Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 DEPORTES LOUREIRO, desfondado Valiente en ataque, aunque abusó de la conducción. Agotado en la segunda mitad. Mucho trabajo DOMINGO, 21 DE ENERO DE 2018 abc. es deportes ABC UNO POR UNO KIESZEK, correcto Correcto en sus acciones. Alguna duda en el juego aéreo. Varias paradas de mérito para salvar el 1- 0 CARO, luchador Muchos problemas con la velocidad de Bela y con la altura de Aridane al final. Lo suplió con garra y compromiso JOAO, más agresivo Muy bien en anticipación y actitud, pero alguna pifia llamativa. Más rápido y atento que otros días FERNÁNDEZ, bien Le tocó tapar el hueco en el lateral izquierdo. Atento atrás. Buen trabajo del defensa. Polivalente VALLEJO, otro defensor Titular por la gastroenteritis de Edu. Lo pasó mal con el balón en los pies, pero se dejó la piel en defensa Tres puntos y un puñado de esperanza El Córdoba abre la etapa de León con una victoria ante el Albacete (1- 0) Guardiola marcó y falló un penalti que hizo sufrir al equipo el empuje visitante JAVIER GÓMEZ 1 CÓRDOBA CF Pawel Kieszek Loureiro Caro Joao Fernández Vallejo Jovanovic (87) Caballero (46) Javi Lara Alfaro (72) Sergi Guardiola Aguado (46) Waldo (72) Markovic (87) 0 ALBACETE Tomeu Nadal Perdomo Gaffoor Herrero Saveljich Bíttolo Dani Rodríguez (72) Rafa Gálvez César de la Hoz Bela (78) Zozulia (78) Susaeta (72) Aridane (78) Javi Acuña (78) H a jugado partidos mucho mejor esta temporada. También la mayoría han sido bastante peor. Daba igual. Era lo de menos. Ayer tenía que ganar y ganó. El Córdoba tumbó al Albacete (1- 0) con un gol de Sergi Guardiola, que incluso se permitió el lujo de fallar un penalti para sentenciar, en el estreno de Jesús León como nuevo propietario en un palco atestado de autoridades (también con Luis Oliver, director general deportivo) Sumó tres puntos vitales en la lucha por la permanencia ante un rival directo. La salvación, de una tacada, se redujo de 10 a 7 puntos por la derrota del Almería. Pero, sobre todo anoche consiguió un puñado de esperanza e ilusión. Alimentó el sueño de que la permanencia aún es posible para una afición que se entregó desde primera hora de la mañana con colas en el estadio para adquirir una entrada y luego en la grada con un apoyo brutal durante el partido. El cambio de dueño y la victoria deben servir de impulso para consolidar esta semana una renovación en el vestuario que pueda conducirle a competir en condiciones de igualdad con sus rivales en la segunda vuelta. La grada lo tiene claro. Acabó coreando el famoso: ¡Sí, se puede; sí se puede! Desde los momentos previos todo salió bien. La música recuperó las canciones más solicitadas por la afición Felicidad Libertad sin ira Libre tras la salida de Carlos González, aunque lo mejor estuvo en la ignorancia absoluta al pasado. Sin reproches. Era el día de dar el paso adelante sin mirar atrás. La afición reconoció el empuje de León por comprar el club. Recibió una ovación con el público en GOLES 1- 0, m. 49: Sergi Guardiola supera a Nadal con un toque sutil de vaselina. ÁRBITRO Pizarro Gómez (Comité madrileño) Amonestó a los visitantes Bela y Perdomo por protestar un posible penalti. ESTADIO El Arcángel. 12.700 espectadores. Vigesimotercera jornada en Segunda. LA FIGURA Jovanovic Es un extremo que marca diferencias, dio la asistencia del gol, provocó un penalti y generó todo en ataque LO MEJOR La victoria, que puede servir de impulso con los cambios LO PEOR El penalti fallado le hizo sufrir un partido que pudo sentenciar con tiempo Clave Al minuto del 1- 0, Guardiola perdonó el segundo con un penalti al poste y dio alas para buscar el empate al Albacete, que atacó con peligro pie al salir al palco como nuevo presidente (ojo, habrá que observar la evolución de esta respuesta después de los 100 días de gracia) A partir de ahí, fue tiempo de los valientes. Para los del campo y para los de la grada. Todos cumplieron. Con todo, el técnico blanquiverde, Jorge Romero, tuvo que realizar cuatro cambios (ya sin Pinillos, la baja de Galán, la gastroenteritis de Edu Ramos y la decisión técnica de sentar a Markovic) Dio entrada a Joao, metió a Fernández en el lateral izquierdo, tapó con Vallejo el medio y colocó a Alfaro en la derecha. El Córdoba, con tanta novedad y cambio de posición (Jovanovic en la izquierda) se atascó en la primera mitad. El entusiasmo de una grada atestada de público e ilusión por el cambio de propietario quizás también lo llevaba el equipo en el cuerpo, pero lo interpretó peor que la afición, especialmente en los primeros 45 minutos. La esperanza de los seguidores la transformaron los jugadores en nervios, mucha imprecisión y precipitación. El Albacete, bien plantado con su defensa de cinco hombres, creó desconcierto con la velocidad de Bela. Menos mal que no logró conectar con Zozulia, una isla para un equipo replegado y sin margen para pillarlo a la contra. Al Córdoba se le atragantó pronto el queso manchego. La digestión era pesada. En el centro del campo ni Vallejo, ni Javi Lara, ni Caballero ni Alfaro daban claridad a la construcción. Todo lo contrario, las pérdidas fueron continuas. El Albacete tuvo más profundidad, aunque tampoco inquietó demasiado a Pawel Kieszek. Jovanovic, volcado en la banda izquierda, se convirtió en el único factor de desequilibrio blanquiverde. Sin embargo, siempre tenía el acoso de varios zagueros. Enrique Martín, desde la grada, había dejado claro el planteamiento. Desconectando al serbio, Sergi Guardiola no entraría en juego. No lo hizo. El Córdoba se marchó al vestuario sin rematar a la portería. La primera mitad no trajo nada. Y parecía que iba a peor. El Albacete arrancó con saña la segunda mitad. A los pocos segundos, Kieszek evitó el 0- 1 con un paradón en un disparo de Dani Rodríguez desde la frontal. Un minuto más tarde, el polaco también repelió una chilena de Zozulia. Sasa Jovanovic, que fue el jugador más desequilibrante, encara a el central Chus Herrero Con el susto todavía en el cuerpo, el Córdoba aprovechó la alegría del Albacete para cogerlo por sorpresa y a la contra. Romero supo cambiar el guion de su equipo para morder a la pieza de caza. De toque a encerrarse para salir a la contra. No lo esperaba el rival. El bloque manchego se creció territorialmente y el conjunto blan-