Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 ESPAÑA JUEVES, 15 DE FEBRERO DE 2018 abc. es espana ABC Respuesta a Ciudadanos y PNV El Gobierno avisa de que no habrá elecciones aunque se bloqueen los Presupuestos La Moncloa ve aún posible aprobar las cuentas generales del Estado de 2018, pero no tiene problema en prorrogar por segunda vez las de 2017 MARIANO CALLEJA MADRID Mariano Rajoy, junto a su jefe de gabinete, José Luis Ayllón, en el Congreso de los Diputados L a Moncloa ha empezado a ponerse la venda antes de la herida y ayer lanzó un mensaje de advertencia a sus supuestos socios presupuestarios, sobre todo Ciudadanos y el PNV: el bloqueo en la negociación de las cuentas públicas no se traducirá en ningún caso en un adelanto de las elecciones. De hecho, los Presupuestos de 2017, que están prorrogados desde el pasado 1 de enero ante la imposibilidad que ha tenido el Gobierno para pactar los de 2018, podrían seguir vigentes incluso en 2019, si el acuerdo continúa sin producirse. Es perfectamente legal y posible avisaron fuentes próximas al presidente Rajoy. El Gobierno ha dicho basta ante los ataques que está recibiendo a diario de su socio preferente como se ha referido Rajoy en más de una ocasión a Ciudadanos. La subida de este partido en las encuestas y la caída del PP ha hecho que La Moncloa pase al contraataque. Si Ciudadanos y el PNV no quieren que España tenga unos nuevos Presupuestos, que deberían servir para reforzar la recuperación y el crecimiento económico, no podrá haberlos, porque el PP no cuenta con la mayoría necesaria para aprobarlos. Pero que se olviden de forzar un adelanto de las elecciones generales. Cuatro prórrogas presupuestarias en 40 años de democracia En 40 años de democracia en España ha habido cuatro prórrogas presupuestarias. Las cuentas públicas del Estado de 1995, 2011, 2016 y 2017 han sido las que se han extendido más allá de su ejercicio correspondiente. Las prórrogas de 2011 y 2016 solo fueron provisionales, ya que finalmente se pudieron aprobar los nuevos presupuestos. En concreto, los de 2017 salieron adelante con retraso, a finales de junio del año pasado, y ahora también están prorrogados desde el pasado 1 de enero. Nunca se han prorrogado dos veces unas mismas cuentas. del Gobierno si este no va a conseguir ningún acuerdo. Pero en La Moncloa se conserva un hilo de optimismo. El objetivo del Gobierno sigue siendo aprobar durante este año dos Presupuestos, los de 2018, que siguen pendientes de la negociación final, y los de 2019, que deberían estar en el Congreso en otoño. Todavía estamos a tiempo. El pacto presupuestario es posible y es lo mejor para los españoles advirtió Rajoy en el Foro ABC hace solo una semana. Pero, al mismo tiempo, el presidente fue el primero en abrir la puerta al mantenimiento de la prórroga de las cuentas de 2017, con las que, recordó, España creció un 3,1 por ciento el año pasado. No estamos ciegos Desde La Moncloa ayer se insistió en esa idea, al apuntar con claridad a una segunda prórroga presupuestaria, algo que no está prohibido por ninguna ley, aunque no sea lo deseable Esa es la alternativa a la ausencia de acuerdo, y no una vuelta a las urnas. Pero el Gobierno, además, quiere empezar a apuntar ya las responsabilidades de los partidos que frenan el crecimiento de España, al negarse a sacar adelante el proyecto de ley más importante del año. La prioridad absoluta es aprobar los Presupuestos, pero no estamos ciegos ni queremos engañar a nadie advirtieron fuentes de La Moncloa. Hay un examen que el Gobierno tiene que aprobar sí o sí. Ahí no caben prórrogas posibles, y Europa lo evalúa con lupa y exigencia. Se trata del techo de gasto, paso previo y obligado a los Presupuestos. El techo de gasto debe aprobarse antes del 30 de junio, según la ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. El Gobierno aprobó el de 2017 con el apoyo del PSOE, y el de 2018 lo sacó adelante en el Congreso a principios de julio del año pasado, con los Conocer a Rajoy No conocen lo suficiente a Mariano. Controla los tiempos como nadie comentó ayer un diputado del PP en los pasillos del Congreso. La intención del presidente es agotar la legislatura, hasta que toque volver a las urnas, en el verano de 2020. Y será muy difícil que Ciudadanos le imponga su voluntad en otro sentido, a no ser que se una con el PSOE, Podemos y los independentistas para lograrlo. A día de hoy, el Gobierno ve dos obstáculos para la aprobación de los Presupuestos: el rechazo frontal del PNV a entrar en una negociación mientras estén vigentes las medidas excepcionales del artículo 155 en Cataluña, y la oposición que está ejerciendo Ciudadanos para intentar un desgaste de Rajoy en todos los frentes. Si la crisis catalana persiste, el Gobierno tendrá muy difícil convencer al PNV para alcanzar un acuerdo. Y como los cinco votos de los nacionalistas vascos son imprescindibles, Ciudadanos tampoco parece dispuesto a aparecer al lado votos del PP, Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria, UPN y Foro Asturias, y la abstención de Nueva Canarias. A finales de junio de este año tendrá que presentar un nuevo techo de gasto, el de 2019, imprescindible no solo como base de los Presupuestos siguientes, sino también para las cuentas de las Comunidades Autónomas. La Unión Europea exige que los techos de gasto se aprueben y le sean comunicados, con el objetivo fijado de estabilidad presupuestaria y de deuda pública, junto a un informe sobre las previsiones económicas. Con decretos- ley Si se aprueba el techo de gasto, lo más difícil está conseguido según fuentes del Gobierno. En ese caso tendría vía libre para poder prorrogar de nuevo los Presupuestos, si fuera imprescindible. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró ayer que se puede funcionar mediante decretosley. En este sentido, si llega el mes de abril y no hay perspectiva de aprobar el Presupuesto de 2018, el Gobierno co- La responsabilidad compartida de Rivera El equipo de Rajoy apunta a la responsabilidad que tendría el líder de Ciudadanos si se desmarca de un acuerdo que permita aprobar las cuentas públicas El techo de gasto, examen obligatorio El Ejecutivo tiene que presentar un techo de gasto antes del 30 de junio, y necesita mayoría para aprobarlo en el Parlamento y exponerlo después en Bruselas