Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ANDALUCÍA JUEVES, 15 DE MARZO DE 2018 abcdesevilla. es andalucia ABC JUICIO Un acusado admite que se reunió con Griñán por la partida de los ERE MERCEDES BENÍTEZ SEVILLA La sesión del juicio de los ERE deparó ayer una jornada muy técnica en la que finalizó la declaración del ex secretario general técnico de la Consejería de Trabajo Javier Aguado. Durante la misma aseguró que la modificación presupuestaria para la partida presupuestaria de los ERE (31 L) se ajustaba a la legalidad y que había una fiscalización de las partidas presupuestarias. Sólo al final de su declaración y a una pregunta del presidente del tribunal, Aguado reconoció haber asistido a alguna reunión con Griñán para hablar acerca del crédito de la partida presupuestaria de la 31 L, más conocida como fondo de reptiles Javier Aguado insistió en que la Secretaría General era un órgano de control pero no tenía responsabilidad fiscalizadora ni auditora y no le extrañó que se produjeran las modificaciones e incrementos de las partidas presupuestarias, algo que incluso pedían los parlamentarios. De hecho, Aguado declaró ayer ante el tribunal que no le resultaba raro esos incrementos presupuestarios porque no se ayudaba a las empresas sino a las comarcas o a los ciudadanos. Si no se ayuda a la Faja Pirítica de Huelva cerramos el Condado dijo (aunque se entiendeque quería referirse a la comarca onubense del Andévalo o a la Cuenca Minera) Aguado, que contestó a las preguntas de su defensa, quiso ratificar que no participó en ninguna irregularidad y que no cometió ilegalidad. No he tenido ninguna señal de alerta de que se estuviera cometiendo ninguna irregularidad recalcó. Juan Antonio Roca, en uno de los permisos penitenciarios que gozó cuando aún estaba entre rejas EFE MARCIAL GUILLÉN Roca, libre, ya trabaja en una asesoría y ayuda a otros presos Cuenta desde febrero con el tercer grado después de pasar casi 12 años en prisión F. DEL VALLE MÁLAGA No ratifica Posteriormente compareció Lourdes Medina, ex secretaria general técnica de Empleo, que no quiso ratificar su declaración prestada ante la juez Mercedes Alaya en enero de 2014 porque, según dijo, el acta final no recoge fielmente sus manifestaciones. Medina Varo admitió que conocía al exdiputado socialista, Ramón Díaz, aunque dijo que no sabía exactamente donde trabajaba. Según declaró, conocía las líneas generales de la Consejería, no las actuaciones concretas y también que desde su cargo no entraban en las líneas generales de ayudas. A preguntas del fiscal, la procesada puntualizó que el alcance de sus competencias está establecido por ley y que ella no gestionaba el presupuesto sino el personal y solo eran responsables de la organización de las unidades administrativas y del personal aunque semanalmente analizaba los datos de ejecución de cada programa presupuestario. Si hubiera que poner uno tras otro todos los años que suman sus condenas, saldrían tres décadas. Pero el cerebro del caso Malaya, Juan Antonio Roca, ya está en la calle, algo más de once años después de que pisara por primera vez el frío suelo de una cárcel. Ni siquiera tiene que ir a dormir a la prisión. Una pulsera telemática que le mantiene permanentemente contro- diencia de Málaga. Pero también fue lado es su conexión con un pasado de sentenciado por los casos Saqueo I y corrupción y banquillos que ahora tra- II, Minutas o Belmonsa. Además de teta de olvidar. Roca disfruta ya del ter- ner pendientes varias causas. Pero la sala de Malaya acordó en cer grado que le fue consu día acumular las concedido en enero. Trabaja Voluntario denas firmes y refundir y se ha hecho voluntario. Su compromiso las impuestas, de tal Paradojas del destino, para colaborar modo que la pena máxiahora ayuda a reclusos y con Cáritas ma a cumplir quedaría exreclusos con los que puede hasta haber com- atendiendo a reos en 20 años, máximo espartido celda a reinser- le ayudó a salir en tablecido. No goza aún de la litarse. semilibertad bertad total, pero está Roca, el principal concerca de ella. El tercer denado por los desmanes urbanísticos de Marbella, fue con- grado que obtuvo en enero le permite denado a 17 años de cárcel por Mala- residir en su domicilio, ir a trabajar a ya, después de que el Tribuna Supremo diario- -en una asesoría- -y colaborar ampliara la pena dictada por la Au- con las labores de voluntariado a las que él mismo se comprometió. Un acto de contricción que le valió muchos enteros para que el juez de Vigilancia Penitenciaria le concediese este grado. Roca acude semanalmente al centro Nuestra Señora de la Merced, dependiente de Cáritas. Una casa de acogida donde presos y exreclusos reciben formación y asesoramiento en aras a su reinserción social. Ayer, el diario Sur publicaba las primeras imágenes de un Roca que sólo ha de presentarse cuando es requerido en un Centro de Inserción Social. Su voluntad positiva para abonar las responsabilidades económicas a las que fue condenada y su comportamiento en la cárcel también le han servido para obtener su libertad anillada a una pulsera. Sus bienes continúan a la venta en un portal de internet creado a tal efecto.