Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 DEPORTES DOMINGO, 28 DE ENERO DE 2018 abc. es deportes ABC Un triunfo balsámico El Real Madrid se reencuentra en Mestalla Victoria abultada aunque trabajada ante un Valencia luchador. Cristiano marcó dos penaltis, respondió Santi Mina y sentenciaron Marcelo y Kroos HUGHES VALENCIA VALENCIA 1 REAL MADRID K. Navas Carvajal Varane Nacho Marcelo Casemiro Modric (87) Kroos Bale (68) C. Ronaldo Benzema (77) L. Vázquez (68) Asensio (77) Kovacic (87) 4 E l Madrid lleva 11 goles en dos partidos y salió de Mestalla con una autoridad olvidada. Zidane sofoca la situación aunque el resultado y la evidente mejoría no ocultan los problemas del equipo: los fallos en la salida, las caídas de tensión, las calamidades individuales... Pero es posible decir que ha reencontrado algo de lo perdido y que en algunos futbolistas asoma lo que quiere ser un buen estado de forma. El resultado altera la realidad del partido. No fue tan fácil. El Madrid estuvo bien, mal, regular, fatal y muy bien. Zidane alineó a los que debieron jugar contra el Leganés. En cierto sentido, su semana ha sido perder la Copa y cansar al rival del Barça. Salía el Madrid con la bonita equipación azul, hasta el momento una de las mejores cosas de la temporada. El partido empezó vivo, alegre. Una ocasión de Bale después de un choque entre Neto y Garay; y respuesta de Rodrigo, incordiante en sus primeros movimientos. Cuando el Valencia parecía querer adueñarse del partido (los titubeos en la media blanca, tan habi- Neto Montoya Garay Coquelin Lato (77) Parejo Kondogbia Guedes (45) Gayá S. Mina Rodrigo (75) C. Soler (45) Zaza (75) A. Pereira (77) defensa que duraba un suspiro. Lato controló a Bale y el Madrid atacó sobre todo por la izquierda, el triángulo entre Marcelo, Kroos y Cristiano. Se entonaron poco a poco. Marcelo lleva dos grandes partidos. En el Valencia había espera y luego arreones con los movimientos de Rodrigo y las subidas de Montoya. El partido se luchaba en la media. Kondogbia empujaba, pero a su equipo se le veía cansado. Era un momento para apostantes. Hubo muchos minutos en los que la moneda del partido no sabía a qué lado caer. Letargo tras el descanso En ese estado de indefinición, con caídas de ritmo y lagunas por ambos bandos (en el Madrid fue dramática la salida de balón y el problema crónico de la pérdida de balones) llegó el segundo penalti. Absurdo, pero penalti. Contribuyó el contraste entre el entusiasmo defensivo de Montoya hizo los dos penaltis y el estatismo natural del francés, tan quieto en el área como de costumbre. Cristiano marcó el segundo y lo celebró como alguien que no tiene que hacerse perdonar. Esto se ve como chulería, pero es una virtud que echaremos de menos. Hubo bronca en Mestalla, algún pañuelo, así, así gana el Madrid y vimos cómo Cristiano se crece en el castigo. Esos estados de ira colectiva estimulan su juego. Aprovechando ese clamor, el Valencia llegó al final de la primera parte con ocasiones de Rodrigo, muy clara, y Guedes. El ánimo de remontada le duró después del descanso, aprovechando los acostumbrados minutos de letargo del Madrid. Carlos Soler hizo trabajar a un Marcelo con pocas ayudas, y liberó o revita- GOLES 0- 1. m. 16: C. Ronaldo (p. 0- 2. m. 38: C. Ronaldo (p. 12. m. 59: S. Mina; 1- 3. m. 84: Marcelo; 1- 4. m. 89: Kroos. EL ÁRBITRO Estrada Fernández (Comité Catalán) Amonestó a Bale, Varane, Carvajal, Gayá y Parejo. tuales como clamorosos) el Madrid hizo una contra de las de Mourinho. Cristiano, Marcelo y Benzema, tres carriles y velocidad. Acabó en penalti claro sobre Cristiano, casi multitudinario, que él mismo transformó. El partido entró en una fase interesante que no terminaba de cuajar en nada. El Madrid tuvo unos minutos dulces con instantes de Modric en esa L táctica que proyecta; cuando Cristiano bajaba se dibujaba un 4- 1- 4- 1 en Zidane, sereno El problema no era físico, sino de cabeza y es el peor TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN VALENCIA Vapuleados por tirios y troyanos, por la prensa nacional y la extranjera, por sus enemigos y hasta por sus defensores otrora acérrimos, los futbolistas del Real Madrid asumieron la responsabilidad que se les ha exigido desde todos los frentes y tras el fracaso de la Copa reaccionaron en una de las salidas más difíciles de la temporada, Mestalla, con una goleada que es un bálsamo de tranquilidad. Los cua- tro días de fusilamiento universal tuvieron como respuesta la conjura del plantel madridista para conseguir dar este golpe sobre la mesa en un estadio siempre complicado. Lo mejor tras un mal partido es que teníamos otro a los tres días para cambiar la situación y mis jugadores han sabido sobreponerse a todo y demostrar su nivel destacaba Zidane al analizar la capacidad de superación de su vestuario. La BBC reapareció en el once titu- han producido en buenas paredes con lar, no lo hacía desde el clásico del 23 Asensio y Kovacic, los cambios han de abril del campeonato anterior, y funcionado perfectamente señalaCristiano anotó dos dianas de penal- ba su jefe, para rematar: Hemos reti. El portugués alcanzó los ocho go- cuperado la fe les en la Liga y los veinte en esta camEl entrenador aprovechó los estapaña tan extraña para él y para sus llidos de clase de sus pupilos para decompañeros. Kroos firmó un bonito mostrar que el problema del Real Matanto. Y el golazo de Marcelo, en una drid no era su estado de forma, sino jugada de genio, fue cesu inseguridad mental: lebrado por Modric y Ca El grupo se encuentra Malestar semiro con abrazos efumuy bien físicamente, lo El Madrid está sivos que reflejaron la hemos visto con los goindignado: el tensión acumulada dules que marcamos al firante todos estos días. Valencia dio paso nal. El problema era de a los Ultra Sur y cabeza y ese es el peor, Las emociones explotaron dentro y fuera del porque el otro se supera los puso junto a césped. Los goles de otros seguidores con entrenamiento, pero Marcelo y de Kroos se cuando la cabeza no te