Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 15 DE MARZO DE 2018 abcdesevilla. es andalucia ANDALUCÍA 33 causas de esa carencia, ligadas a los casos de fraude en los cursos subvencionados que están en los juzgados. Ahora que se habla de incremento de los salarios, hay que decir que es difícil que se pueda dar esa subida si no se aumenta la productividad subrayó. Más empleo En todo caso, según los datos del informe presentado ayer, el paro en el sector de la construcción de Andalucía se ha reducido mucho en el último año, que finalizó con una tasa del 18 frente al 24,4 de media contando todos los sectores económicos. En comparación con el año 2013, la tasa de desempleo del sector ha caído 22 puntos en la comunidad autónoma, al pasar del 40 al 18 Por otro lado, la licitación pública alcanzó el año pasado en Andalucía los 1.355 millones de euros, un 48,3 más que en 2016, lo que supone diez puntos más que el crecimiento medio en España. No obstante, Fadeco subraya que la aportación de las distintas administraciones públicas a este crecimiento es bastante desigual y apunta que el 41 de esta inversión infraestructuras y nuevos equipamientos públicos correspondió a contratos de obras y servicios promovidos por los Ayuntamientos y diputaciones provinciales. Ello significa que tanto el gobierno central, como la Junta de Andalucía, siguen cargando el ajuste de las cuentas públicas sobre la inversión concluyen los constructores. Carteles de viviendas en venta y alquiler en la capital sevillana RAÚL DOBLADO Vivienda tarda tres años y ocho meses en resolver sus ayudas La Cámara de Cuentas acredita el bloqueo de la política autonómica en una auditoría de 2015 A. R. VEGA SEVILLA La Junta de Andalucía tarda una media de tres años y ocho meses en tramitar subvenciones en distintos programas de vivienda que está obligada a resolver en tres meses como máximo, según la normativa reguladora. Esta demora ha quedado de manifiesto en un informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía que analiza el programa presupuestario de Vivienda, Rehabilitación y Suelo correspondiente al ejercicio de 2015. El órgano fiscalizador publicó ayer este informe plagado de salvedades e incumplimientos Tras analizar por muestreo un total de 35 expedientes de subvenciones concedidas a promotores de vivienda en régimen de alquiler y a promotores de alojamiento protegidos en régimen de arrendamiento, descubre hasta tres casos en los que se superan VANESSA GÓMEZ los cinco años de tramitación. Los fondos de este programa son estatales. Las ayudas a inquilinos en situación de especial vulnerabilidad, reguladas por una orden autonómica de julio de 2014, pecan de lo mismo. Tardan hasta ocho meses en resolverse. Además, las bases reguladoras de las subvenciones se publicaron en agosto de 2014, cuando había transcurrido más de la mitad del periodo subvencionable y las justificaciones de las entidades colaboradoras se presentan con un restraso superior a ocho meses. Los incumplimientos también afectan a las ayudas a personas en especiales circunstancias de emergencia social. La Cámara de Cuentas tiene dudas sobre el cumplimiento de los requisitos de las personas beneficiarias previstos en las bases reguladoras. En expedientes de las delegaciones territoriales de Almería y Huelva no constan consultas al padrón histórico; en los de Córdoba, Granada, Huelva y Málaga, no se acredita la consulta al catastro sobre la titularidad de la vivienda En las subvenciones para la adecuación funcional básica de viviendas, el órgano fiscalizador afirma que en un expediente de Sevilla no consta ni la solicitud ni la documentación exigida. El retraso medio en la notificación de la resolucion de concesión desde que se presenta la solicitud puede llegar a cinco años y medio. En general, la Cámara detecta deficiencias que abarcan desde pagos por importe de 4,38 millones pendientes de justificar desde hace más de cuatro años, hasta un desfase presupuestario de 302 millones de euros, debido a que la Consejería de Fomento y Vivenda dedica menos dinero al programa de vivienda de lo que gasta el ente instrumental que utiliza para ejecutar dicho plan, AVRA.