Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 28 DE FEBRERO DE 2018 cordoba. abc. es CÓRDOBA 19 La invitada al encuentro destacó en el coloquio las oportunidades del mundo digital y el reto de la conciliación El puntal de la nueva economía R. A. CÓRDOBA A FOTOS: VALERIO MERINO tra de Empleo precisó que Córdoba ha recuperado ya el 70 por ciento de los puestos de trabajo que se perdieron durante la crisis de manera que ya se cuentan 35.000 empleos más que desde la recesión. Si algo destacó en la intervención de la titular de la cartera de Empleo fue el énfasis en el carácter social de la recuperación. Los colectivos que más han sufrido la crisis en España son los que más acceso están teniendo al mercado de trabajo defendió, para citar a los jóvenes- hay un veinte por ciento de jóvenes menos en paro que no han cumplido veinticinco años sostuvo- y a los parados de larga duración. Báñez, cuya presentación corrió a cargo de la presidenta del Foro, Blanca Torrent, se refirió también a la brecha salarial entre sexos, que está ahora en España en unos niveles mínimos nunca vistos, ya que se encuentra en el 14,2 por ciento, cuatro puntos y medio por debajo del sitio en el que estaba en 2002 ¿Estamos contentas? No, porque somos inconformistas matizó, para animar a los presentes en el acto a luchar por culminar la recuperación y a hacernos con los retos de la revolución 4.0 y de la consideración del talento como un activo estratégico Otro de los retos es que la economía española alcance los 20 millones de empleos. veces un café da para mucho La presidenta del Foro de Mujeres Empresarias y Profesionales, Blanca Torrent, quiso ayer que el espíritu con el que nació la asociación que lidera, y que cumple un año, se mantuviera vivo por más que la reunión se celebrara no a primera sino a última de la mañana, y por más que la invitada fuera nada más y nada menos que una ministra de Rajoy. Para crecer hay que sumar recalcó la conductora del acto celebrado en el restaurante de la calle Lineros para explicar la presencia de una nutrida representación masculina, que no suele pasar en cada cita del veinte por ciento de los asistentes. Quizás ayer el tanteo fuera más favorable a los que, por la propia naturaleza de la reunión, están llamados a sentirse un poco extraños. La clase empresarial estaba representada por el presidente de CECO, Antonio Díaz, y en la política se contaron los principales cargos del PP. Pero las mujeres fueron mayoría. Un repaso a las mesas colocadas en la estancia principal de Bodegas Campos en torno a la tribuna desde la que habló Fátima Báñez, dejaba los siguientes nombres, entre otros: la presidenta de la Cruz Roja, Cándida Ruiz; la directiva de Magtel Auxiliadora Magdaleno; Rosa Melero, doctora en Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Córdoba (UCO) la directora comercial de Hospes, Mar- ta Aguilar; la subdirectora del Hospital La Arruzafa, Amalia Sáez; y la jefa de la unidad de Violencia contra la Mujer de la Subdelegación del Gobierno, Marián Aguilar. La lista podría dar para mucho más: ésta es sólo una muestra de quienes participaron en el coloquio con la ministra posterior al almuerzo, que cada comensal pagó de su bolsillo- -treinta euros- -y en el que Blanca Torrent le planteó a la protagonista del evento una serie de cuestiones que el público les pasó en unas tarjetas. Origen andaluz En los postres, la integrante del Gobierno de Mariano Rajoy, que apeló a su origen andaluz en vísperas de la conmemoración del 28 de Febrero, insistió en tres ideas. La primera, en el que el sistema de pensiones no corre peligro a pesar de los mensajes alarmistas de algunos partidos de izquierda. La segunda, en el esfuerzo que está haciendo el Ejecutivo para tomar medidas en beneficio de la conciliación laboral, de modo que explicó de nuevo la propuesta del presidente del Gobierno para que las jornadas laborales acaben a las seis de la tarde; y la tercera, en la importancia de la industria digital. Por cada dos empleos tradicionales que se destruyan se crearán cinco de la nueva economía sostuvo la ministra, que se marchó a Madrid después de estampar su firma con una dedicatoria en el libro de honor del establecimiento que le abrió el restaurador de la casa, Pepe Campos.