Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 28 DE FEBRERO DE 2018 abcdesevilla. es andalucia ANDALUCÍA 35 Unos narcos matan a un cabrero cuando buscaban su droga Acabaron a golpes con un hombre de 70 años después de retenerlo en una finca de Casares J. J. MADUEÑO MARBELLA su declaración en el juicio EFE RAÚL CARO El fallecido tenía unos 30 años y era cabrero. Vivía en Manilva, pero pasaba muchas noches con el ganado en la sierra. Muchos días se quedaba en el campo explican fuentes municipales, que justifican así que otro joven fuera a llevarle comida, mantas o ropa hasta el lugar de los hechos. Un cortijo en una finca en La Rondana en término municipal de Casares. Las tres víctimas eran vecinos de Manilva. Joaquín, Víctor y Juan habían terminado de cenar. Juan, de unos 70 años se había acostado y los dos jóvenes estaban todavía despiertos en el cortijo cuando llegaron cuatro encapuchados, identificados por las víctimas como de origen magrebí. Ataron a Juan a una silla y le propiciaron un par de golpes, uno en la cara. A los otros comenzaron a darles una paliza. A Joaquín- -el fallecido- -comenzaron a pegarle, mientras que le preguntaban: ¿Dónde está la droga? Le propinaron un fuerte golpe en la cabeza que le pudo causar la muerte, según apuntan fuentes municipales. A Víctor también le pegaban, pero consiguió escapar y esconderse en el campo. Joaquín quedó inconsciente por la brutal paliza. Juan pedía ayuda sin poder desatarse y sin que nadie pudiera escucharlo. Al final, fue Víctor, de edad similar a la del fallecido, quien consiguió pedir ayuda sobre las 4.30 horas de la madrugada. Los narcos huyeron del lugar de los hechos, dando a Víctor por perdido, dejando a Juan atado y a Joaquín muerto en el suelo. La Guardia Civil tiene una investigación abierta sobre lo sucedido. La principal hipótesis es que se trate de un tema de drogas. Los primeros en llegar al cortijo fueron agentes de la Policía Local de Manilva. No hay causa oficial de la muerte. Pese a que el amigo dijo a los agentes que había recibido una paliza, la Guardia Civil espera al informe forense para dar los motivos oficiales del fallecimiento tras el secuestro. Venta de leche Joaquín era un joven callado, que no hablaba por no molestar y trabajador. Se ocupaba del ganado en el negocio familiar de Juan, que vendía la leche. Víctor era un amigo que les llevaba lo necesario para poder estar en el cortijo, según estas fuentes, que dicen que Juan es un hombre del pueblo que no está metido en cosas raras Se dedica a vender la leche de las cabras y llevan varias generaciones haciéndolo apuntan. Los tres fueron atendidos en el lugar de los hechos por los servicios sanitarios. Se certificó la muerte de Joaquín. Víctor y Juan fueron trasladados al hospital para evaluar sus heridas. Ambos han sido dados de alta y ayer estuvieron en el cuartel de Sabinillas explicando a la Guardia Civil lo que había sucedido. En busca Preguntaban dónde estaba la droga y pegaron sin parar a las tres personas que retuvieron