Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 SOCIEDAD DOMINGO, 28 DE ENERO DE 2018 abc. es conocer ABC Inquietud vecinal en la capital vizcaína La delincuencia juvenil se hace fuerte en Bilbao El miedo se ha apoderado de algunos barrios de la ciudad tras los brutales asesinatos del exjugador del Amorebieta y la pareja de ancianos en Otxarkoaga ADRIÁN MATEOS BILBAO El Ayuntamiento niega inseguridad A pesar de los tres asesinatos que han tenido lugar las últimas semanas, el Ayuntamiento de Bilbao insiste en que la ciudad es segura En este sentido, el alcalde, Juan Mari Aburto, sostiene que los últimos crímenes perpetrados por menores son apenas hechos puntuales totalmente excepcionales en la capital vizcaína. Es cierto, sin embargo, que el doble asesinato de Otxarkoaga supuso un punto de inflexión que obligó al Consistorio a endurecer su mensaje. En este marco, el Gobierno municipal, sustentado por PNV y PSE, admitió esta semana que la sensación de seguridad se ha visto mermada a raíz de los asesinatos y los robos, si bien aseguró que actuará con firmeza ante este tipo de violencia. Su primera medida fue la de convocar al resto de grupos para conformar un pacto para la Seguridad en el que primen las políticas preventivas y la protección de los grupos más desfavorables. La tormenta ha salpicado también al Gobierno vasco, que, al igual que el Ayuntamiento de Bilbao, sostiene que la localidad es un referente de seguridad El lendakari, Íñigo Urkullu, admitió que los vecinos de la villa están sufriendo por unos hechos crueles e intolerables pero instó al conjunto de la sociedad a continuar trabajando en busca de la mejora permanente A unque en menores dosis, todavía se respira un cierto temor en Otxarkoaga, el barrio de Bilbao en el que dos ancianos fueron brutalmente asesinados a manos de un grupo de menores de edad. Han pasado dos semanas desde que se produjo la tragedia, tiempo en el que la Ertzaintza ha conseguido identificar y encerrar a los presuntos agresores. Sin embargo, los vecinos de la zona son conscientes de que más adolescentes violentos campan libremente por las calles de la capital vizcaína. De hecho, Rafael y Lucía, la pareja de 87 años que apareció muerta en Doble crimen Otxarkoaga, no son las fugados únicas víctimas de la ola También eran viejos code terror juvenil en la Los jueces ordenaron nocidos de la Ertzaintza esta semana la búsque se encuentra sumilos detenidos por el doda Bilbao. A finales de queda de una treinte- ble crimen de Otxarkoadiciembre, el exfutbolis- na de adolescentes que ga, ambos de 14 años. Sese fugaron de sus ta de la S. D. Amorebieta gún confirmaron a este centros de menores Ibon Urrengoetxea muperiódico fuentes polirió en pleno centro en el ciales, dichos individuos marco de un asalto perpetrado por habían realizado poco tiempo atrás dos jóvenes de 13 y 16 años. Días des- atracos con violencia e intimidación, pués, una menor denunció haber sido algo de lo que era consciente la Fiscaagredida sexualmente por otros cua- lía de Menores de Bilbao antes de que tro chicos en el municipio de Bara- consumaran presuntamente el asesicaldo. Finalmente, un varón perdió nato de Rafael y Lucía. Por ello, a raíz la visión en un ojo en las instalacio- de este caso los jueces han ordenado nes del metro tras ser atacado por la búsqueda de 30 adolescentes fugaotro grupo de adolescentes. dos de centros de internamiento. Su ímpetu delictivo, sin embargo, Quince menores detenidos está acompañado de una total inexEstos últimos crímenes fueron pre- periencia a la hora de llevar a cabo suntamente llevados a cabo por robos de cierta magnitud. De hecho, miembros de la llamada The Guetto en la vivienda del matrimonio de ocFamily una banda formada por in- togenarios dejaron más de 300 huedividuos con edades comprendidas entre los 13 y los 18 años que, a lo largo de los últimos meses, ha sembra- Van armados por la calle do el terror por varias zonas de la lo- Los menores pandilleros campan por las calles calidad vasca. La Policía autonómi- y el metro con navajas, porras, puños americanos y ca le atribuye cerca de una veintena de delitos, entre los que se encuen- hasta perros de razas peligrosas tran varios robos con violencia e intimidación. Por el momento se des- Inimputable conoce si mantuvieron alguna vez Uno de los implicados en el asesinato del exfutbolista contacto con los homicidas de Ibon Urrengoetxea no puede ser imputado por delito Otxarkoaga, a los que también se les alguno al no alcanzar hasta febrero los 14 años ha relacionado con otras pandillas 30 bilbaínas como Los viseras negras En total, en torno a 15 menores, entre ellos una chica, han sido arrestados a lo largo del último mes. La violencia desmesurada constituye el denominador común de este tipo de bandas, cuyos miembros han sido vistos por zonas como Indautxu, Santutxu o Begoña con todo tipo de artilugios: desde porras, navajas y puños americanos hasta perros de razas peligrosas. Cualquier objeto es válido para paralizar a sus víctimas, a las cuales, según informes policiales, abordaban en plena calle y las coaccionaban para que les entregaran el teléfono móvil, la cartera o prendas de ropa. Actos de los que se muestran orgullosos y de los que se hacen eco a través de las redes sociales. llas y se olvidaron de algunas joyas a priori fáciles de hallar. Un dato que generó mucha incertidumbre entre los investigadores, impresionados también por la violencia con la que habían actuado los agresores contra las víctimas, que fueron apuñaladas y golpeadas en la cabeza. En el crimen también estuvo implicado supuestamente un tercer menor, en este caso de 16 años, que no habría participado directamente en los homicidios. Familias desestructuradas Tanto los chicos de 14 años como los dos implicados en la muerte de Urrengoetxea guardaban además otras similitudes. La primera de ellas, y posiblemente la más importante, es el hecho de que proceden de familias totalmente desestructuradas. En algunos casos, los padres habían sido detenidos en el pasado por robos o agresiones. Fuentes cercanas a los menores afirman que, además, la Diputación Foral de Vizcaya había arrebatado la tutela de los menores a sus progenitores. Es el caso, por ejemplo, del joven