Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 21.1.2018 Editado por Diario ABC, S. L. San Álvaro, 8, 1 3, 14003 Córdoba. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 37.280 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Teléfono de atención 901 334 554. Centralita ABC 91 339 90 00. EL BATALLÓN DE LOS PERPLEJOS Por Álvaro Martínez La vida de los otros y los cantos regionales Lo que le faltaba a TV 3 era chequear quién no canta Els Segadors para marcarlo. ¿Vuelven aquellas listas negras del exjuez Vidal? ALBERT BOADELLA ACTOR, DRAMATURGO Y PRIMER PRESIDENTE DE TABARNIA El otro president Q C omprobada la eficacia de sus Servicios Deformativos, donde la manipulación rompe plusmarcas una vergüenza para la democracia en palabras de Josep Borrell, expresidente del Parlamento Europeo y consolidado su prestigio en el aleccionamiento de menores en la tesis indepes este batallón sigue frotándose los ojos ante la versatilidad de la corporación de medios públicos catalanes. Lo último es inspeccionar las imágenes grabadas para ver quién cantó y quién no Els Segadors durante la sesión de constitución del nuevo Parlament. Le ocurrió el otro día a Inés Arrimadas, vencedora de las elecciones autonómicas, cuando el presentador que la entrevistaba le preguntó por qué los diputados de Ciudadanos no entonaron el himno regional. No hemos revisado a todos, pero la mayoría no cantaba... dijo el periodista, que tras la extrañeza de Arrimadas por tan inquietante actividad dejó a toda la audiencia tranquila porque esto no es una caza de brujas, es solo una pregunta... aunque tuviera toda la pinta de lo primero. Esta nueva ocupación del ente autonómico, del que ha pasado de largo el 155, recuerda bastante al desempeño de aquellos funcionarios de la Stasi, la policía política de la Alemania del Este, que espiaban a los ciudadanos sospechosos de no ser adictos al credo oficial del comunismo en aquellos años grises a ese lado del Telón de Acero. En la película La vida de los otros está cristalinamente retratado ese afán fisgón que en aquel lado del Muro te podía llevar a la cárcel. En Cataluña, por ahora, algunos se conforman con ver quién canta, aunque el exjuez Santiago Vidal, una especie de Hammurabi con barretina del nuevo régimen, ya dejó claro que la cruzada tenía intención de chequear qué jueces se ajustaban a los cánones de la futura república catalana: Sabemos perfectamente cuáles se quedarán y cuáles se irán; sabemos con qué jueces podemos contar La lista negra incluía a funcionarios de otras áreas que deberían firmar un compromiso firme y serio con el nuevo Estado y contar con un informe favorable de alguna entidad a la que aún no hemos puesto el título exacto pero que será como una comisión de evaluación Todo esto lo dijo en público Vidal el pasado enero. Así que lo del himno de TV 3 no parece un idea aislada. La radiotelevisión catalana tiene un presupues- Mònica Terribas Carles Puigdemont to anual de 307 millones de euros, el doble que la andaluza, que debe informar a un millón más de habitantes y cubrir el doble de provincias y casi el triple de territorio. TV 3 y Cataluña Radio triplican en presupuesto al ente audiovisual gallego, quintuplican el de Telemadrid y gastan diez veces más que la tele y la radio de Castilla- La Mancha, por ejemplo. Bona tarda, ciutadanes y ciutadans de la República Catalana así arrancaba el especial informativo de Cataluña Radio el 27 de octubre, conducido por la locutora Mònica Terribas, que unos días antes había abierto un buzón radiofónico para que los oyentes afines dieran soplos de hacia dónde se dirigían las Fuerzas de Seguridad para cumplir las órdenes judiciales en aquellos difíciles días de octubre. También la Stasi tenía un departamento de delaciones donde se recogían los chivatazos de los adictos al régimen. Aquello también era solo una pregunta uiero seguir siendo copropietario del Museo del Prado de Madrid, de la Alhambra de Granada y del Pilar de Zaragoza Esta era una de las razones imbatibles que arguyó Albert Boadella Oncins (Barcelona, 1943) el día que, esta misma semana, se convirtió en el primer presidente de Tabarnia, la broma- no tan broma que ha hecho fortuna en la opinión pública y que tan mal han encajado los indepes pues en el fondo desnuda al soberanismo ante el mismo espejo que desfiguraba a aquellos esperpentos del Callejón del Gato que inmortalizara Valle Inclán. De tal manera que el discurso del payaso así se definió Boadella resultó bastante más creíble que el del forajido de Bruselas, que ese mismo día tomaba posesión de su acta de diputado, a distancia y mientras otros cogolpistas están en prisión provisional. Boadella es un referente del teatro en Cataluña y el resto de España, uno de los grandes renovadores de la escena desde finales de los sesenta a lomos de Els Joglars, una compañía que hizo de la sátira el libreto de su dramaturgia, tan mordaz como reveladora, entregada a la crítica, de esa que hace pocos amigos. El Ubú president donde descuartizaba la figura política de Jordi Pujol, le valió la enemistad eterna con el nacionalismo, que desde entonces le ha convertido en uno de sus enemigos preferidos. En 2007 su ensayo Adiós Cataluña. Crónicas de amor y de guerra ganó el XXIV Premio Espasa de Ensayo. En la presentación del libro, explicó que su adiós a Cataluña no era metafórico, sino real por el boicoteo que sufrían sus obras a ese lado del Ebro. Vino a Madrid, donde dirigió los Teatros del Canal, y desde donde siguió militando en la causa anti indepe hablando claro, desarrollando su creatividad, yendo a los toros (lo que no puede hacer allí) respirando, en fin, un aire que le resulta más libre, en una tierra que ofrece tantas oportunidades que uno puede llegar a presidente de algo, hoy por hoy tan legítimo como lo puedan ser Puigdemont y su lacito. Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Enano, m. Gigante visto desde lejos. ÓSCAR DEL POZO