Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 CÓRDOBA La Cuaresma en ABC JUEVES, 15 DE FEBRERO DE 2018 cordoba. abc. es ABC La Virgen del Socorro, tras salir de su ermita el pasado septiembre, en una procesión que hizo sin música ÁLVARO CARMONA El Obispado nombra a una gestora en el Socorro tras dimitir el hermano mayor Dolores Villanueva estará al frente para intentar revertir la delicada situación de la hermandad LUIS MIRANDA CÓRDOBA Si una junta gestora tiene que ser siempre una respuesta provisional a una situación de delicadeza excepcional, para el momento que atraviesa desde hace años la hermandad de Nuestra Señora del Socorro casi no cabía otra posibilidad. Y ya se ha producido. El hasta ahora hermano mayor, Antonio Pérez Lozano, ha presentado su dimisión y el Obispado ha nombrado a un grupo de personas para que estén al frente de la corporación que rinde culto a la Patrona del Mercado. El máximo responsable hizo su renuncia el pasado enero y hace muy poco ha tomado posesión la nueva gestora que se hará cargo de la delicada situación de la institución. Es el siguiente paso significativo después de que los hermanos conocieran, el pasado otoño, la muy complicada situación económica de la hermandad, con abultadas deudas, que limitaban mucho su actividad. El delegado diocesano de Cofradías, Pedro Soldado, explicó que el Obispado ha emitido un decreto por el que nombra como presidenta de esta junta gestora a Dolores Villanueva Santos, una persona muy vinculada a la hermandad del Socorro, y también con amplia experiencia en la cofradía del Santísimo Cristo del Descendimiento. Lo hizo cuando su marido, Manuel Aguilera Camacho, fue hermano mayor de la cofradía del Campo de la Verdad. El propio Aguilera, precisó Pedro Soldado, será a partir de ahora el tesorero del Socorro. Alejandro Gavilán Santos tendrá el puesto de secretario. Experiencia Todos ellos son hermanos del Socorro, muy vinculados, sobre todo la presidenta afirmó el delegado de Cofradías. Pedro Soldado ha situado así a personas de su máxima confianza en la corporación que rinde culto a la alcaldesa perpetua de Córdoba. Como párroco de la iglesia de San José y Espíritu Santo, ha trabajado codo con codo con Dolores Villanueva y con Manuel Aguilera, de forma que en una situación tan complicada tiene a interlocutores que conoce bien. Manuel Aguilera fue además tesorero de la Agrupación de Cofradías en el último Confianza Manuel Aguilera, marido de la presidenta y ex hermano mayor del Descendimiento, será el tesorero mandato de Juan Villalba. El decreto argumenta los motivos por los que se ha tomado esta decisión, y que se hace atendiendo a las circunstancias extraordinarias que durante un tiempo llevan concurriendo en la hermandad del Socorro, entre ellas la grave situación económica por la que atraviesa y la dimisión del hermano mayor La gestora, por su propia naturaleza, es temporal, aunque sin plazos, y ha supuesto ya el traspaso de poderes con el comienzo del trabajo de la nueva junta gestora. Tienen que intentar solucionar los problemas de tipo económico y de otra índole, pero también buscar a gente que se haga cargo de una hermandad después de unas hipotéticas elecciones, ya en el futuro explicó. La intervención del Obispado supone un paso más en la actuación para intentar buscar un remedio a una situación muy difícil, y se complementa con otras acciones, como su actuación como avalista en el préstamo que la cofradía pidió para realizar las obras de las cubiertas de la ermita. Además, han surgido otros temas económicos explicó Pedro Soldado. El grupo al frente del cual está Dolores Villanueva llega a la hermandad del Socorro en un momento muy complicado, que se puso sobre la mesa el pasado otoño, pero que ya se incubaba desde algunos años atrás. Aunque ya en el año 2012 la Virgen no salió por la falta de recursos económicos, la her- mandad lo hizo más patente en 2017. El último domingo de septiembre la imagen salió en procesión sin acompañamiento musical por no tener medios para afrontar el pago de la banda, cuando el año anterior había ido junto con San Rafael a la Catedral. En 2017 sólo acudió la banda de cornetas y tambores de Jesús Caído y la Virgen de la Fuensanta, que lo hizo de forma desinteresada junto con la imagen del Custodio de Córdoba, que se acababa de recuperar para la procesión. Todo venía dado por las deudas que acumulaba la hermandad, y que en alguna ocasión se habían hecho públicos. Eran por dos circunstancias. Por un lado, la coronación canónica de la Virgen, el 7 de septiembre de 2003, que supuso numerosos gastos. Los responsables de la hermandad terminaron justo después su mandato y sostienen que las cuentas quedaron en manos del Obispado, de forma que no habría ninguna sorpresa cuando se abrieran las cuentas, según su versión. Obras y deudas Al cabo de unos años la hermandad tendría que afrontar una serie de problemas en las cubiertas de su ermita que aconsejaban realizar unas obras que costaron unos 100.000 euros. En ellas actuó el Obispado de Córdoba como avalista para el préstamos que permitía a la hermandad tener la liquidez suficiente para afrontar estos