Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 28 DE FEBRERO DE 2018 abc. es espana ESPAÑA 37 El político se quedaba un tercio de las donaciones J. CH. MADRID Según su agenda, Francisco Granados simultaneaba el cargo de senador y el de representante del PP en tertulias televisivas con el de recaudador de dinero negro para la campaña de las elecciones europeas de mayo de 2014, solo cinco meses antes de su detención como líder de la trama Púnica. De los 2.060.000 euros que recibió entre noviembre de 2013 y mayo de 2015, solo entregó al partido 1.460.000, por lo que detrajo casi un 30 por ciento. Pese a que en 2011 dejó de ser secretario general del PP de Madrid, mantuvo esta tarea de recaudador con sus constructores de confianza. La tesis de los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil es que recibir las comisiones de terceros para el partido es una actuación constituida sobre relaciones de confianza a nivel personal, lo que convierte la participación de Francisco Granados en necesaria, habida cuenta de que este a lo largo de su dilatada carrera en el partido a nivel regional habría sido el encargado de mantener dicha red de contactos con los contribuyentes a la campaña Pese a que Granados había sido apartado después de que Esperanza Aguirre perdiera la confianza en él, mantenerse como recaudador, en contacto directo con el tesorero, Beltrán Gutiérrez, le reportaba pingües beneficios. Según la contabilidad manuscrita que ocultaba en su casa Francisco Granados y su abogado, Javier Vasallo, ayer saber ayer a Granados que su tesis es que él se apropió de parte de los fondos, informaron a ABC fuentes jurídicas presentes en la sala. JAIME GARCÍA de Valdemoro, el político recibió para la citada campaña siete donaciones en efectivo de entre 60.000 y 400.000 euros. De los 2,06 millones, Granados retuvo 600.000, más del 29 por cien. De esa presunta mordida de la mordida 400.000 euros se los quedó él. Quizá ese el motivo de que ocultara 950.000 euros en efectivo en un altillo del domicilio de sus suegros, como desveló ABC en diciembre de 2015. El resto lo repartió con su jefe de gabinete, Ignacio Palacios, al que dio 10.000 euros, y, principalmente, con uno de sus presumibles donantes, Javier López Madrid, entonces consejero de OHL y yerno del presidente del grupo constructor, Juan Miguel Villar Mir. El ejecutivo, amigo de Granados, se quedó con 185.000 euros de los 600.000 que retuvo el político. La cantidad percibida por López Madrid es casi un 10 de lo que entregó en nombre de su empresa, 1,9 millones. Lo hizo, siempre según los apuntes contables que Granados niega y que la UCO verifica, en cinco entregas, cuatro de 400.000 euros y una de 300.000. El resto de la recaudación de la agenda son 100.000 euros a nombre de LD por Luis Delso, entonces presidente de Isolux Corsán; y 60.000 de JEC refiriéndose a José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, según confesó el político a su entorno. La entrega de LD se anotó el mismo día de las elecciones, y la de JEC, el domingo anterior. Las siglas del cuaderno Con un tono cheli e informal, el antiguo secretario general del PP de Madrid negó que sus apuntes conformen una contabilidad opaca, en negro, de la formación regional, informaron otras fuentes jurídicas presentes en su declaración. Le contradicen los investigadores, que sostienen que Granados apuntó en su agenda secreta los abonos en B de los empresarios, y el constructor David Marjaliza, antiguo socio de Granados, quien desveló alguna de las siglas del cuaderno. Beltrán Gutiérrez, el antiguo gerente del partido, era BG apuntó. El exnúmero dos del PP de Madrid calificó ayer de tipejo a Marjaliza, su amigo de la infancia, en declaraciones a los medios de comunicación, a la salida. El juez del caso, Manuel García Cas- tentes a actos del PP de Madrid. Según tellón, investiga si el PP de Madrid se su explicación, las siglas aluden a los financió de forma irregular en las cam- conceptos de los eventos, y las cifras a pañas de diversas elecciones en los años las personas que acudieron. Así, Gra 2007, 2008, 2011 y 2014. En un informe nados señaló que JLM donde los inque consta en la causa, la Unidad Cen- vestigadores y Marjaliza ubican al antral Operativa (UCO) de la tiguo consejero de OHL Guardia Civil concluyó Javier López Madrid, imFiscalía que el PP de Madrid pagó putado significa juntas ¿Cómo pueden con su contabilidad B casi locales de Madrid Tamentrar 400 cinco millones de euros bién aseguró que tras militantes en un LD no se esconde el actos de las campañas de las municipales y autonó- mitin y salir 200? constructor Luis Delso; micas de 2007 y 2011, y de ¿Se perdieron los sino unas listas de dipulas generales de 2008. La otros 200, señor tados un número cerraagenda manuscrita fue do, que asistía al acto preGranados? hallada por la UCO en el visto. También negó que domicilio de Granados, la palabra me pronomconsiderado el cabecilla de la Púnica, bre personal que en inglés se refiere a una extensa red acusada de vulnerar la primera persona se refiera al dinelas normas administrativas en nume- ro del que él se apropiaba Eran los murosas regiones de España, como Ma- nicipios estratégicos dijo. Granados drid, para enriquecerse ilegalmente. también trató de sembrar dudas cuesPara defenderse, Granados alegó ayer tionando su papel en el PP en el 2014, que sus anotaciones recogen los asis- cuando dejó de tener cargos en la for- mación regional para ser senador desde 2011. Diversas fuentes jurídicas presentes en la sala ayer, tanto de las acusaciones como de las defensas, califican de endebles esta tesis del imputado. El ex secretario general del PP de Madrid volvió a alegar ayer que la fortuna que ocultó en Suiza procede de sus ganancias como inversor privado, previas a la política. En una declaración de más de tres horas, Granados rechazó que amañara adjudicaciones desde sus cargos en la Comunidad de Madrid. Fue consejero desde el 2003 al 2011, primero de Transportes y luego de Presidencia. La Fiscalía le cuestionó por adjudicaciones de obras del metro de Madrid y por el programa Prisma de inversiones, bajo sospecha. Granados insistió en defender el origen legal de todos sus fondos, incluido los 900.000 euros que los investigadores hallaron en un altillo del domicilio de sus suegros, sin aportar pruebas alguna.