Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 CÓRDOBA Contramiradas DOMINGO, 28 DE ENERO DE 2018 cordoba. abc. es ABC Rafael Garrido Se demostrará que no estamos solos en el universo Astrofísico El responsable de este titular no se ha escapado de Star Trek Es astrofísico y trabaja en el proyecto europeo que busca vida en la inmensidad del cosmos. Tarde o temprano, dice, la encontraremos gía, que se ha usado en la tierra para conocer las estrellas. ¿Y la respuesta está en las estrellas? -Puede estar en las estrellas. Porque cuando se les perturba con un movimiento caótico excitan una serie de modos de oscilación que son propios de ese modelo estelar y no de otro. Dan con tanta precisión el valor de frecuencia que puede comprobar la estructura interna de las estrellas. Rafael Garrido (Baena, 1953) supo que quería ser astrofísico cuando vio 2001. Una odisea en el espacio la fascinante película de Stanley Kubrick. Tenía 15 años. Desde entonces no ha hecho otra cosa que mirar al cielo y hacerse preguntas. Muchas han encontrado respuesta. Otras son la materia prima de su larga trayectoria en el Instituto de Astrofísica de Andalucía, con sede en Granada, donde trabaja junto a dos centenares de expertos. Justo allí empezó como becario nada más terminar la carrera cuando el centro era un embrión con apenas cuatro científicos adscritos. Garrido no solo se enfrenta cada día al desafío cósmico del conocimiento. También a la enfermedad del Parkinson, que le acompaña desde hace ya más de 14 años. A ambos retos responde con la paciencia de un relojero y la determinación de un astrofísico. ¿Al principio fue el verbo? -No creo. Al principio fue una masa caótica de polvo, hielo e hidrógeno que se fusionó en el centro y dio lugar a los planetas por un mecanismo de segregación que no es muy bien conocido. Si se refiere al origen del universo ahí la controversia es mayor. Existe la creencia de que fue producto de un acto creador único, que se llama big bang Hay mucha gente, entre los cuales me apunto, que cree que no es la única explicación. ¿Por ejemplo? -Puede darse una explicación alternativa. Una creación continua de materia que no sería diferente a un big bang o bien que solo estamos viendo una parte del universo. Lo que nos permite ver la luz con su velocidad. ¿Sabremos el cómo algún día? -Si lo sabremos será de una manera falsable. Yo puedo decir si una teoría es correcta o no, pero no si es la correcta. ¿Y sabremos el porqué? -El porqué me interesa poco. Eso requiere de alguien que haya tenido la voluntad. Y creo que eso no existe. -Esa no es una respuesta que busquen los científicos. ARISTÓTELES MORENO Cómo buscar vida en el cosmos Para buscar vida en el universo lo primero que hay que hacer es identificar nuevos planetas. Ese rastreo cósmico se hace por medio del método del tránsito. Cuando un planeta pasa por delante de una estrella le resta un poco de luz y delata su presencia. Luego hay que verificar si el planeta gira en lo que se conoce como el entorno de habitabilidad. Es decir: a una distancia tal que albergue la posibilidad de contener agua líquida en la superficie. En ese caso, estamos ante un astro con características idóneas. El siguiente paso es efectuar un espectro y descomponer la luz para verificar si hay trazas de actividad biológica. El agua, sostiene Rafael Garrido, es un elemento necesario para la vida. Es la única hipótesis que tenemos por ahora. Todas las vidas necesitan el soporte de un disolvente general como el agua declara. L A misión del señor de la imagen no es una misión cualquiera. Su cometido es buscar vida en la inmensidad del cosmos. Identificar un planeta que tenga condiciones idóneas para el desarrollo biológico. Rafael Garrido forma parte de un proyecto europeo que atiende al acrónimo de Plato. Y está convencido de que los seres humanos no estamos solos en el universo. Más pronto que tarde, asegura al otro hilo del teléfono, tendremos pruebas fiables de ello. -A usted le interesan las estrellas. -Sí, señor. Mi especialidad la hice en una disciplina que se conoce como astro sismología. -Porque la Tierra le aburre. (Risas) No me aburre la Tierra. Hay cosas muy divertidas que no tienen nada que ver con la ciencia. Yo uso una técnica, la sismolo- -Yo, al menos, no busco quién hay detrás del big bang Hay quien dice que detrás de cada cosa que no comprendemos está un dios. Yo creo que está la ignorancia humana. -Ciencia y religión son caminos opuestos. -Si no son opuestos, la verdad es que no tienen mucho en común. ¿Qué nos queda por saber? -Muchísimas cosas. Cómo se originó el universo, cómo se forman los sistemas solares, cómo evolucionan las galaxias, qué significa la materia oscura. En física está todo por hacer. Tenemos siempre la capacidad de preguntarnos sobre los fundamentos de nuestro conocimiento. Eso no sucede con ninguna otra materia. Solo lo hace la ciencia. ¿Hay lógica en el universo? -Si no la hubiese no estaríamos haciéndonos esta pregunta. Si no es lógico no es pensable.