Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE DOMINGO, 25 DE FEBRERO DE 2018 abc. es ABC El resplandor de los bombardeos de las tropas de Al Assad contra los rebeldes, ayer, en el horizonte de la ciudad siria de Guta AFP La guerra de Siria Guta, el infierno en la tierra La ciudad siria de Guta vivió ayer su séptima jornada consecutiva de bombardeos. El balance de muertos es estremecedor: medio millar de cadáveres en solo una semana, si bien se estima que serán bastantes más una vez que se desescombre la montaña de edificios destruidos por los ataques de las tropas de Al Assad, apoyadas por unidades rusas. La situación es infernal, de tal forma que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidió un alto el fuego de un mes para la entrega de ayuda humanitaria. La ciudad, en la que según las últimas estimaciones viven aún 400.000 personas, está cercada por el Ejército sirio desde 2013. Ante la intensidad de los bombardeos, la mayoría de la población vive en refugios subterráneos de los que casi nunca sale por temor a los raids aéreos. Hablamos de uno de los últimos bastiones que le quedan a los grupos rebeldes en el cinturón rural que rodea Damasco. Rusia es el gran aliado militar y diplomático del régimen de Al Assad y arguye que esta batalla es solo una fase más en la guerra contra el terrorismo que, a su juicio, se libra en Siria desde hace ya siete años. En respuesta a estos ataques, los grupos armados opositores han disparado cohetes contra Damasco que, según medios oficiales sirios, han causado una veintena de muertos desde el pasado 18 de febrero. Guta es una página más de esta espantosa masacre siria que lleva camino de los 400.000 muertos (100.000 de ellos civiles) y los doce millones de desplazados. El infierno en la tierra. INTERNACIONAL