Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 CÓRDOBA DOMINGO, 28 DE ENERO DE 2018 cordoba. abc. es ABC En la noche del 28 al 29 de enero de 1978 un incendio provocado destruyó el retablo del templo, derrumbó el techo y causó daños muy graves El día que quemaron la iglesia de la Merced ANTONIO VARO L a iglesia de la Merced estaba de moda en Córdoba en los años 70. A principios de la década, el templo había sido cuidadosamente restaurado por la Diputación Provincial, que estableció su sede en el antiguo convento mercedario después de que los acogidos en el antiguo hospicio pasaran a los Colegios Provinciales del recién estrenado Parque Figueroa. Muchas familias del centro cumplían allí con el precepto dominical. Los sacerdotes que en ella celebraban eran los capellanes de la Diputación; durante mucho tiempo lo fue Juan Capó Bosch, un mallorquín que vino de profesor al Seminario San Pelagio y llegó a canónigo (por oposición, naturalmente) Lo siguió Francisco Cabedo Manuel, un cura tortosano en cuyas homilías rara vez faltaba una cita de Paul Claudel, Charles Péguy o incluso, en alguna ocasión, del mismísimo Nietzsche. El 28 de enero de 1978 era sábado, y se celebró en la Merced una misa de víspera de domingo. Quienes asistieron a ella no sabían que pasaría muchísimo tiempo antes de que el templo acogiera una nueva ceremonia litúrgica: esa madrugada, un antiguo hospiciano prendió fuego al retablo, destruyendo casi totalmente el mobiliario del templo y provocando gravísimos daños en la infraestructura del edificio. En el número 17 de la calle Reyes Católicos, muy próxima al antiguo convento, vivía María Dolores Molina Cubero: Yo estaba entonces en Madrid- -recuerda- pero mi madre me llamó Quince años de reconstrucción Una generación de cordobeses conoció la desolación al entrar a la iglesia de la Merced, pero conforme crecieron asistieron a la recuperación de la iglesia. Tras años de cierre, la Diputación optó por reconstruir el retablo, ya que se contaban con muchas fotografías anteriores, sobre todo de bodas. En 1988 comenzaron las Escuelas Taller que al tiempo que formaban en talla y dorado servían para dar otra vez forma a la obra de Alonso Gómez de Sandoval. Se prolongaron durante más de quince año y supusieron la realización de nuevas imágenes, hasta que el retablo quedó inaugurado en 2014. inmediatamente para decírmelo Dolores Molina recuerda que cuando íbamos a misa, veíamos a los niños del Hospicio sentados en las primeras filas, y algunos de ellos hacían de monaguillos Uno de aquellos niños, que tenía ya veinte años, fue a la postre el incendiario, como venganza por no haber sido admitido en unas pruebas de selección de personal para la Diputación. Nosotros íbamos a misa a la Merced y yo pensaba casarme allí, pero des- El retablo, destruido, antes de los trabajos de restauración