Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 25 DE FEBRERO DE 2018 cordoba. abc. es CÓRDOBA 29 Contramiradas A la conquista del planeta Bodegas Alvear factura 9 millones de euros al año y cuenta con unos 50 empleados. Una parte sustancial de su producción se destina a la venta exterior, que hoy representa en torno al 40 del volumen total. Los caldos de Alvear son apreciados en una treintena de países de todo el mundo. Desde EE. UU. a Canadá, pasando por Inglaterra, Australia, Japón o Taiwan. Europa sigue siendo un cliente preferente y en Suramérica la marca se abre camino en Ecuador, Perú o Brasil. En España, Madrid y Barcelona constituyen dos mercados capitales, pero también Andalucía, destino tradicional de los vinos generosos, con Málaga y, cómo no, Córdoba a la cabeza. El fino es el estandarte de la casa, particularmente el CB, y el PX 27 constituye otro de sus buques insignia. Bodegas Alvear se esfuerza por mantener el equilibrio entre tradición y futuro. Por eso, acaba de lanzar dos proyectos complementarios: Vinos Míticos, los caldos viejos mejor conservados de la bodega; y 3 Miradas, un proyecto experimental que sacará a la luz las variedades y los pagos de la Sierra de Montilla. La denominación de origen parece levantarse, al fin, de un largo letargo de bajo consumo y decrecimiento de la superficie de viñedo. za de estos vinos. A los competidores no los veo como amenaza. Son alguien de los que aprendes. Si ellos lo hacen bien, te abren el camino. ¿La cerveza es un competidor insuperable? -En la juventud es un gran competidor. No sé si insuperable. Para los jóvenes es lo fácil. Y ese es el reto: intentar robarle un poquito a la cerveza ese consumo que tienen acaparado. ¿El futuro es el dulce PX? -No. El dulce PX es una de nuestras grandes joyas, pero yo creo que el futuro son los vinos secos. El paladar va más al seco. El fino, el amontillado y el oloroso. Yo bebo fino todos los días. -Hemos leído: La bodega Alvear sacará sus Vinos Míticos al mercado ¿Nos lo explica, por favor? -Estas joyas enológicas que tenemos son vinos viejísimos de la bodega antigua de la casa. Como el Amontillado 01, con más de 100 años. Ahora no está en el mercado, pero sí los posteriores al 01, como el Amontillado Solera Fundación, un vino del que sentirse orgulloso de ser español según dijo un gran prescriptor. ¿De cuánto hablamos? -El Amontillado Solera Fundación, que tiene unos 80 años, la botella vale 90 euros de media. -O sea: es como desprenderse de una parte del cuerpo. -No queríamos sacarlos y sacamos muy poquitos. Unas 250 botellas al año. Y duele: es como si te arrancan un poquito de tu corazón. Pero en esta vida hay que compartir para que la gente entienda lo que eres. -En la era del cibercafé, ¿qué diablos pinta una taberna? -La taberna es donde se hace el día a día. A las personas nos gusta hablar. Pese a las redes sociales, al final no perdemos nuestra alma. Nos gusta compartir y tomar un vino para comentar el día. Las cosas buenas no se pierden. -Con los datos de facturación en la mano, ¿ya hemos salido del túnel? Creo que sí. Ahora las ventas han subido y estamos orgullosos del trabajo que hemos hecho entre todos. Estamos en un momento dulce. No me quedaré tranquila hasta que todo el mundo tenga una botella de fino en su nevera. -Esta mañana nos hemos desayunado con la siguiente noticia: Arco censura una obra por primera vez en su historia La galerista se llama Helga de Alvear. ¿Pura coincidencia? -Me hace gracia la pregunta. Ayer me llamó mi madre y me dijo: María, está todo el mundo hablando de Alvear. ¿Eso no os afectará a vosotros? Yo la conozco y no tenemos nada que ver. Me consta que es gran galerista. ¿Qué piensa sobre los límites de la libertad de expresión? Que tu libertad termina donde empieza la de enfrente. María Alvear En una bodega la amenaza siempre es uno mismo Directora de marketing de Alvear Es la octava generación de la bodega más antigua de Andalucía y se prepara para tomar el timón. A sus 41 años, afronta el reto de mantener viva una marca tricentenaria a base de tradición y futuro María Alvear, el pasado jueves, en la centenaria nave de botas de madera FOTOS: FELIPE OSUNA equipo. El equilibrio. Y aquí lo tenemos. -Podríamos decir, por tanto, que la máxima de Alvear es la familia que bebe fino unida permanece unida -Totalmente (risas) También doy fe. -Su primo también dijo lo siguiente: La bodega, o es tradicional o no tiene futuro -Al final, lo que tienes que tener claro es de dónde vienes. Cuál es tu esencia. Somos una bodega tradicional de Montilla. Y no lo puedes olvidar. Pero tienes que tener los ojos puestos en el futuro. -Porque, ¿una bodega de Montilla qué vende: vino o historia? -La historia de Alvear es la historia de Montilla. Somos los que impulsamos la Pedro Ximénez. De hecho, fue una mujer, Sabina, la que empezó a pagar más por la Pedro Ximénez y por eso se estableció en Montilla como la uva principal. Alvear es historia, tradición, la esencia de un lugar y de su gente. ¿Y qué hace una sevillana vendiendo vino de Córdoba? -Yo encantada. Llevo sangre cordobesa y hace mucho que no vivo en Sevilla. Vender vino es una de las cosas más bonitas. -Un antepasado suyo defendió Cádiz de los franceses. ¿De qué tiene que defender usted los caldos de Alvear? -En cualquier bodega, la principal amenaza es uno mismo. No hacer las cosas correctamente y quedarse estancado. Que no sepamos transmitir a la gente joven la grande-