Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 ECONOMÍA DOMINGO, 28 DE ENERO DE 2018 abc. es economia ABC La rebaja fiscal de Trump propicia la repatriación de fondos y alzas salariales Apple pagará 30.645 millones en impuestos en EE. UU. por beneficios que tiene en el mundo e IBM, Amazon y Microsoft seguirán esta estrategia MANUEL ERICE CORRESPONSAL EN WASHINGTON 30.645 millones pagará Apple en impuestos a rebaja fiscal del presidente estadounidense Donald Trump no solo ha traído beneficios directos para los empleados. Lo que parecía inimaginable hasta hace poco, la repatriación de fondos de la compañía más cotizada del mundo, la gigante Apple, se ha producido con la nueva Administración. La tecnológica se ha comprometido a pagar 30.645 millones de euros en impuestos en EE. UU. por los 203.225 millones de beneficios que tiene acumulados en el extranjero. Al anuncio de Apple se ha sumado IBM, que desembolsará 4.032 millones al calor de la disminución impositiva. Y se da por hecho que Amazon, Microsoft, Facebook y Google seguirán los mismos pasos en la constatación de que pueden compensar la barata mano de obra en el exterior con el pago de menos impuestos. La paradoja es que las compañías más críticas con la Administración Trump son las que más se van a beneficiar de su rebaja fiscal. La repatriación total de capitales generados por las empresas estadounidenses en el extranjero, que se estima asciende a 2,09 billones de euros, sería el equivalente al Producto Interior Bruto (PIB) del Reino Unido, mientras que si solamente se lograse atraer la mitad, representaría el valor de todos los bienes y servicios generados en España en un solo año, según un estudio del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas. L 4.032 millones abonará IBM por la rebaja fiscal Contrataciones, pero también miles de despidos en AT T y Walmart M. E. CORRESPONSAL EN WASHINGTON Un billón en el extranjero Goldman Sachs estima que las compañías del S P 500 podrían repatriar hasta 201.600 millones de euros y Morgan Stanley también indicó que compañías como Microsoft, Apple, General Electric, Pfizer e IBM tienen ingentes cantidades de dinero acumulado en el extranjero. Moody s eleva a 1,48 billones de euros la cantidad total de liquidez que tienen las compañías estadounidense no financieras. De esta cantidad, un 70 está en el extranjero, el equivalente a unos 1,05 billones de euros, según un informe de esa agencia de calificación. En paralelo a esta repatriación de fondos sigue aumentando el número de empresas que anuncian mejoras sa- La rebaja fiscal ha incentivado las mejoras de salarios en muchas compañías, pero no es oro todo lo que reluce. Entre las medidas anunciadas por las empresas, también se han producido, o tendrán lugar en breve, miles de despidos. Es el caso del gigante de las telecomunicaciones Comcast, que ha combinado el reparto de bonus de mil dólares con la salida de 500 trabajadores, la mayoría en puestos comerciales y de gestión. También AT T y Walmart, además de anunciar incentivos económicos a todos los empleados, y una subida del sueldo mínimo a 11 dólares diarios en el caso de la segunda, reconocieron que darán el finiquito a miles de trabajadores en las próximas semanas. Cierto es que en el conjunto de las entradas y salidas de empleados, estos despidos se verán compensados con las contrataciones que tienen entre manos compañías de otros sectores. En uno de los ejemplos de que el automovilístico empieza a cobrar impulso, Fiat- Chrysler prevé contratar este año a 2.500 nuevos empleados. También JP Morgan cuenta con aumentar la plantilla, mediante la incorporación de 4.000 personas. Eso sin contar con los 20.000 nuevos puestos de trabajo que ha anunciado la gigante Apple. lariales. Walmart, Bank of America, y AT T fueron las pioneras, pero también, Starbucks, Disney, JP Morgan Chase... Y así hasta superar las 260. Casi todas las grandes compañías estadounidenses se han subido a la ola generada por la reducción fiscal que impulsó Trump y aprobó el Congreso, con una subida de los ingresos de sus empleados. La significativa bajada de la tasa para las grandes corporaciones (equiparable al impuesto de sociedades en España) del 35 al 21 ha desatado un reguero de anuncios públicos, que, además de suponer mejoras salariales y o generar el reparto de bonus, según los casos, refuerza el optimismo de los estadounidenses. Se calcula que los beneficios directos de la reforma fiscal afectan ya a casi tres millones de trabajadores norteamericanos. El anuncio hecho público hace unos días por Starbucks, que engrosará los bolsillos de sus empleados de locales con un bonus de 403 euros, y los de sus gestores, con uno de 1.613, es un paso más en la larga cadena de decisiones desde que se estrenó el nuevo año fis-