Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 28.2.2018 Editado por Diario ABC, S. L. San Álvaro, 8, 1 3, 14003 Córdoba. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 37.316 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Teléfono de atención 901 334 554. Centralita ABC 91 339 90 00. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Los hinchas del Borussia Dortmund van a la huelga Las gradas del estadio Iduna Park se vacían en señal de protesta contra la decisión de la Bundesliga de disputar algunos partidos los lunes ROSALÍA SÁNCHEZ CORRESPONSAL EN BERLÍN IGNACIO RUIZ- QUINTANO ESTABILIDAD Ocurre con la estabilidad igual que con el queso, hay que tomarlo antes de beber, para que el vino no se suba a la cabeza: la estabilización es previa al desarrollo i el evangelista Marcos aclaró que el sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado los hinchas del Dortmund están dispuestos a demostrar que el fútbol se hizo para el domingo y no para la televisión. La decisión de la Bundesliga de programar algunos partidos los lunes, para así poder exprimir un poco más el jugo de los derechos de retransmisión televisiva, ha llevado a un boicot, una especie de huelga de la hinchada, que dejó solos a los 11 del Borussia Dortmund el pasado lunes y que dio lugar a un fantasmal partido contra el Augsburgo. La famosa tribuna sur, llamada pared amarilla con capacidad para 24.500 personas y que constituye la mayor y más ruidosa grada de Europa con localidades de pie, se levantaba amenazante, completamente vacía, como un imponente muro de denuncia de los aficionados. El encuentro contra el humilde Augsburgo, que podría haber estado decidido de antemano, no terminó más que en un triste empate. ¿Dónde están todos? se podía leer en una pancarta que los escasos fans presentes en el Iduna Park situaron estratégicamente frente a las cámaras de televisión, En casa, para protestar contra los partidos de los lunes S L Grada fantasmal en el partido del Dortmund, el pasado lunes REUTERS Venta del fútbol Esto viene de lejos y nos hemos ido dejando hacer, como la rana en la cazuela cuya temperatura va subiendo lentamente explicaba el portavoz de los fans, Jan- Henrik Gruszecki, para quien la introducción de los partidos los lunes en la Bundesliga es un nuevo gran paso hacia la venta del fútbol y el punto negativo más alto del sucesivo troceo de encuentros en los últimos años, impulsado exclusivamente para beneficiar a los clubes, asociacio- en la retransmisión de este partido, nes y canales de televisión Nos nin- fue el de un encuentro soso, en el que gunean, es como si los hinchas no con- faltaba la vibración del público y dutásemos para nada y eso no es rante el que apenas se así, no podemos quecorearon siquiera el darnos de brazos cruúnico gol de cada uno zados y vamos a demosde los equipos. Los trar que nuestra presenbloques 12 y 13, en los cia es importante que suelen acomodarjustificó, porque con se los ultras del Dorteste nuevo calendario mund, estaban comque incluye partidos de pletamente desiertos Liga el primer día de la y los jugadores, huérsemana se ha superado el fanos y desorientalímite de lo aceptable dos. Es como si esLos escasos asistentes A pesar de las protestuvieran jugando un portaron pancartas tas de los aficionados, la amistoso describía Bundesliga autorizó la mudanza a los el reportero de Bild Sebastian Kolslunes de algunos partidos como parte berger, esto no tiene nada que ver con de un contrato televisivo, además de el caldero de brujas que es el Iduna alegar que de esta forma se garantiza Park, la Meca del ánimo de la Bundesel suficiente descanso a los equipos liga, cuando concentra a sus 80.000 que jueguen sus partidos los jueves por vociferantes seguidores. Ha quedado la Liga Europa. claro que su ausencia o su presencia Pero el resultado, visible y audible marca la diferencia en un partido Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Cuántico, adj. Relativo al agujero de la rosquilla. os gobiernos de Rajoy son como los domingos ingleses: los periodistas aguardan el milagro de que a un camarero se le caiga la bandeja al suelo y tengan algo que contar. Esa bandeja es Don Guindos, que se va con un buen enchufe al Banco de frau Merkel. Como tampoco Don Guindos es un Juan Antonio Bravo y Díaz Cañedo, Rajoy no tendrá ninguna dificultad para sustituirlo, y ya está. Estar es el ser del marianismo, que en eso Rajoy nos ha salido hamiltoniano: sin estabilidad, ningún gobierno es respetable. Desde el Plan de Estabilización del Opus en el 59, no se veía a los flabelíferos del estatismo tan contentos. Ocurre con la estabilidad igual que con el queso, hay que tomarlo antes de beber, para que el vino no se suba a la cabeza: la estabilización es previa al desarrollo dijo Jacques Rueff, ideólogo de la estabilización francesa, a López Rodó, comisario del desarrollo español. Mientras nos estamos fingimos creer que un día nos desarrollaremos versión pobre de aquel fingir de los ricos los domingos en la iglesia la creencia en que los pobres heredarán un día la tierra. En una palabra, la socialdemocracia, descrita en El Estado Servil por Belloc (católico ortodoxo seguido por Hayek, no se vaya nadie a creer... que escribió su libro para probar la verdad siguiente: Que nuestra sociedad, con los medios de producción en posesión de unos pocos, hallándose en equilibrio inestable, tiende a estabilizarse mediante la implantación del trabajo obligatorio, legalmente exigible a los desposeídos, para beneficio de los poseedores... Los hombres serán divididos en dos clases: la primera, económica y políticamente libre, en posesión, ratificada y garantizada, de los medios de producción; la segunda, sin libertad económica ni política, pero a la cual, por su misma falta de libertad, se le asegurará la satisfacción de ciertas necesidades vitales y un nivel mínimo de bienestar... Qué signifique estar- en el mundo, sólo Heidegger lo sabe.