he dicho que no se esconda y salga a dar la cara explicaba indignada la dueña. Intervención policial Pasados veinte minutos, aparecieron cuatro furgones policiales que trataron de sacarlo sin sobresaltos. Fue imposible. Ante la violencia empleada por algunos de los exaltados, los antidisturbios se vieron obligados a despejar la calle y escoltar al cónsul hasta el interior de su vehículo. Para ello, tuvieron que cargar ante el masivo lan- zamiento de adoquines, mesas y sillas. La terraza del bar quedó destrozada. Finalmente, los agentes condujeron al séquito diplomático, no sin dificultades, por la calle de Mesón de Paredes. Una mujer senegalesa sufrió un desvanecimiento, aunque pudo recuperarse minutos después sin necesidad de que acudieran los sanitarios. Entre los protestantes pudo verse al cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, quien, en el momento de producirse las cargas, corrió a resguardarse hasta un enrejado de la plaza. Las peleas y discusiones fueron el fiel reflejo de la disensión evidente entre los partidarios de la violencia y los que trataron que desistieran de su actitud con gritos y los brazos en alto. ¡Deja ese palo, joder! recriminaba un comerciante a un joven, tras arrancar una rama de dimensiones contundentes. El objetivo no era otro que agredir al representante por la supuesta pasividad tras la muerte del mantero. ¿A qué viene ahora? reprochaba el individuo, aún con el palo en la mano. El hecho de que Belal BA evitara la agresión metiéndose por sorpresa en el bar incomodó sobremanera a su propietaria. Me ofreció dinero cuando le recriminé que los altercados eran cosa suya remarcaba, entre claros signos de preocupación. La aparente tranquilidad matutina se vio salpicada por una nueva tormenta. Nos están tratando a todos de violentos reclamaba Fadou, cansado de la persecución mediática que, a su juicio, padecen: Es la prensa la que tiene mucha culpa de lo que está pasando Apoyo sin fisuras Una sentencia muy alejada del pensamiento de gran parte del vecindario. Los que se dedican a reventar el barrio, deberían ser los primeros en irse incidía una señora mayor, desde el balcón de su casa. Ya al mediodía, pequeños grupos antisistema comenzaron a mezclarse entre el gentío al grito de Policía asesina entre otras soflamas provocativas. Los sindicatos de la Policía Nacional SUP, CEP, UFP y SPP expresaron ayer en un comunicado su apoyo sin fisuras a la labor de los agentes que intervinieron para controlar los disturbios que se produjeron tras el fallecimiento de Mbaye. Una labor que ayer volvió a resultar vital para evitar el linchamiento del cónsul. Lanzamiento de adoquines, mesas y sillas Los antidisturbios se vieron obligados a despejar la zona con escudos y pelotas de goma para poder sacar a Mouctar Belal BA y su séquito de la encrucijada Fuego mediático Entre los protestantes estaba el cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, quien se resguardó en un enrejado de la plaza por los graves altercados