Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 CÓRDOBA DOMINGO, 28 DE ENERO DE 2018 cordoba. abc. es ABC La actividad hotelera Las viviendas de uso turístico revolucionan las bases del sector La Judería y el Centro concentran la mayoría de los pisos para visitantes, un tercio de los cuales tienen permiso autonómico según la patronal Aehco RAFAEL A. AGUILAR CÓRDOBA E STÁN de moda, son cómodas y tienen un precio que se adapta a los bolsillo menos holgados. Sí, se trata de las viviendas de uso turístico, un filón del sector que ha irrumpido con fuerza en el mercado desde que la Junta de Andalucía regularizara su actividad mediante un decreto publicado en febrero de 2016. Conviene empezar por el principio: ¿qué es exactamente una vivienda turística? Las diferencias con un hotel están claras, pero no tanto las que las separan de los apartamentos turísticos. La clave se encuentra en que las viviendas se catalogan como unidades residenciales de propiedad individual, mientras que los apartamentos tienen la misma categoría que los hoteles o las pensiones, esto es, terciaria, y funcionan como empresas. Además en las viviendas sólo existe una jerarquía de calidad- -no hay estrellas ni otro tipo de código que califiquen sus prestaciones, por ejemplo- mientras que los apartamentos turísticos poseen llaves- -de una a cuatro- -que informan a los clientes de la clase de comodidades que ofrecen a sus clientes. ¿Cuántas viviendas de este tipo hay en Córdoba? Los datos oficiales que ha aportado a este periódico la Junta de Andalucía indican que el censo es de 566 de acuerdo a los registros más recientes. Casi todas se encuentran en la capital (561) mientras que en Lucena se cuentan dos, otras tantas en Montilla y una más en Palma del Río. El número de plazas de alojamiento es el siguiente: 2.832 en la capital, 9 en el municipio de la Subbética, 12 en el Alto Guadalquivir y 8 en la Vega. ¿Son muchas plazas o pocas? Pocas, muy pocas, al menos en comparación con el resto de las provincias de Andalucía. Baste un dato: el peso de estos equipamientos en Córdoba supone el 7 por ciento del cómputo global en la comunidad autónoma, donde se cuentan 37.000, tal y como señala el presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA) Carlos Pérez- Lanzac. La mitad de los 37.000 citados se encuentran en la provincia de Málaga y sobre todo en sus zonas de litoral. Le siguen Cádiz, Sevilla, Granada y Huelva. Córdoba se halla en los últimos puestos junto a Jaén y Almería. Florecidas al calor de los portales de internet y de las aplicaciones de reservas on- line las viviendas de uso turístico han alcanzado una popularidad notable y creciente debido en gran medida a sus tarifas asequibles. De un sondeo en las principales páginas que ofertan estos servicios en Córdoba, como por ejemplo Homelidays o Airbnb, se extrae la conclusión de que el precio medio de una instalación de este tipo en la ciudad con una capacidad media de entre siete y ocho personas (entre tres y cuatro camas) oscila entre los 50 y los 75 euros por noche, dependiendo de su proximidad a los centros de más interés turístico- -léase la Mezquita- Catedral- -y de la calidad del piso o en el apartamento en cuestión. El ahorro respecto a un hotel es evidente: a una pareja que quiera pasar una noche en un hotel de tres estrellas de la capital le costará trabajo pagar menos de 75 euros y si el establecimiento que elige es de cuatro estrellas la cuenta no bajará por lo general de 95 euros. En el mejor de los casos, pues, a cada huésped le saldrá la noche de hotel por unos 35 euros, mientras que en Una estancia media de 5,5 días Entre las virtudes que la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA) cita para su actividad se encuentra que el visitante que llega a la ciudad y se aloja en un establecimiento de este tipo y no en un hotel pasa en Córdoba más días: en concreto 5,5 días. La comparación con los 1,6 días en hoteles y apartamentos turísticos no admite réplica. El 50 de los clientes son familias. Lentitud administrativa Persiste una bolsa de inmuebles que operan en la alegalidad por la demora de los trámites y su coste Ventajas económicas El coste por noche por usuario no llega a los diez euros, un tercio del precio por persona de un tres estrellas una vivienda de uso turístico abonará no más de diez euros si lo comparte con familiares o amigos. Además de las ventajas económicas, los clientes de este tipo de equipamientos suelen valorar otros factores, como por ejemplo la posibilidad de cocinar- -un hecho que supone también un ahorro y para el que no hay margen en los hoteles- -y que los adultos acompañados de niños en el viaje puedan dormir y descansar en habitaciones independientes. Pero, ¿puede cualquier piso, apartamento o adosado convertirse en una vivienda de uso turístico? Formulado de otra manera: si usted, lector, tiene un inmueble que no es su residencia habitual, ¿puede tranformarla en una vivienda de uso turístico? En principio sí. La ley le asiste para ello. Otra cosa es que la Administración, o las administraciones, se lo pongan sencillo. Que no se lo ponen. El corsé normativo es férreo y la respuesta de la Junta y de la Gerencia Municipal de Urbanismo, que depende del Ayuntamiento, no es siempre ágil. Más bien lo contrario. Para empezar, hay una regulación general que impide que un mismo propietario tenga más de dos