Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE DOMINGO, 28 DE ENERO DE 2018 abc. es ABC Juan Ignacio Zoido, flanqueado por Alfonso Alonso y Borja Semper, ayer, en el homenaje a Gregorio Ordóñez que tuvo lugar en el cementerio donostiarra de Polloe EFE Homenaje a Gregorio Ordóñez En recuerdo de un valiente Un día como ayer, de hace 23 años, un pistolero etarra terminaba a tiros, por la espalda, como suelen hacer los cobardes, con la vida de Gregorio Ordóñez, concejal en el Ayuntamiento de San Sebastián, figura referencial del PP vasco y uno de los políticos que decidieron dar un paso al frente, sin complejos, para plantar cara a los terroristas. Ordóñez había criticado además con dureza a Herri Batasuna (por entonces el brazo político de ETA) y al resto del entorno abertzale así como la política de reinserción de los presos etarras con delitos de sangre. ETA sabía de su potencial y le quitó la vida. Ayer, en el cementerio de Polloe, aquel valiente fue homenajeado en un acto que contó con la presencia del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien aseguró que el Gobierno de España seguirá trabajando hasta la derrota total y absoluta de ETA En el acto, que consistió en un responso y una ofrenda floral ante la tumba del edil popular, intervino también la hermana del asesinado, Consuelo, quien pidió que se deje de suplicar a ETA que se disuelva y que se desarticule de una vez por todas lo que queda de la organización terrorista La presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejería; la presidenta de las Juntas Generales de Guipuzcoa, Eider Mendoza, y el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, todos del PNV, asistieron al homenaje, al que tampoco faltó la expresidenta del PP vasco María San Gil, que se encontraba comiendo junto a Gregorio Ordóñez aquel triste día en que un cobarde, apodado Txapote terminó con la vida de un valiente.